Foto: SPEEDVEGAS

Las Vegas siempre ha sido un destino del que te acuerdas toda tu vida para darte consuelo cuando sientes que ya no te diviertes como antes. No pierdas el tiempo y, después de leer esta lista con nuestras razones de por qué 2016 es el mejor año para vivir esta ciudad por primera vez, empieza a convencer a tus amigos de que te acompañen.

 

1. Todos se han tomado una foto frente a las Fountains of Bellagio, y este año tú puedes hacerlo desde arriba y sin tanta gente alrededor. ¡Es que el roof top bar de París Las Vegas acaba de abrir y se llama Beer Park! Es el lugar ideal para degustar algunos de sus más de 100 diferentes tipos de cerveza.

Foto: Beer Park

2. Si alguna vez fantaseaste con manejar un supercar en un circuito de carreras estilo Formula 1, te encantará visitar Las Vegas este año porque SPEEDVEGAS acaba de abrir. A tan solo 10 minutos del centro, SPEEDVEGAS te da la oportunidad de conducir en súper autos como Lamborghinis, Porsches, Ferraris, Audis, Shelbys y más. Los 2.4km del circuito están cargados con tramos de alta velocidad, barridos desgarradores y apretadas zonas de desaceleración para estampar tu pie en el freno. Si te gusta llenarte de adrenalina, ¡este circuito es un must visit!

3. Porque en 2016 puedes ver en vivo a Jennifer López en el Planet Hollywood Resort & Casino, para que la acompañes cantando a todo pulmón «Love Don’t Cost a Thing” y otros de sus más grandes éxitos ¿Te suenan “Let’s Get Loud”, “Waiting for Tonight” y “Jenny from the Block”? ¡Allá nadie te dirá que qué oso como cantas! Los más fans opinan que, además de la cantada, el show vale la pena por sus coreografías, los vestuarios provocativos de JLO y por cómo fluye el espectáculo de principio a fin.

Foto: Denise Truscello

4. 2016 es el año para ver a The Cult, a Flo Rida, a Rudimental and Gorgon City en la nueva sala de entretenimiento The Foundry, de SLS Las Vegas. Es impactante lo que la tecnología permite hacer con la iluminación de la sala para llevar los shows a un nivel completamente superior. La sala ofrece una excelente vista hacia escenario, sin importar dónde estés ubicado. Esta intimidad que favorece a quienes compran una admisión general es gracias a las dimensiones de The Foundry, que solo permite alojar a 1800 personas, contrastando así con las tantas salas gigantes de espectáculos que hay en Las Vegas, donde debes pagar mucho más para estar cerca del escenario.

5. Si tienes pila para el high energy dancing -estando allá quién sabe por qué, pero la pila es muy contagiosa-, puedes ir al nuevo nightclub de Wynn Las Vegas. Se llama Intrigue, y puedes estar seguro de que cumplirá tus exigencias en cuanto a la armonía entre luz y sonido, cuyo diseño es obra del premiado John Lyons Systems (googléalo y verás de lo que hablo). ¡A que nunca habías ido a un antro con una “social media free zone”!

6. Sabemos que no te gusta presumir ni despertar envidia, pero ¿te imaginas ser parte de las primeras fiestas de la historia del Jewel Nightclub, en el lujoso ARIA Resort & Casino? Jamie Foxx, Lil Jon y el dúo neoyorkino de DJ’s The Chainsmokers van a ser de las primeras megaestrellas en presentarse, ¿te lo vas a perder?

7. Si estás haciendo tu primer viaje a Las Vegas para celebrar un bachelorette party o un viaje de chicas en fin de semana, tus amigas y tú ya pueden consentirse las veces que necesiten en el nuevo Nail Bar, del Four Seasons Hotel Las Vegas. Imagínate muy cómoda relajándote y recargando energías con un tratamiento para manicure o pedicure que te da un profesional bilingüe mientras, al mismo tiempo, te hidratas un poco con tu bebida de cortesía, ya sea champagne, agua con infusiones frutales, café o té. Si eres de las que se mega cuidan, te gustará saber que el nail polish que se usa en Nail Bar es “Smith and Cult”, o sea que está libre de los químicos malos que la mayoría de marcas sí tienen. Además, no necesita de luz UV y para rematar y es saludable para tus uñas. ¿Qué más puede desear una reina como tú?

8. The Park, que acaba de abrir en medio del New York New York y Monte Carlo, es un conjunto de entretenimiento y restaurantes al aire libre. Es hogar de la T-Mobile Arena, donde hay lugar para que 20,000 espectadores disfruten eventos de clase mundial como UFC, boxing, hockey, basketball, y presentaciones de artistas como Coldplay, Gwen Stefani y Drake. Antes o después de los eventos puedes visitar alguna de las opciones que tienes para comer, como Beerhaus, un gran lugar para tomarte una cervecita y jugar Jenga gigante; Bruxie, con sus sandwiches de waffles salados; o Sake Rok, para la mejor comida japonesa.

9. Si eres de los que, sin importar qué tan lejos te encuentres de México, para estar en paz con tu alma necesitas tu dosis de comida mexicana, ya puedes ir a la nueva cantina mexicana Libre, en el Red Rock Casino Resort & Casino. Aquí encuentras mexican food diferente a lo que ya conoces, ya que su aclamado chef Brian Massie se encarga de incorporar lo más amado de la comida mexicana tradicional (ingredientes frescos, hierbas, especias y sabores fuertes) con un toque de modernidad. Su menú considera opciones para todos los gustos: los tradicionales, los aventureros (¡prueba los Shrimp Dynamite Tacos!) y los más saludables, con platillos pensados para quienes siguen una dieta vegana o gluten-free, y para quienes prefieren de una comida más ligera (Brown Rice Bowls anyone?).

Foto: Libre Mexican Cantina

10. El shopping en Las Vegas no se queda atrás. Justo en el centro del Strip frente de Bally’s Las Vegas está Grand Bazaar Shops, donde puedes darte muchos gustitos en tiendas como Swarovski, Lush, y Superdry. A la hora de comer, podrás probar una de las famosas hamburguesas de Mark Wahlberg en el único WAHLBURGERS de todo el suroeste de USA, que se encuentra próximo a abrir sus puertas por primera vez.

11. Si tú sabes apreciar un buen corte fino, rodeado de un distintivo ambiente classy y de alto diseño, ya puedes hacerlo en Alder & Birch Cocktails/Dining, de The Orleans Hotel & Casino. Prémiate con una de sus selecciones de steaks añejados en casa por 21 días y cortes finos que puedes acompañar con uno de sus exclusivos hand-crafted cocktails (el más conocido es el Maple Manhattan que lleva tocino dulce, ¡yum!). El lugar tiene «Social Hour» en su lounge todos los días, de 4 a 6 de la tarde, donde puedes consumir, a un costo más que amigable, cervezas artesanales, copas de vino, cócteles de autor y, si te da hambre, también hay small bites como braised beef short ribs, Kobe beef meatballs, pretzel bites y bacon-wrapped dates.

Foto: Boyd Gaming

12.Las Vegas es más que solo el Strip. Ve al downtown y vive la nostalgia de Vegas donde abrieron los primeros casinos de Freemont Street en los lejanos años 1930 (¡ya llovió!). Desde que ves los letreros vintage de neón, te sientes como si hubieras hecho un viaje en el tiempo. Antes de que veas los shows luminosos de noche, pasa tu día en el Citrus at the Grand Pool Deck, un espacio de The Downtown Grand, donde puedes disfrutar de una infinity pool, relajarte en una cabaña privada y pasar un buen rato de futbolito, table tennis o corn hole.

 


Este artículo es patrocinado por Las Vegas.