Quintana Roo

En honor a Andrés Quintana Roo, héroe de la independencia y diplomático que negociaría el anexo de la República de Yucatán a la federación mexicana.

San Luis Potosí

En honor a San Luis y a la rica mina de oro y plata del Cerro de San Pedro, y como homenaje a la ciudad minera de Potosí, en Bolivia, ya que ésta también era una ciudad que producía plata. P’utuqsi es un topónimo quechua que significa “ruido”.

A photo posted by Willy (@willys_pix) on

Sinaloa

“Pitahaya redonda”.

Sonora

Existen dos posibilidades del origen del nombre Sonora: El primero proviene del ópata Xunuta, “lugar de maíz”, y el segundo proviene del Tohono O’odham (pápago), Sonota, que significa “lugar de plantas”.

A photo posted by Ana Ugalde (@anaugalde) on

Tabasco

Existen dos hipótesis: 1. Del náhuatl tlapalco, “tierra húmeda”, o 2. proveniente de Tabscoob, cacique indígena de la región.

Tamaulipas

Del huasteco tam y holipo, “lugar de las cumbres”.

Tlaxcala

Del náhuatl tlaxcallān, “lugar de la tortilla de maíz’”, que es una deformación del nombre original Texcallān, que significa tierra de riscos.

Aguascalientes

Su origen es bien literal y hace referencia a las aguas termales que hay en la región.

Veracruz

Toma su nombre de la que fue su ciudad principal durante la colonia, el Puerto de Veracruz.
Originalmente este nombre le fue dado a la primera ciudad española fundada en la Nueva España por Hernán Cortés, en 1519, de forma original como «La Villa Rica de la Vera Cruz». “Vera” significa “verdadera”, es decir, «La Villa Rica de la Verdadera Cruz». Debido a que la ciudad fue desplazada geográficamente, la Ciudad y el Puerto de Veracruz tomaron el nombre de Veracruz.

A photo posted by Al-Shaer (@alshaer_farhadi) on

 

Chihuahua

Ha sido muy discutido por historiadores y lingüistas. Existen varias acepciones: proveniente de lenguas como el náhuatl y el rarámuri, como: Lugar donde ladran los perros (debido a la abundancia de xoloescuintle), ”lugar donde se juntan las aguas de los ríos» (haciendo mención de los Ríos Sacramento y Chuvíscar) o «lugar seco y arenoso» (del náhuatl «Xicuahua”, “lugar árido» o «lugar arenoso”).