1. El patrimonio cultural.

Si hay un lugar en el mundo donde poder disfrutar de un impresionante patrimonio cultural, compuesto de monumentos, tradiciones y diversidad cultural, este es sin lugar a dudas Asia. El Taj Mahal en India, Angkor en Camboya, la Gran Muralla en China, los Santuarios y Templos de Nikko en Japón o Polonnaruwa en Sri Lanka son sólo unos ejemplos de las maravillas que tiene este continente.

2. La gastronomía asiática.

Con una gastronomía de lo más variada, vayas al país que vayas siempre encontrarás un plato que se convertirá en tu favorito. El pad thai de Tailandia, el pollo tandoori en India, el sushi en Japón, el nasi goreng de Indonesia. ¡Sólo con pensar en ellos no vemos el momento de regresar a Asia!

3. Sus gentes.

No hemos conocido gentes más amables y hospitalarias que en Asia. Vayas al país que vayas solo te harán falta unas horas para sentirte como en casa. A Tailandia le llaman el país de las sonrisas. Nosotros ampliaríamos este sobrenombre a toda Asia.

Crédito: CIAT

 

4. Sus playas e islas son de lo mejorcito del mundo.

Y es totalmente cierto. Aquí no verás la diferencia entre la foto del catálogo y lo que hay en realidad. En Asia hemos encontrado las playas más espectaculares que hemos visto en el mundo. Y para ello no penséis que únicamente hablamos de las impresionantes islas Maldivas.

5. Asia es el destino perfecto para relajarse.

En contra a lo que pueda parecer cuando pensamos en ciudades grandes como Bangkok, Beijing o Tokio, en Asia puedes encontrar verdaderos paraísos para detener un poco la marcha.

6. Los paisajes y la fauna son espectaculares.

Sólo tendrás que viajar unas pocas horas, en muchas ocasiones ni eso, para encontrar algunos de los paisajes más espectaculares que hayas visto en tu vida. Montañas salpicadas de verdes arrozales, formaciones kársticas en medio del mar, volcanes activos o selvas impenetrables son sólo algunos ejemplos. ¿Y los animales? O mira sino este mono, un pensador más profundo que tú y yo juntos.  

7. Es muy fácil moverse.

Si hay un continente en el que viajar o moverse entre ciudades es fácil, ese es Asia. Compañías de bajo coste como Air Asia, trenes de alta velocidad como en Japón, cruceros por el río como en China o el tuk tuk en todas sus modalidades, en casi todos los países, serán tus mayores aliados a la hora de moverte.

Crédito: Dennis Jarvis

8. Los precios económicos.

¿Viajar es caro? En Asia el coste del viaje se reduce muchísimo. Sólo hace falta que elijas una ruta coherente, para evitar gastos extra y poder centrarte en disfrutar. La comida, además, es barata y excelente. ¿Un ejemplo? en Tailandia puedes conseguir un alojamiento básico por unos 5 euros y comer un restaurante local por unos 3 euros más o menos.

9. Los masajes.

Uno de los mayores placeres que te puedes dar cuando estás de viaje es un buen masaje al acabar el día. En la mayor parte de Asia encontrarás infinidad de lugares donde poder disfrutar de ellos. Uno de los destinos más populares en Asia para disfrutar de un buen masaje en Tailandia. No os podéis perder el “thai massage”, el más intenso y tradicional del país.

Crédito: Thomas Wanhoff

 

10- ¿De verdad aún te hacen falta más razones para explicar por qué viajar a Asia nos hace tan felices?

Crédito: J Kaps