1. Kaftán o Túnica

Una prenda versátil donde las haya, cómoda y ligera que puedes utilizar en todas las situaciones que imagines. Y es que un kaftán no debería faltar en la maleta de ninguna mujer.

¿Estás en la playa? Con un kaftán arreglaste el outfit de hoy. ¿Te ha surgido una cita para tomar una copa en un local chic y no llevas nada apropiado en la maleta? Ponte un kaftán con unas sandalias planas y un maxibolso, y disfruta de la noche.

 

2. Leggins

Otra de las prendas que no deberían faltar en ningún equipaje. Y es que sólo tienes que combinarlos con una camiseta larga o una túnica y tendrás arreglado el día. Aparte de la versatilidad, es una prenda muy agradecida a la hora de lavarla ya que no necesita ningún cuidado especial y se seca en poco tiempo, algo imprescindible cuando estás de viaje.

 

3. Foulard


No sin mi foulard. Esa es la frase que cualquier mujer debería tener en la cabeza cuando prepara su maleta para ir de viaje.

Contra más grande mejor y si puede ser, también en algún color neutro, así podremos darle más usos. Rodeando el cuello una mañana fría o sobre los hombro una tarde-noche, utilizándolo tanto como complemento de moda, como para cubrirte de la fría brisa.

Y cuando salgas, aunque haga calor, no lo olvides en el hotel, mételo en el bolso que seguro, en algún momento del día lo necesitarás.

 

4. Pantalón tejano clásico

Imprescindible sea cual sea el destino de tu viaje. Da igual si es una escapada rural o urbana, si es un viaje largo o una escapada de fin de semana, no olvides meterlo en tu maleta.

Si el viaje es de unos días, con uno básico tendrás suficiente y si el viaje es de más de una semana opta por llevar un par o tres, al ser posible de diferentes tonos para poder combinarlos.

 

5. Jersey Oversize

Otro de los imprescindibles en una maleta y más ahora que están tan de moda. Lo puedes combinar con unos vaqueros clásicos, con unos leggins o con unos shorts y completar así el look del día.

 

6. Camiseta o camisa informal blanca


Perfecta para cualquier situación o destino según cómo la combines.

Si quieres un look fresco para un día lleno de visitas y caminatas en la ciudad, opta por un tejano o short con una camiseta blanca y sandalias planas o bambas.

Y si quieres algo más chic, vaqueros slim, con camisa blanca informal y maxi bolso. No falla. Irás perfecta, a la última y marcando tendencia sin tener que cargar con cientos de prendas en la maleta.

 

7. Bikini y pareo

No sólo para la playa, sino también para las tardes de piscina. Basta con un bikini si es una escapada, o dos si es un viaje largo con previsión de varios días de playa.

No dejes atrás el pareo, aunque siempre puedes utilizar el maxi foulard, unas gafas de sol y un sobrero para estar a la última y protegerte del sol.

 

8. Short

La prenda perfecta tanto para un día de playa como para salir por la noche a cenar. La clave está en utilizar los complementos adecuados para convertir el look de día en un outfit de noche.

Lo mejor es optar por unos básicos, sin estampados, para poder combinarlo de manera más acertada.

 

9. Un par de camisetas básicas

Según la duración del viaje puedes adaptar la cantidad, pero mínimo que sean de dos colores diferentes, a ser posible básicos y que combinen con las pantalones que lleves en la maleta, algo que no será difícil si optas por colores neutros como negro, grises o gamas de marrones.

 

10. Maxi Bolso


El alma de la fiesta y es que este es un complemento básico para cualquier mujer. Básico y útil, ya que podremos utilizarlo tanto en el momento del viaje, metiendo todo tipo de accesorios que necesitamos cuando viajamos, como en la ciudad, llevándolo menos cargado, pero sabiendo que tenemos el espacio necesario para meter lo que sea si se da el caso (nunca se sabe cuando aparecerá ese souvenir precioso que querrás llevarte a casa a toda costa).


Todas las imágenes son de Viajeros Callejeros.