La torta es uno de los platillos más sencillos y fundamentales dentro de la dieta de los mexicanos. La torta no es mucho más que un pan partido en dos al que se le agrega algún relleno salado, dulce, sencillo o muy elaborado. Prácticamente todo alimento es susceptible de ponerse dentro de una rica torta.

¿Y el pan? Puede ser telera, birote, bolillo, pambazo o cemita… el más popular dependerá de en qué rincón de México te encuentres y de los gustos personales.
Otro elemento que no puede faltar es el picante, que se hace presente en forma de chiles en vinagre —jalapeños o serrano—, chipotles, salsa o guacamole.

A pesar de su sencillez, la torta es parte fundamental de nuestra cultura. Los niños mexicanos de varias generaciones llevamos a diario una torta para comer en el recreo. Misma que podíamos intercambiar con los compañeros o hasta perder en alguna apuesta. Seguramente has probado muchas tortas a lo largo de tu vida, pero a continuación te dejo una selección de todas esas opciones clásicas que no deberían faltar en la lista de ningún mexicano.

 

1. Torta de frijoles con queso

A post shared by Tacos Victor (@tacos_victor) on

Es de las más populares, sencillas y deliciosas. Frijolitos bien refritos, queso fresco y bolillo doradito ¿qué más se puede pedir? Recuerdo que eran las más vendidas en la cafetería de la preparatoria y llevaban por nombre “democráticas”.

 

2. Tortas dulces

De niños muchos comimos tortas de cajeta (dulce de leche), de mantequilla con azúcar, o hasta de plátano. Era algo así como un postre adelantado.

 

3. Torta de huevo

Parece sencillo, pero es todo un arte freír el huevo y luego hacerlo a un lado en el sartén, para agregar los frijoles, apachurrarlos y por último, darles una leve mezclada. Otra variante de este relleno es untar el bolillo con los frijoles y añadir un huevo revuelto.

 

4. Torta de jamón

A post shared by Aidee De La Cruz (@dlccakeshop) on

¡Todo un clásico! Esta es la torta base de la que se desprenden todas las demás opciones. Jamón, jitomate, cebolla, mayonesa y quizás una rebanada de queso. ¿Qué más puedes pedir?

 

5. Torta ahogada

Es originaria de Guadalajara y tiene fama de ser de las más picosas. Hay infinidad de establecimientos y puestos callejeros que las preparan en la capital de Jalisco y muchos otros lugares de México. Se preparan con birote salado, carnitas, cebolla y una salsa de chile de árbol que puede ir de moderada a muy picante. José el de la Bicicleta, Tortas Toño y El Príncipe Heredero , son algunas de las mejores torterías de Guadalajara para probar estas delicias.

 

6. La guacamaya

A post shared by Lorena Meza (@korn_lbzk) on

Típicas de León, Guanajuato. El bolillo se rellena con duro (chicharrón de cerdo) y una salsa de jitomate, cebolla y chile a la que se le puede agregar aguacate. Guacamayas Javier son sin duda de las mejores en León.

 

7. La tecolota

Imagina trozos de tortilla doradita remojados en salsa y cubiertos de crema y queso. Ese es el relleno de este manjar que te hará olvidar la dieta. Las tortas de chilaquiles son propias de la Ciudad de México y se han sofisticado al punto que se pueden encontrar en restaurantes de alta categoría. Pruébalas en la Esquina del Chilaquil, donde la fila es reflejo de la delicia que estás por experimentar.

 

8. Guajolota

A post shared by SweetPop (@sweetpop_mx) on

Hay dos versiones de esta torta. La que se prepara en Puebla, que es una enchilada dentro de un pambazo, y la de la Ciudad de México, que es un tamal dentro de un bolillo. El tamal puede ser frito o al natural.

 

9. Torta cubana

Otra estrella de las torterías de todo el país. Su característica es que lleva —literalmente— de todo.

 

10. Crema y chile jalapeño

A post shared by Roger Sagastizado (@holandes23) on

Aguascalientes, la capital del estado del mismo nombre, es una ciudad donde los productos que provienen de la leche son muy buenos. Aquí, un bolillito recién horneado con un par de cucharadas de buena crema de leche y un chile en vinagre son elementos suficientes para preparar una gran torta.

 

11. Torta de tostada

A post shared by Miguel Inn (@miguel_iinn) on

En Santa Clara del Cobre, Michoacán, se crearon estas tortas que llevan frijolitos, queso de puerco, jitomate, cebolla, chile y una tostada con carne. Don Pancho, en el centro del pueblo, es donde se inventó esta delicia y donde se sigue vendiendo hasta la fecha.

Tanto sabemos de tortas en México y tan queridas son entre los mexicanos que cuando se dice que el niño “traía torta bajo el brazo”, es porque alguna buena fortuna llegó a su familia tras su nacimiento. ¿Cuál es tu torta favorita?