1

Lo colorido de su arquitectura probablemente sea justo lo que necesitas para mejorar tu ánimo, pero a ti te gusta estar medio blue… Crédito: Valparaiso por Pierre-Yves Babelon en 500px.

2

¿Encontrar vida y bohemia en cualquier rincón de la ciudad? Pero... ¡qué dolor de cabeza los artistas callejeros! Seguro que opinas que deben buscarse un trabajo "de verdad". Al Festival de las Artes de Valparaíso mejor ni te acercas. Crédito: Juakonoise (Gatofilia)

3

¿Encontrar, además, diversidad de personas por todas partes, entre locales y turistas? Para ti, esto sin duda significa que ya no hay identidad y que se están perdiendo las tradiciones. Visto en las afueras de la Casa Museo La Sebastiana, Fundación Pablo Neruda - Crédito: stevendepolo.

4

¿Quién quiere visitar las múltiples caletas de pescadores y comer productos marinos frescos? A ti te dan desconfianza esos pescadores... es que de pequeño te aterrorizaron con historias de piratas, y ahora debes conformarte con pescado enlatado. Crédito: Paila Marina by Álvaro Felipe Miguieles Lechenbauer on 500px

5

Además, no comprendes la riqueza de la biodiversidad de la zona ni te interesa visitar al Museo de Historia Natural de Valparaíso para enterarte. Ya estás muy viejo para aprender... Vía: www.mhnv.cl

6

¿Perderse en los cerros donde vive la gente y poder mirar atardeceres en el Océano Pacífico? ¡Qué cansancio subir escaleras todo el día! Crédito: Valparaiso by Imago Mundi on 500px.

7

¿Para luego bajar a caminar por la costa y contemplar el océano Pacífico? Mejor no. Es que tienes miedo que te pille algún monstruo marino. Crédito: Caleta Portales - Valparaíso - Chile by Daniel Aguilera Sánchez on 500px.

8

El transporte es muy antiguo. Los tranvías, funiculares y ascensores no tienen ningún encanto, tú prefieres lo moderno. Crédito: 95/365 by Louis Imbert on 500px.

9

¿Gente pintada en el festival de los mil tambores? Tú pasas... opinas que esos locos confunden libertad de expresión con libertinaje. Crédito: jonathanhood.

10

¿Pasar un año nuevo en el más extenso despliegue de fuegos artificiales de Chile? No le ves el encanto. Crédito: Valparaíso en Año Nuevo by Bea Angulo on 500px

11

Comer las mejores chorrillanas de Chile en el J. Cruz es una dosis de carbohidratos demasiado grande para tu dieta. ¿Y si son tan buenas que no puedes dejar de comer? Crédito: Sebastian J. Echeverria.

12

Hay demasiado arte callejero... tanto, que te parecerá monótono caminar por sus calles. Crédito: culturadered.

13

Y lo peor: ¡después no podrás volver a acostumbrarte a la monotonía de una ciudad gris! Crédito: Serie: Había una vez... por Milton Dorat en 500px.

14

¿Encontrar cultura en todas partes, en un sitio declarado patrimonio mundial por la UNESCO? ¿Caminar por el hogar de Pablo Neruda y tantos otros que se han cobijado acá? Tú no sabes ni quiénes son ni por qué te tiene que importar en el presente. Crédito: Klausiee.

Imagen de portada: culturadered.