1. ¿Una playa de arena oscura?

A photo posted by Tamara D. (@plaqueta) on

No, es el Arenal ubicado en el km 3 de la avenida México Ajusco en la delegación Tlalpan. Este sitio está compuesto por pequeñas dunas de arena gris, formada por la ceniza del volcán Xitle. Se ha convertido en un lugar (el único) para practicar sandboard en la Ciudad de México.

 

2. ¿Los famosos rascacielos de Chicago?

A photo posted by Omar G. Munoz (@rood_omar) on

No, se trata de Santa Fe. Un área de gran auge comercial, residencial y de corporativos al poniente de la Ciudad de México.

 

3. ¿Un memorial en Berlín?

A photo posted by leontrujillo (@leontrujillo) on

Sí, se trata de un memorial pero está en la Ciudad de México. Está dedicado a las víctimas de la violencia y lo pueden visitar en Paseo de la Reforma y Campo Marte.

 

4. ¿Esculturas en un campo de Escocia?

No, se trata del Espacio Escultórico de la UNAM. Este sitio fue inaugurado en 1979 para conmemorar los 50 años de la UNAM. Está inspirado en la perfección circular y consta de 64 estructuras piramidales que resguardan lava petrificada, producto de la erupción del cercano volcán Xitle. Forma parte del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

 

5. ¿Los bosques boreales de Canadá?

A photo posted by Jessica Ramírez (@jey_21) on

Se trata del Desierto de los Leones. Este hermoso parque nacional se encuentra al poniente de la ciudad y cuenta con más de 1,800 hectáreas de bosque donde vive una gran variedad de especies de flora y fauna. ¿Quién dijo que no se podía disfrutar de la naturaleza dentro de la ciudad?

 

6. ¿Central Park en Nueva York?

A post shared by Rulo Luna Ramos (@rulo.luna) on

No, es el lago de Chapultepec. Al fondo se pueden apreciar algunos edificios de la zona de Polanco. Los alrededores de esta zona se han poblado recientemente de rascacielos que contrastan con la calma que se disfruta al interior del Bosque de Chapultepec.

 

7. ¿Un gélido lago en Finlandia?

A photo posted by Hear We Go (@hearwegomexico) on

No, se trata del canal de Cuemanco en Xochimilco. Se puede transitar de día y de noche, a bordo de las famosas trajineras.

 

8. ¿El Paseo del Prado en Madrid?

No, es el fascinante Centro Histórico de la Ciudad de México. Una mezcla de arquitectura mexicana, europea y prehispánica imposible de encontrar en ninguna otra ciudad. No por nada nuestra capital tiene el mote de Ciudad de los Palacios.

 

9. ¿Una nevada en alguna ciudad europea?

A post shared by Stefano (@adryanstrife) on

No, se trata nuevamente del Centro Histórico de la Ciudad de México. Han sido contadas las nevadas naturales que han caído en la ciudad, la capital mexicana no es una urbe donde la nieve aparezca cada invierno. Sin embargo, a partir de hace unos años, en la temporada de fiesta navideñas, en la calle de Madero se hacen nevadas artificiales para que los capitalinos vivan la experiencia de ver caer copos de nieve sobre sus cabezas.

Claro que también contamos con paisajes que son incomparables y no podrían ocurrir en ningún otro lugar del mundo. Por ejemplo…  

 

10. Zona arqueológica de Cuicuilco.

A photo posted by Tlatollotl (@tlatollotl) on

Ubicada al sur de la ciudad, en el cruce de dos grandes vías automovilísticas (Periférico e Insurgentes), fue uno de los primeros centros religiosos cívicos del altiplano mexicano. Es fácil olvidar que estás en medio de la ciudad al recorrer este recinto.

 

11. Parque Ecológico de Xochimilco.

Este hermoso parque es un área natural recuperada que desea recordar el paisaje que alguna vez vieron los antepasados de la zona. Su finalidad es enseñar una cultura a favor del medio ambiente a través de la recreación familiar.

 

12. Bosque de Chapultepec.

El Bosque de Chapultepec es el parque urbano más grande en la Ciudad de México y un sitio de recreación familiar de gran tradición entre los capitalinos. En sus más de 600 hectáreas se pueden encontrar recintos culturales, restaurantes, lagos, el increíble Castillo de Chapultepec y muchos otros sitios de entretenimiento y aprendizaje. 

 

Foto de portada: Artotem