México cuenta con el primer Bien Mixto de Patrimonio Mundial