1. ¿Explorar los inmensos lagos de la Patagonia? No gracias, te parece cosa de viejos…

2. ¿Qué sentido tiene ir a Puerto Madryn a ver como cientos de ballenas francas vienen a aparearse y a reproducirse? El intenso viento del mar patagónico va a despeinarte, mejor quedarte cómodo en casa.

Crédito: Mazzali

3. Y ni que fuera interesante ver unos pedazos de hielo caerse al agua… ¡qué perdida de tiempo!

4. La costa de la Patagonia Atlántica te parece tan poco emocionante… Kilómetros y kilómetros de mar y cielo solo para vos… No gracias, vos preferís las multitudes en el shopping.

5. ¿Y si justo cuando vas llueve?

Crédito: Vincent Etter

6. No entendés qué clase de loco querría andar a caballo por la Patagonia, en el medio de la nada, rodeado solo por montañas, bosques y ríos de agua pura… No, si vos preferís manejar por Buenos Aires en hora pico mientras escuchás la radio.

Crédito: Gonzalo Baeza

7. ¡Recorrer la Ruta 40 es demencial! No existen estaciones de servicio, ni hay señal de celular y lo más sospechoso de todo es que ni siquiera hay WI-FI. ¿Qué clase de loco querría arriesgarse a no poder postear las fotos de su viaje en Facebook?

8. ¿Y tanto lío por el Mt. Fitz Roy? ¿Es que nunca vieron una montaña?

9. Ver tantas estrellas juntas te aterroriza, no vaya a ser que se caigan sobre tu cabeza…

Noche de San Fermin por Jeremias Thomas en 500px

10. ¿Bariloche al atardecer? No ves qué tiene de especial una ciudad construída en la costa del Lago Nahuel Huapi, rodeada de bosques y de montañas.

11. Sobrevolar los glaciares de Viedma te parece una actividad altamente peligrosa. Mejor te quedas en casa a leer una revistita…

Viedma Glacier. Aerial pano by Vadim Balakin on 500px

12. Hacer deportes de nieve en cualquiera de los internacionalmente famosos centros de esquí de la Patagonia te parece muy peligroso. Además, no hay caso, jamás vas a entender qué tiene de divertido jugar en la nieve…

13. Probar los vinos patagónicos no te interesa para nada. Si vos con una gaseosa en lata te contentás.

14. ¿Cordero patagónico para tu almuerzo? No, gracias, vos preferís cosas más finas…

Crédito: Nestor Galina

15. ¡Y hay demasiadas variedades de chocolate! No vas a saber cuál elegir de postre. Mejor ahorrarse el mal momento.

Crédito: Lian Chang

16. ¿Cerezas, frambuesas, frutillas, arándanos y todo tipo de fruta fina y bayas salvajes directamente desde las plantas y árboles hacia tu boca? No, gracias, preferís serles fiel a tus galletitas de agua…

Crédito: Dick Culbert

17. ¿Comprar artesanías Mapuche hechas a mano, de acuerdo a tradiciones antiquísimas? Mmm…no, es cosas de hippies.

18. ¡Ouch, tantos colores te van a lastimar los ojos!

19. Y sí, tenés razón: la belleza de la Patagonia está totalmente sobrevalorada.