1

Pasear por La Candelaria y conocer toda la historia de la capital entre calles y casas muy antiguas (con más de 400 años) no te parece lo suficientemente enriquecedor.

Crédito: "Les Hauteurs de la Candelaria", por Julien Vidal en 500px

2

En Bogotá puedes visitar más de 58 museos de todo tipo, incluyendo el Museo del Oro con la colección más importante del mundo. No querrás que te tienten con tanta riqueza cultural...

Crédito: Carlos Andres Rivera en 500px

3

¿O ir a Maloka? Tú eres un adulto. Aprender jugando y experimentando en uno de los centros de conocimiento más modernos de Latinoamérica no te interesa, porque no hay nada que te puedan enseñar allí, ¿cierto?

Crédito: pahowho

4

Bogotá está 2600 metros más cerca de las estrellas, y cuenta con el Observatorio Astronómico de la Universidad Sergio Arboleda. Pero tú no querrás "perder el tiempo" mirando al cielo...

La fotografía fue tomada con el Telescopio LX200 Meade de 10” del Observatorio Astronómico de la Universidad Sergio Arboleda. "Luna de los cerros orientales" por David Alejandro Salazar Sarmiento, Estudiante de Ingeniería de Sistemas, Vía Universidad Sergio Arboleda.

5

Bogotá es la ciudad con más ciclovías en el mundo, pero tú piensas "no, gracias, tengo mi elíptica en casa".

Crédito: Bicicorredores por Jairo López en 500px

6

Los santuarios de Monserrate y Guadalupe son únicos en el mundo por su historia y ubicación, pero tú prefieres quedarte en casa viendo la misa por televisión.

Crédito: Monserrate por Jorge Rueda en 500px

7

Tampoco se te ocurre recorrer a pie o en bici uno de los circuitos más importantes del mundo del arte urbano. Con ver lindas fotos en Street Art in Colombia te resulta suficiente.

Vía

8

Trotar y respirar aire puro en el parque Simón Bolívar, con más espacio y naturaleza que el mismísimo Central Park de Nueva York, no es lo tuyo. ¿Hacer ejercicio? ¿Correr? Tú no necesitas una dosis de vida saludable.

Crédito: Bogota (Col) por César René Blanco en 500px

9

¿Salir y disfrutar de la más variada oferta gastronómica en la Zona T, Virrey o la 93, para luego ir de fiesta a algunos de los mejores sitios de la ciudad? "Sorry, tengo mucho trabajo, ¡la próxima!" seguro es tu respuesta...

Crédito: "Lights" por Cedric Favero en 500px

10

Seguramente tampoco estarás de ánimo para el septimazo cultural del viernes en la noche, acompañando las charlas con un buen tintico caliente. Lo tuyo no es la vida nocturna.

Crédito: "Bogota D.C" por Camilo Baez B. en 500px

11

¿Deleitarse con el plato más típico de la capital, el famosísimo Ajiaco, calientico y en un placentero restaurante familiar a las afueras de la ciudad? Mmmm, no, prefieres hamburguesa a domicilio.

Crédito: "Chicken?" por Ruben Sanchez en 500px

12

Un paseo por uno de los páramos más grandes del mundo, el páramo de Sumapaz, no te llama la atención. Seguramente el clima involucre frío y lluvia, mejor te quedas entre las cobijas.

Crédito: Thyvault Asdf en 500px

13

Ir de compras a los famosos mercados de pulgas, como el San Alejo, te parece que es para personas melancólicas o medio hippies. Y tú, claramente, prefieres todo nuevito, sin historia, Nada de artículos sacados de otro mundo...

Crédito de ambas fotos: arttesano.

14

No tienes ni un segundo para un tour en el Tren de la Sabana que te "conecta" con los alrededores de Bogotá. Los videojuegos ocupan tus fines de semana.

Crédito: El tren de la tarde... por Orlando Leal en 500px

15

El salto del Tequendama te hará sentirte pequeño y las alturas te dan un poco de miedo... si quisieras cosas que asustan, irías al cine a ver una de terror.

Crédito: por Louis Caya en 500px