Foto: Juan Pablo Mazorra

1.
Un amigo normal te lleva a comer.
Un amigo poblano te da un tour culinario por los mejores puestos de memelas, molotes, cemitas y tacos al pastor.

2.
Un amigo normal sale contigo después de sus planes familiares.
Un amigo poblano te invita al cumpleaños de su abuela, te presenta a sus primos y te comparte sin pudor alguno a su familia.

3.
Un amigo normal te llama para desearte Feliz Navidad.
Un amigo poblano llega a tu casa en plena Noche Buena con un kilo de polvorones y una botella de rompope para brindar.

4.
Un amigo normal te recomienda el lugar más barato para hacer compras.
Un amigo poblano te acompaña al centro comercial, te lleva a diferentes tiendas y te alienta para que te compres cosas que te harán sentir bien o verte mejor.

5.
Un amigo normal te invita a dar una vuelta rápida.
Un amigo poblano te lleva al centro y te hace caminar varias horas para mostrarte todas las maravillas de la ciudad; te lleva a chacharear a los Sapos, Analco, te presenta sus lugares favoritos y hasta puedes terminar en la lucha libre.

6.
Un amigo normal te invita por un café.
Un amigo poblano te lleva por todos los nuevos bares/antros de moda, y por supuesto, esta maravillosa visita te dejará con un bello recuerdo… la resaca.

7.
Un amigo normal te invita por tacos.
Un amigo poblano te invita por unos buenos tacos árabes con su tradicional caldito de camarón.

8.
Un amigo normal te invita a la fiesta de sus hijos.
Un amigo poblano también te invita a la fiesta de sus hijos, pero antes tienes que hacer presencia en la misa conmemorativa (que seguramente será muy temprano).

9.
Un amigo normal te invita a su casa y te ofrece botana.
Un amigo poblano te recibe con una parrillada en su jardín o un mole poblano, unos dulces típicos y mucha cerveza!

10.
Un amigo común te invita a una fiesta familiar.
Un amigo poblano te lleva al pueblo de su familia, te mete apretadito en su coche con toda su familia y te hace vivir una fiesta a lo grande en alguna población perdida en la sierra de Puebla.

11.
Un amigo común se alegra de encontrarte por casualidad en el antro o en algún bar.
Un amigo poblano te abraza de alegría, te invita uno o dos tragos de lo que él/ella esté tomando, te presenta con todos los de su mesa como su gran carnal, y si no te quedas en su mesa, ten por seguro que te hará unas 3 visitas a la tuya.

12.
Un amigo normal te invita a conocer su ciudad natal.
Un amigo poblano te lleva a la fiesta patronal de su rancho, te hace comer como puerco en la feria, te sube a los juegos mecánicos más inseguros del mundo y te convence de entrar a ver un espectáculo al palenque.

13.
Un amigo normal te lleva a tu casa después de una fiesta.
Un amigo poblano te lleva por unas hamburguesas a la Juárez, al Mega taco o a su puesto de garnachas favorito, donde te obligará a probar todas las salsas del lugar.

14.
Un amigo normal comparte su comida contigo.
Un amigo poblano pide dos cemitas para cada quien mientras te dice “tú tranqui, si nos las chingamos”.

15.
Un amigo normal te invita de vacaciones.
Un amigo poblano te pone su casa y te da acceso ilimitado a su tiempo personal, su refri y su cariño.