1

Caminar por sus municipios coloniales, considerados los más limpios, románticos y cargados de historia de México te parece muy aburrido. Mejor quedarte en casa mirando la novela… Crédito: Bud Ellison

2

¿Y esos colores? Ouch, ¡demasiado intensos para tus ojos acostumbrados a la pantalla de la compu… Crédito: Bud Ellison

3

Te lo advierto: San Miguel de Allende es peligrosamente bonito. No vaya a ser que te guste tanto que quieras volver una y otra vez… ¡mejor no correr el riesgo de enamorarte así de un lugar! Crédito: Anna Grajales

4

Además, encontrar un buen hotel en San Miguel de Allende, donde puedas relajarte, te va a resultar una empresa casi imposible… Crédito: Hotel Real de Minas

5

No crees que puedas aprender nada de tu visita al Museo de las Momias de Guanajuato, mejor quedarte a ver las películas del Santo en casa… Crédito: Museo de las Momias de Guanajuato

6

¿Que en León puedes ordenar unas ricas guacamayas acompañadas de cebadina? Mmmm, demasiada frescura para tu gusto… Crédito: León Guanajuato.com

7

Ir al Festival Rally México suena tentador, pero temes que tanta diversión de golpe pueda hacerle daño a tu corazón… Crédito: León Guanajuato.com

8

Lo mismo con visitar el Parque Guanajuato Bicentenario: Temes no poder digerir tanta emoción de una sola vez. Crédito: Parque Guanajuato Bicentenario

9

Recorrer esos barcitos en la capital, llenos de estudiantes y donde puedes divertirte hasta la madrugada te parece muy sospechoso…Mejor no arriesgarte y ordenar una chela en el bar del hotel. Crédito: JoAnto

10

Y caminar por estos túneles históricos cargados de leyenda, que se iluminan de noche para ti, no es lo suficientemente atractivo para ti… Crédito: Steve Bridger

11

Parece ser que la gente de Guanajuato es extremadamente simpática… ¡Si tú sólo viajas para ver paisajes, no para hacer amigos! Crédito: Russ Bowling

12

Vas a ir en pareja y te preocupa en extremo que no haya ni un lugar romántico donde darse un beso y sacarse fotos como esta… Crédito: Bud Ellison

13

¿Que hay una comida llamada “caldo de oso”, hecha con jícama picada, mango, jugo de naranja, limón, chile piquín y queso rallado?… ¡Guácala! ¿Están seguros de que no tiene oso? Foto por el autor.

14

Y no hay nada dulce para comer… Crédito: Paul Asman and Jill Lenoble

15

No te parece tan emocionante celebrar el 16 de septiembre en Dolores Hidalgo, “la cuna de independencia de México”. Parece que celebran hasta muy tarde y tu máximo anhelo en la vida es irte a dormir temprano… Crédito: José Juan Figueroa

16

No crees que el Estado de Guanajuato pueda sorprenderte con música y canciones… Crédito: Russ Bowling

17

El Templo Expiatorio está sumamente sobrevalorado para tu gusto. No entiendes por qué todos se vuelven locos por esta joya neogótica… Crédito: Enrique López Tamayo

18

Las tradiciones religiosas te parecen demasiado coloridas y perfumadas… Temes que tanto estímulo sea dañino para tus sobrios sentidos. Crédito: Hernán García Crespo

19

Por último, temes que si el estado de Guanajuato es tan bonito como te contaron… ¡No quieras irte más! ¡Viva Guanajuato! Crédito: Bud Ellison