Puedes viajar por el mundo con menos dinero del que gastas por mes en pagar tus cuentas.

Foto de Gina

¿Quieres leer esto en inglés?

VIAJAR POR EL MUNDO es barato y fácil. De hecho, con un poquito de práctica y un mínimo de esfuerzo, puedes conocer el planeta gratis.

La idea de que viajar es caro y complicado es una tontería inventada por las compañías de turismo, las cadenas hoteleras y las corporaciones mediáticas.

La industria del turismo quiere que le compres paquetes para viajar en cruceros o alojarte esos resorts all-inclusive. Ellos esperan que elijas tu experiencia de viaje de la misma manera en que eligirías una chaqueta nueva. Lo único que quieren es tu dinero.

La industria del turismo no quiere que revele estos simples secretos para viajar gratis, pero voy a compartirlos contigo de todas maneras.
Puede resultarte todo un desafío el aventurarte al mundo sin mucho más que optimismo y buena voluntad, pero la libertad personal empieza siempre con un acto de fe.

1. Conéctate con la alegría de viajar,
La alegría de vivir una nueva experiencia es lo maravilloso de viajar. Y las nuevas experiencias son gratuitas.

Viajar te libera de la monótona rutina diaria. Vas a explorar nuevos lugares, conocer gente nueva, probar comidas desconocidas y descubrir cosas sobre el mundo y -sobre ti mismo- que nunca te hubieras imaginado.

La alegría de vivir una nueva experiencia es lo maravilloso de viajar. Y las nuevas experiencias son gratuitas. Caminar por la ciudad. Detenerte a conversar con un lugareño. Contemplar la vida local desde el banco de una plaza. Subir hasta la cima de una montaña y mirar la caída del sol sobre el mar.

La dicha de estar en un lugar nuevo es cuestión de simplemente ir a un lugar nuevo. No se necesita ningún paquete turístico para eso.

2. Mantén tus necesidades al mínimo.

La economía moderna está construída sobre la falsa premisa de que la gente necesita comprar cosas y servicios todo el tiempo. Y otra vez digo que esto es una tontería.

La gente necesita aire fresco, comida sana, agua limpia, ejercicio, estimulación, compañía, autoestima y un lugar seguro donde dormir.

Todas estas cosas son fáciles de conseguir. Y la mayoría son gratuitas. Para el aire fresco, sal a la calle. Para hacer ejercicio, ve a caminar. Para estimulación, visita un lugar nuevo. Para compañia, hazte un amigo. Para mejorar tu autoestima, apaga la tele, respira hondo y abre tu espíritu a la benevolencia del mundo.

Te remito al # 5 de mi lista para información sobre cómo obtener comida y alojamiento gratis.

3. Anda despacito.

Costa de Camboya. Foto por Ryan Libre

Si quieres tomarte dos semanas de vacaciones en África, va a ser muy difícil (o directamente imposible, fíjate en el # 8) viajar gratis.
De hecho, cuanto más creas que el tiempo es dinero, más dinero vas a gastar.

El tiempo no es dinero. El tiempo es gratis. Y tú tienes todo el tiempo del mundo.

En lugar de comprarte un pasaje de avión, viaja por tierra, o remodela un viejo velero, o monta tu bici lejos de la ciudad. Cuanto más lenta sea tu manera de viajar, menos será el dinero que gastes.

4. Deja atrás tus posesiones y tus obsesiones.

Cuando viajas, no necesitas pagar renta. No necesitas un horno, ni una lavadora, ni electricidad, ni cable, ni un pase para el gimnasio, ni un sofá, ni un armario lleno de ropa.

No necesitas llevar traje y corbata para trabajar porque no necesitas un trabajo. No necesitas preocuparte por pagar las cuentas, porque no hay cuentas que pagar. Eres libre.

5. Confía en la gente y recibirás comida y alojamiento gratis.

Mucha gente está dispuesta a abrir sus hogares para los viajeros. Colabora con los quehaceres de la casa y recibirás también una comida gratis.

CouchSurfing y WWOOF son redes fantásticas para los viajeros que deseen conectarse con anfitriones locales. Los miembros de CouchSurfing están dispuestos a dar alojamiento por una o dos noches. WWOOF conecta a los viajeros con granjeros dedicados a la producción orgánica, quienes darán techo y comida a cambio de trabajo en el lugar.

Muchos miembros de CouchSurfing y WWOOF buscan ser una alternativa a la cultura consumista de alto impacto.

6. Aprende a hacer artesanías o desarrolla una habilidad nueva.

Si ya tienes un arte, eres cocinero, criador de animales, masajista, músico o carpintero, puedes trocar tu trabajo por comida y alojamiento gratis.

Las destrezas apreciadas universalmente -como la de cocinar-, son las mejores, aunque también hay mucha demanda de otros oficios, como diseñador de sitios Web. Enseñar tu idioma allá adonde viajes también puede ser una manera de viajar gratis por el mundo.

Cuanto más tiempo tengas para viajar, más sencillo será convenir un arreglo de este tipo con tu anfitrión local.

Cuanto más tiempo tengas para viajar, más sencillo será convenir un arreglo de este tipo con tu anfitrión local.

7. Vete fuera de la ciudad.

Si bien es posible viajar gratis en una gran ciudad, resulta por lo general mucho más difícil. Las ciudades están construídas para gastar dinero, y las necesidades básicas como el aire fresco, el agua limpia y un lugar seguro para dormir son más dificiles de cubrir.

Vete al campo, a las afueras, donde la gente es más relajada, la comida es abundante y el lugar amplio para que el viajero disponga su saco de dormir bajo las estrellas.

8. Encuentra un trabajo que implique viajar.

Si necesitas un salario fijo para pagar deudas o mantener a tus hijos, busca un trabajo que involucre viajar. Hay millones de trabajos en la economía global que requieren que viajes.

Por supuesto que hay algunos trabajos más fáciles de querer que otros, y muchos de estos trabajos que involucran viajar involucran también la destrucción de los ecosistemas o las tradiciones locales. Si es posible, evita los trabajos que no sean éticos: son malos para la salud y mucho peor para el alma.

9. Mantén intacto el don de descubrir.

Para viajar por el mundo necesitas de una mezcla justa de capacidad de organización y planeamiento con la apertura necesaria para aprovechar las oportunidades tal y como se presentan.

¿Tu nuevo amigo de CouchSurfing quiere un acompañante para su paseo por el campo? ¡Ve a buscar tu mochila y acompáñalo!
Como escribió Kurt Vonnegut “Las oportunidades para viajar son clases de baile de Dios”.

¡A bailar entonces!

¿Cuáles son tus consejos para viajar por poco dinero o gratis por el mundo? ¡Cuéntalas en los comentarios!