1. Una pirámide en el interior de los pasillos del Metro.

A photo posted by MXCity (@mx.city) on

Esta estructura prehispánica es un adoratorio a Ehécatl, el dios mexica del viento. La pirámide fue descubierta durante las excavaciones para la construcción del Metro Pino Suárez y se mantiene ahí hasta la fecha. Puedes observar este pequeño tesoro del México antiguo mientras transbordas de la línea uno a la línea dos del Metro.

 

2. Un antiguo depósito de agua con un mural en su interior.

A photo posted by Ali Arellano (@alinamav) on

El mural “El agua, origen de la vida” de Diego Rivera fue pensado para estar sumergido en el agua que llegaba al Cárcamo de Dolores. Esta obra hidráulica fue construida en los años cincuenta para recibir las aguas del río Lerma y distribuirlas a la Ciudad de México.

 

3. Una tenebrosa isla llena de muñecas viejas.

La isla de las muñecas, en Xochimilco, está rodeada de muchas leyendas. La histoira “oficial” cuenta que una niña murió ahí y que todas las noches molestaba al señor que habitaba la isla. Para tranquilizar el espíritu de la niña, este hombre fue dejando muñecas que con el tiempo se hicieron viejas, sucias y feas. La verdad es que algunas dan miedito de solo verlas.

 

4. Un museo dedicado al chocolate.

Es el MUCHO en la colonia Juárez. Aquí además de aprender sobre la historia y raíces culturales de este delicioso producto, se pueden realizar degustaciones y talleres para aprender a hacer chocolates, ya sea solos o combinados con otros ingredientes.

 

5. Un teatro cuyo telón está hecho con cristales de la casa Tiffany en Nueva York.

A photo posted by Lu (@lucia.pics) on

Se trata del telón de la sala principal del Palacio de Bellas Artes, una joya artística que pesa más de veintidós toneladas. En él se reproduce una vista del Valle de México con los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, y la diferente vegetación del Valle de México.

 

6. Un colorido kiosco morisco.

A photo posted by Nat Sonrisas (@natsonrisas18) on

Ubicado en la Alameda de la colonia Santa María la Ribera, este bello kiosco fue creado para ser el pabellón de México en la Exposición Universal de 1884, realizada en Nueva Orléans, Estados Unidos. Ese año fue el primero en el que el país participó en una exposición internacional.

 

7. Un karaoke coreano.

The Singing #Soju 🎤

A photo posted by Dulce Gámez (@dulceamarillo) on

Un lugar ideal para los amantes de cantar a grito pelado. London Karaoke se encuentra en la calle de Londres 167 en la colonia Juárez. Y, muy al estilo de los karaokes coreanos y japoneses, cuenta con salas privadas para evitar la vergüenza ajena.

 

8. Un bar dentro de un refrigerador.

La entrada a Jules Basement es por la puerta de un refrigerador ubicado en Julio Verne #93 en Polanco. Su posición de ser un bar “secreto” es para homenajear aquellos lugares escondidos de la época de la prohibición en Estados Unidos, que dieron pie al término “speakeasy”.

 

9. Un parque con cascadas naturales.

A photo posted by Fer González (@fer_gler) on

Los Dinamos, en la delegación Magdalena Contreras, es un área natural protegida ubicada en plena urbe. Su extensión es de casi 2,500 hectáreas y en ellas se puede practicar senderismo, ciclismo, escalada, rapel, campismo y hasta montar a caballo.

 

10. Un edificio en forma de lavadora.

A photo posted by Ana Escobar (@anielauu) on

Aunque coloquialmente se le conoce como “la lavadora”, este edificio inteligente ubicado en Santa Fe se llama “Calakmul”, pues sus elementos arquitectónicos fueron pensados para hacer alusión a la gran ciudad maya en Campeche.

 

11. Una colonia donde cada año se revive la histórica “Batalla de Puebla”.

A photo posted by maskbalam (@maskbalam) on

La batalla que dio lugar al gran festejo del 5 de mayo, que se celebra más en gringolandia que en México, revive cada año en la colonia Peñón de los Baños, ubicada al oriente de la Ciudad de México. Durante ese día, cientos de personas se reúnen en las calles de la colonia para representar aquella gloriosa batalla en la que las tropas al mando del General Zaragoza derrotaron al temido ejército francés de Napoleón III.

 

12. Una pista de hielo al aire libre.


Es verdad que en la Ciudad de México baja la temperatura en invierno, pero nadie se imaginaría ir al Zócalo y ver una pista de hielo al aire libre. Bueno, pues desde hace algunos años, el gobierno de la capital mexicana instala una enorme pista de hielo para el goce y disfrute de todos. En algunas calles aledañas al Zócalo, incluso hay máquinas de nieve para que la “experiencia invernal” sea total. 

 

Foto de portada: dou_ble_you