1. ¿Visitar un archipiélago conformado por 13 islas grandes, 6 islas medianas y 215 islotes, cada una con diferente flora y fauna? Francamente no suena tan interesante…Mirar tele siempre es mejor plan.

 

2. Existe un alto riesgo de encontrarte con lobos marinos mientras caminas por la playa. ¡Qué miedo! Parecen animales bastante peligrosos.

Crédito: Michael R Perry

 

3. ¿Y qué me dicen de estos aterradores pingüinos? ¡Ni loca me atrevo a pasar por su lado!

4. Además me causa un poco de desconfianza que las rocas tengan estas formas tan raras.

 

5. Y que en medio de paisajes marinos crezcan cactus…simplemente no es normal. O es playa o es desierto, no las dos cosas a la vez.

Crédito: Kathy Drouin

 

6. ¿Perderme la hora de la siesta por ver estos atardeceres anaranjados en las diferentes islas de Galápagos? No tienen nada de especial, es cuestión de tomar una foto y ponerle un filtro de Instagram.

7. ¿Y quién querría ver en vivo a los famosos piqueros de patas azules que fueron objeto de estudio de Charles Darwin hace muchos años atrás? Eso se lo dejo a los científicos y a los que disfrutan de la historia.

Crédito: p.j.k.

 

8. No entiendo qué tiene de especial el poder visitar una playa con arena roja, a la final arena es arena, no importa de qué color sea.

Crédito: p.j.k.

 

9. Aparte El Solitario George ya murió…y ya no quedan muchas tortugas por ver.

Crédito: p.j.k.

 

10. ¿Ir de excursión a uno de los volcanes más activos de Galápagos que posee unos 535.000 años de edad? Paso, es algo muy extremo y seguro por el cansancio me quedo en medio camino.

Crédito: Michael R Perry

 

11. Y ok, lo admito… en tu viaje vas a poder ver a animales que nunca antes has visto, como los pájaros fregatas, pero seguro en Google Imágenes vas a encontrar fotos tomadas de diferentes ángulos y con mejor resolución.

 

12. ¿Quién querría bucear en un mar que parece un inmenso acuario? Yo me conformo con la piscina del hotel.

13. Además surfear en las playas de un lugar que es considerado Patrimonio Natural de la Humanidad no es mi idea de diversión. Las olas no son tan buenas y siempre terminas con arena en todo tu cuerpo.

 

14. ¿Por qué diablos querrías visitar una playa virgen donde no hay vendedores ofreciéndote pulseritas, gafas o sombreros? Recostarte en la arena blanca a tomar el sol y a disfrutar del sonido del mar sin que nadie te moleste, suena un poco aburrido, ¿o no?

Crédito: Vince Smith

 

15. Y es que definitivamente no es de confiar un lugar en el que existan más reptiles que turistas. Nunca te acostumbrarías a tanto silencio.

Crédito: winkyintheuk

 

16. Realmente no comprendo por qué a las Galápagos se las conoce como las Islas Encantadas, claramente es una exageración.