1. Chicheme


Si bien los panameños no solemos incluir el maíz en nuestras comidas diarias como lo hacen nuestros vecinos centroamericanos, las bebidas a base de este cereal son muy populares en esta región. Tal es el caso del chicheme, una bebida dulce típica del distrito de La Chorrera en la provincia de Panamá Oeste.

Se prepara a base de maíz pilado y leche, se endulza con azúcar o con raspadura y se le agregan especias como canela, clavo de olor o vainilla para potenciar su sabor. Es delicioso y se puede tomar calientito en alguna noche fresca o bien frío para contrarrestar los efectos del calor.

Hay quienes dicen que el que preparan en Las Abejas (El Chichemito) es simplemente el mejor de todo Panamá.

2. Chicha de maíz

A diferencia del chicheme, la chicha de maíz no lleva leche y su preparación es muy laboriosa. Se dice que para que quede “buena de verdad”, hay que poner a nacer el maíz en un saco de henequén, rociándole agua con frecuencia hasta que broten las matitas…artesanal de verdad. De allí se enjuaga, se muele y se cocina la masa. Se endulza con raspadura o miel y se toma bien frío.

3. Chicha fuerte

Esta bebida, típica de nuestras comunidades indígenas, se hace a base de “maíz nacío” (germinado) y se endulza con raspadura o azúcar. La receta original incluye la fermentación del grano previamente masticado (así es, la saliva humana facilita este proceso) en vasijas de barro cocido.

Los gunas llaman “Inna” a esta bebida, mientras que los Ngäbe la llaman “Dö kwaka” que significa chicha amarga o chicha picante.

4. Guarapo

El guarapo es el jugo extraído directamente de la caña de azúcar durante la molienda y es una bebida típica del verano, que es la época en la que se da la cosecha. Cada vez es más frecuente encontrar en diversas calles de la ciudad de Panamá trapiches montados sobre pick ups, que “en vivo” extraen esta deliciosa bebida. Además de ser muy refrescante, se dice que el guarapo tiene muchas propiedades y que es especialmente bueno para los riñones, por lo que cuenta con muchos adeptos.

5. Leche agria

Esta bebida a base de leche fermentada se puede tomar como refresco o en forma de duro (congelado). Tiene un sabor y textura particular por lo que no le gusta a todo el mundo, pero bien dulcita es muy sabrosa. La que preparan en Quesos Chela en Capira es digna de probar.

6. Chicha de saril

Esta es una bebida típica de la época navideña que llegó a Panamá gracias a los inmigrantes jamaicanos. Se prepara con solo tres ingredientes: cálices de saril, jengibre y azúcar, y servida con hielo es simplemente deliciosa. Ese “picantito” que le deja el jengibre es uno de mis sabores favoritos de la Navidad. Hoy día se vende de forma comercial en supermercados, pero qué va, el que preparaba mi abuelita es sin duda el mejor que he probado.

7. Icing Glass, Icinglass o Isinglass


Esta es una bebida de origen afroantillano que llegó a Panamá con los primeros trabajadores traídos para la construcción del Canal. Su ingrediente principal es el alga Irish moss (musgo de Irlanda) que se mezcla con gelatina simple, goma arábica, varios tipos de leche y especias como canela y nuez moscada. Como casi todas las bebidas en Panamá, se disfruta mejor bien fría.

El Icinglass es una bebida revitalizadora y tonificante, especialmente buena para recuperar al cuerpo de los excesos decembrinos. Hay incluso quienes le atribuyen propiedades afrodisíacas. En cualquier caso, es sin duda una bebida que merece la pena probar.

8. Chichas de fruta

De nance, tamarindo, marañón, guanábana o limón con raspadura, ¿qué puede haber más refrescante que una chicha de fruta? Pero fruta de verdad, verdad, nada de concentrados. Aquí en Panamá, especialmente en el interior del país, todavía se puede conseguir chichas hechas a base de fruta de temporada que acompañan de maravilla a los kekis, pan de dulce, cañones, rosquitas, moñitos…

9. Arroz con piña

Esta chicha me encanta porque permite aprovechar toda la piña ya que se elabora con la cáscara de la misma y es muy versátil. Hay quienes lo toman dejando el grano de arroz entero, mientras que hay quienes lo licúan y cuelan para tomarlo como una chicha, hay quienes le agregan leche y otros que lo preparan solo con agua. Hay quienes lo endulzan con azúcar y otros con raspadura. Canela, nuez moscada, vainilla… las opciones para prepararlo son muchas pero el sabor es siempre exquisito.

10. Resbaladera

Cada vez es menos común encontrar en restaurantes, fondas o refresquerías esta chicha hecha a base de arroz y cebada. Especias como nuez moscada y canela y el azúcar complementan ese tándem cereal. Es muy nutritiva y refrescante, ideal para esos días húmedos y de mucho calor.

11. Café Geisha


El café Geisha es catalogado como uno de los mejores del mundo, uno de los más exóticos y uno de los más caros y se produce aquí en Panamá, más específicamente en las tierras altas de la provincia de Chiriquí. El clima, la tierra volcánica, la altitud e incluso las personas que lo cultivan propician ese ambiente tan especial que dota a este café de las mejores cualidades. Eso dicen los entendidos.

Y si se lo preguntan, en efecto, esta variedad de café se produce en otras partes del mundo pero ninguno se compara con el café Geisha de Panamá.