San Sebastián o Donostia, su nombre oficial en euskera, es una de las ciudades más carismáticas del norte de España, y también una de las más queridas del País Vasco. Tanto es así que en este año 2016 se ha convertido en la Capital Europea de la Cultura, con una impresionante agenda cultural para los próximos meses. Las razones concretas a su elección no las sé, pero estoy seguro de que todas estas han tenido algo que ver:

1. El Peine del Viento

Tres esculturas de acero azotadas por las olas del mar Cantábrico. La poesía hecha monumento con El Peine del Viento, un conjunto escultórico creado por Eduardo Chillida en la Playa de Ondarreta que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad.

2. Cultura viva: del Museo Chillida al Museo San Telmo

El valor artístico y cultural de la ciudad vive en sus museos, desde el que honra al escultor Chillida hasta el museo municipal, el de San Telmo, pasando por el Museo Balenciaga, que rinde homenaje al diseñador de moda Cristóbal Balenciaga.

A photo posted by Oihane ~ (@oihanebg) on

3. La Tamborrada

Si paseas el día 20 de enero por la ciudad notarás un sonido, cuanto menos, particular: los tambores de las miles de personas que honran al patrón de la ciudad, San Sebastián, tocando sus instrumentos durante todo el día. Aunque pueda parecer algo extraño, se trata de una tradición arraigada y querida que impresiona y encandila al visitante. A no ser que pretenda dormir…

#donostia2016 #dss2016 #tamborrada #cultura

Una foto publicada por Tabakalera Donosti (@tabakalera_donosti) el

4. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián

El evento que ha conseguido llevar a la ciudad vasca a la fama a nivel internacional con un festival reconocido en todo el mundo. Con él, el cine se ha ligado para siempre a la historia de San Sebastián

A photo posted by @eka_lonewolf on

5. La gastronomía

La gastronomía vasca, y en concreto la donostiarra, goza de prestigio internacional gracias a las 16 estrellas michelín con las que cuenta y a la riqueza y el sabor de sus platos: merluza a la donostiarra, guisantitos, txangurro al horno, almejas a la marinera, kokotxas de merluza en salsa verde…

A photo posted by Eduardo (@edescribano) on

6. Espacios arquitectónicos

Gótico, Barroco, Belle Époque, Arte Contemporáneo… todo tiene cabida en la arquitectura de la ciudad.

A photo posted by Ricky Morgan (@rickymorgann) on

7. La elegancia de la Playa de la Concha…

La Playa de la Concha fue nombrada por Travel And Leisure como la segunda mejor playa urbana del mundo, y no es para menos: se trata de todo un símbolo no solo de San Sebastián, también de todo el país, con su elegante paseo marítimo perfectamente integrado en la ciudad.

A photo posted by Jonatan Hoyo (@jonatanhoyo) on

8. … y la diversión en la Playa de la Zurriola

Ambiente y olas, esas son sus dos características. La de Zurriola es una playa de surferos en busca de diversión y también de acontecimientos musicales como el Festival de Jazz de San Sebastián.

A photo posted by @oierini on

9. Ciudad verde

Gracias a sus parques, como el de Aiete, y sus jardines, como el de Miramar, y con el respeto al río Urumea, San Sebastián se ha ganado el título de ciudad verde por méritos propios.

A photo posted by @osk_i on

10. La Semana Grande

Normalmente celebrada a partir del 15 de agosto en adelante, durante la Semana Grande la ciudad se viste de fiesta y luce en todo su esplendor. Y si extrañabas el sonido de los tambores, cada noche el cielo se ilumina (y truena) con espectáculos de fuegos artificiales.

A photo posted by @jose_maria_sampe on