1

Encontrarnos con Mafalda a cada rato.

Crédito: xabier otegi