Empecemos por el rey del taco chilango, el único, el inigualable ¡taco al pastor!

A photo posted by Danny Gutierrez (@daguti_) on

 

 

 

¿No se les antojan una quesadillas de huitlacoche con queso? (Sí, se piden con queso).

 

A photo posted by @mauricioperez123 on

 

Pero no dejemos de lado al resto de las garnachas chilangas. ¿A alguién se le antoja una gordita de chicharrón?

A photo posted by Guillermo Cruz (@gcruzponce) on

 

 

 

¿Qué tal uno de esos sopes que alcanzan para comer dos días?

 

 

Y tampoco pueden faltar las flautas, tradición gastronómica de toda kermés.

A photo posted by @lety78_g on

 

 

 

El chicharrón preparado, siempre presente en todo parque que se respete.

 

 

Las tortas gigantes nunca han sido acusadas de publicidad engañosa.

 

 

 

 

Pásenle también a los tacos de carnitas, ¿cuántos joven?

 

 

El pambazo: quién diría que toda la pirámide alimenticia cabe en un pan… bañado en salsa… y frito.

A photo posted by Claudia (@claudiappiastro) on

 

 

 

Nada para calmar el hambre de media tarde como un buen elote.

 

A photo posted by Kayla Ⓜ️ (@imkayla) on

 

O un vaso de esquites para los que no quieran terminar tan embarrados (las patitas son opcionales).

A photo posted by @cali_lada_losangeles on

 

 

 

No olvidemos la piedra angular de todo desayuno chilango: la guajolota, sobrecargando de carbohidratos a gente hambreada todas las mañanas.

 

 

¿Te siguen haciendo falta carbohidratos? Pásate la guajolota con un champurrado y acompáñalo con un pancito.

A photo posted by Emily👯💁 (@i36459) on

 

 

 

Tostadas de pata para el antojo.

 

 

Éntrenle a la nueva reina de las tortas chilangas: ¡la asombrosa torta de chilaquiles!

A photo posted by Adrián Román (@road85) on

 

 

 

De postre pueden encargar un camote o un plátano frito al señor del carrito que espanta.

 

 

O pueden retar nuevamente a sus papilas gustativas con una súper chamoyada.

 

 

 

 

Y claro, no podían faltar -por omnipresentes- los ricos, los deliciosos, los siempre calientitos… ¡tamales oaxaqueños!

 

A photo posted by LYGR (@legardulenotch) on


Fotos del collage de la portada por: Megumi, Ari Helminen, stu_spivack, Aaron y Larry Jacobs.