Foto: ctrlw

1.

Un amigo normal te invita a tu casa y te pregunta si te apetece comer más.
Un amigo asturiano te echa más comida, esperando que comas todo y no rechistes.

2.

Una amiga normal espera con reserva a ver cómo pagáis la ronda.
Una amiga asturiana saca su cartera y te invita.

3.

Un amigo normal se queja de la lluvia.
Un amigo asturiano dirá: ¡vamos, que tan solo es lluvia!

4.

Una amiga normal te propone hacer un botellón.
Una amiga asturiana prefiere unes sidres.

5.

Un amigo normal te explica dónde está un sitio para que vayas.
Un amigo asturiano te dice que te acompaña, te da todos los detalles posibles del lugar y te hace sentir a gusto.

6.

Una amiga normal se alegra por ti cuando te pasa algo.
Una amiga asturiana vive tu alegría como si le hubiera pasado a ella. Te hace saber su emoción con un “calla, ho”, “¡meca!” o “¡vaya guay!”. Y te propone tomar algo para celebrarlo.

7.

A veces, un amigo normal no tiene ni idea de dónde llevarte a comer.
Un amigo asturiano siempre sabe que puede recomendarte el cachopo de La Tropical de Gijón, los oricios en temporada en El restaurante El Globo (también en Gijón) o el marisco de Tazones.

8.

Una amiga normal te ofrece un hombro donde llorar.
Una amiga asturiana te cuenta historias para hacerte olvidar y luego te lleva a una sidrería. ¡No hay nada que una sidra no mejore!

9.

Un amigo normal puede llegar a rendirse intentando lograr algo.
Un amigo asturiano se tira un día entero intentándolo, con toda la fuerza de la que sea capaz, hasta que lo consigue.

10.

Una amiga normal te habla de la parte mala de su tierra (la masificación, la corrupción, la contaminación,…).
Una amiga asturiana te dice que será imposible encontrar un lugar mejor que su tierra.

11.

Un amigo normal te habla apaciblemente.
Un amigo asturiano eleva la voz, te dice sinceramente lo que te tenga que decir y, habitualmente, se emociona si te cuenta algo especial.

12.

Una amiga normal quiere una playa cualquiera, siempre y cuando tenga sol.
Una amiga asturiana prefiere una playa salvaje, temperatura agradable y solo pide que la lluvia le permita el baño.

13.

Un amigo normal siempre desea ir al campo pero pocas veces lo hace.
Un amigo asturiano siempre encuentra un momento para una escapada a un pueblo perdido entre las montañas. No muy lejos de casa.

14.

Una amiga normal titubea al pedirte que hagas algo.
La amiga asturiana dice: “Anda, arranca pacá”.

15.

Un amigo normal siempre encuentra excusas para no salir.
Un amigo asturiano siempre tiene excusas para “estar de comedia” o tener ganas de “folixia”. ¡Que no pare la fiesta!