Buenos Aires es la ciudad de las mil caras y es inevitable que las personas que la recorremos sintamos en ocasiones que, a la vez, estamos visitando otros sitios. Unas veces es la arquitectura, otras el ambiente o un déjà vu difícil de explicar. Aquí están once parecidos razonables de la capital argentina con lugares del resto del mundo.

1. El obelisco

Obelisco de Buenos Aires (izq.), foto de budget travel accommodation. Obelisco de Washington DC (der.), foto de Juan Carlos Fuentes.

Caminar por Buenos Aires y encontrar el obelisco bien podría transportarte a otro obelisco mundialmente famoso, el de Washington.

2. El cementerio de la Recoleta

Cementerio de la Recoleta (arr.), foto de Alejandro Cabrera. Cementerio de Père-Lachaise, foto de Mirandiki.

No todos los cementerios del mundo son dignos de visitar pero el de la Recoleta es uno de los imperdibles junto con el cementerio Père-Lachaise de París. Ambos son verdaderos museos al aire libre repletos de mausoleos y esculturas. El parecido no debería parecernos casualidad, ya que el cementerio de la Recoleta fue diseñado por Próspero Catelin, arquitecto e ingeniero francés que se basó en el cementerio Père-Lachaise de París. Aunque se parecen en estilo, a Próspero Catelin le faltó añadir al de Buenos Aires la vegetación del parisino.

3.El barrio de Palermo

Bar en Palermo, foto de la autora. Prenzlauer Berg, foto de Pelle Sten.

Caminar por Palermo Soho es respirar ambiente bohemio y artista. Los alrededores de la Plaza Serrano con sus galerías, arte urbano en las paredes y bares vintage recuerdan a los barrios de Kreuzberg y Prenzlauer Berg en Berlín, sede de muchos artistas al otro lado del Atlántico. Las zonas de ambas ciudades comparten bares con una estética común: un mobiliario aparentemente inconexo y pintadas.

4. El barrio de San Telmo

Feria de San Telmo (arr.), foto de le méme. Feria da Ladra, Lisboa (ab.), foto de Paula Vallejo

San Telmo nació como el barrio de los trabajadores portuarios de Buenos Aires. Comparte con Lisboa este pasado ligado al mar, el empedrado de adoquines y la feria. Piérdete por la Feria de San Telmo y no te extrañes si apareces en la Feria da Ladra de la Alfama.

5. La Boca, Caminito y las casas de colores

Caminito (izq.), foto de Domingo Mery. Valparíso (der.), foto de Juan Eduardo Sara Zaror

El ambiente de puerto no sólo está presente en San Telmo, también en La Boca y en su famosa calle Caminito. Hoy en día es de las más turísticas de Buenos Aires, pero antes no era así. Los inmigrantes italianos que vivían en la zona no tenían dinero para pintar las casas por lo que las cubrían con chapas y pinturas sobrantes de los barcos. Eso hacía que los conventillos acabaran siendo un mosaico de colores de lo que podían encontrar.

Eso mismo sucedía en Valparaíso, Chile, dejando un “Caminito” a lo grande por todos los cerros de la ciudad. Además de esta particularidad de las casas Buenos Aires y Valparaíso comparten el gentilicio porteños.

6. Esquina San Martín con Presidente Roque Sáenz Peña

Esquina San Martín con Presidente Roque Sáenz Peña (izq.), foto de Martin St. Amant. Gran Vía de Madrid (der.), foto de Pablo Sánchez

Al visitar la Plaza de Mayo, la casa Rosada y la Catedral encontrarás un edificio en la esquina de la calle Presidente Roque Sáenz Peña con el que sientes que acabas de teletransportarte a una esquina de la Gran Vía de Madrid.

7. El Café Tortoni

Café Tortoni de Buenos Aires (arr.), foto de José María Pérez Núñez. Café Tortoni de París (ab.), ilustración de A.-P. Martial.

Si en lugar de seguir por Avenida Presidente Roque Sáenz Peña lo haces por Avenida de Mayo encontrarás el café Tortoni. Esta cafetería porteña está inspirada en la del mismo nombre de París y tiene un estilo parisino muy marcado. Sin embargo esta no es la única que recuerda a la capital francesa, muchas más cafeterías de la ciudad comparten las típicas mesas redondas de mármol. Las podrás encontrar también en el café Cortázar, por ejemplo. Además también te puedes transportar a Francia a través de las mansardas de algunos edificios: esos tejados tan característicos donde se ubican los desvanes con ventana.

8. Avenida Corrientes

Avenida Corrientes (izq.), foto de Dan DeLuca. Broadway (der.), foto de Perry Li.

Es imposible caminar por la Avenida Corrientes de Buenos Aires y no pensar en Broadway. Esta avenida es el equivalente bonaerense de la mítica zona de Nueva York, llena de bares y teatros. Si quieres cultura a buen precio no te pierdas sus librerías de segunda mano.

9. Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

En Buenos Aires no sólo podemos viajar en el espacio. Con la arquitectura de esta facultad viajamos también en el tiempo, en concreto a la Grecia clásica. Como curiosidad, dicen los alumnos que si cuentas el número de columnas que hay nunca consigues terminar la carrera. ¿Será verdad?

10. La Catedral de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires

Facultad de Ingeniería (izq.), foto de Phillip Capper. Catedral de Amiens (der.), foto de Florestan

Siguiendo con la universidad, en la Avenida Las Heras hay una facultad de ingeniería con una arquitectura más propia de la Europa continental que de Argentina. Así lo demuestra el hecho de que sea el único edificio de estilo neogótico de Buenos Aires.

11. Puerto Madero

Puerto Madero (izq.), foto de la autora. Manhattan (der.), foto de Guru Sno Studios

Si por último te vas a caminar entre los rascacielos de Puerto Madero te sentirás tan pequeño como al andar por Manhattan, en Nueva York.