Crédito: Poncho Equihua

Porque Sonora es más que la mejor carne asada de México, aquí diez platillos que comprueban que nuestra cocina es variada y deliciosa. ¡Trágame tierra y escúpeme en Sonora!

 

1. Tacos cebositos

No conoces los mejores tacos del mundo hasta que pruebas estos. ¿Qué tienen de especial? Carne jugosa y tierna asada a la perfección, jugo de tomate y la tortilla… no te lo puedo explicar. ¡Los tienes que probar!

 

2. Hot dogs

Los “dogos” sonorenses tienen reconocimiento internacional. La afamada revista francesa Saveur les dio una posición en el ranking de los 100 platillos más deliciosos del mundo. ¿Necesitas otro motivo para probarlos?

 

3. Cahuamanta

Imagínate un delicioso consomé de mantarraya… sí, mantarraya. Hace algunas décadas este tradicional platillo de las costas del Pacífico se preparaba con tortuga marina, popularmente conocida como caguama. Ante el peligro que corre la especie y la prohibición de su caza, se ha sustituido su carne por la de mantarraya. En ocasiones acompañada de camarón, este platillo es una verdadera delicia que suele sorprender gratamente a los visitantes.

 

4. Tacos de cabeza

Nada que ver con la versión grasosa de otras partes de México. Estos tacos son carne magra cocinada lentamente. Otra grata sorpresa para los visitantes.

 

5. Burros percherones

¿Cuál es la parte corporal emblemática del burro? Ahí la explicación del término utilizado para estos wraps con tortilla de harina gigante, mejor conocida como “sobaquera” y rellenos de papas con machaca, carne asada o lo que se te ocurra. Cuidado con el tamaño, uno es más que suficiente para el apetito más voraz.

A photo posted by Yahir Music (@yahirmusic) on

 

6. Cecina

En Toluca puede ser tan delgada como una hoja de papel, en otros lugares es un corte sazonado… pero en Sonora es un trozo grueso y jugoso de carne salada y secada al aire para después ser asada a las brasas. Si te preguntas cómo es que la carne seca puede ser jugosa, tienes que probarla.  Eso sí, acompañada de sus respectivas tortillas sobaqueras, guacamole, frijolitos puercos y panela asada. ¡Trágame tierra y escúpeme en Sonora!

 

7. Sushi sonorense

Esto puede sonar poco prometedor, pero te aseguro que no te arrepentirás. En Ciudad Obregón el sushi es toda una experiencia, poco japonesa pero muy sonorense. Makis tamaño mutante rellenos de tocino con tierno camarón de bahía, salsa de soja picante y un sinfín de ingredientes que convierten el delicado plato japonés en una experiencia mexicana y barroca para los más glotones.

A photo posted by Raul Topete (@raul_topete) on

 

8. Cachoreadas y mariscos

El Mar de Cortés es generoso y el sonorense muy creativo. ¿Se te antoja una cachoreada? No pienses mal, se trata de una tostada repleta de jugosos y enormes camarones del Mar de Cortés, pulpo, callo de hacha y jaiba. Un platillo así, sin duda levanta pasiones.

A photo posted by Cayomango (@cayomango) on

 

9. Gallina pinta

Caldo de res con frijol entero y maíz. Este plato es el perfecto ejemplo de la sobriedad y deliciosa sencillez de la cocina sonorense en sus orígenes. Es un plato fácil de preparar que se come en lo cotidiano, pero no por eso deja de ser delicioso. Acompañado de cilantro, cebolla, limón y los indispensables chiltepines, entenderás por qué las mamás sonorenses insisten en comer caldo caliente en pleno verano a 48º C. Ni la más alta de las temperaturas veraniegas nos quita este antojo.

A photo posted by Maria 🌺 (@sirebria) on

 

10. Coyotas

Rellenas de cajeta y nuez, piloncillo, guayaba… y acompañadas de un cafecito. ¡El postre ideal! 

A photo posted by Carlos Veliz (@veliz_charly) on