Foto: Álvaro Ortiz

1. Detector mutuo de arena y salitre

Si nosotros no encontramos la playa, la playa nos encontrará a nosotros: el amor es recíproco.

2. Achicador

Cuando todo es más chico, suena mejor, como una cervecita en la playita.

3. Ralentizador vocal

Somos capaces de estirar sonidos, palabras y frases hasta niveles insospechados: Ohhhh, ¿qué pasoooooooó loooocoooooo?

4. Gofio-ubicuidad

Nuestra mayor fuente de energía y superpoder.

5. Convertidor automático de materia líquida en días sin cole

También conocido como lluvia en otras regiones – si caen más de tres gotas, no hay cole.

6. Pupila reconocedora de papa arrugable

Esa no, esa no, esa tampoco, esa puede ser.

7. Detector de vuelos con descuento de residente

Horas y horas de investigación han llevado al desarrollo de este detector y comparador de aerolíneas, horarios y trucos (no es el superpoder más exitoso que tenemos, pero no es culpa nuestra).

8. Rayo convocador de asaderos

Incluye la organización, la compra de chuletas y también el simple asistir o el poner el coche.

9. Súper respirador atómico para calima

Necesario cada vez que alguien sacude la toalla en el continente contiguo.

10. Insultador con encanto

Nadie tiene una lista de insultos más larga ni más encantadora: toletes, machangos y papafritas estarán de acuerdo.

11. Peletización

Reacción del cuerpo de un canario cuando la temperatura baja de 18°C.

12. Ohquepasoísmo

Proceso por el que el oído canario detecta a un compatriota en 0,2 cuando oye “Ohhh, ¿que pasó?”.

13. Animación

Efectivamente podemos dar vida al elemento más inanimado.

14. Autodetonación

Lo que hacemos automáticamente cuando un canario dice vosotros o cuando un peninsular dice muyayo.

15. Resistencia ante la ingestión de elementos lumínicos

Cuando abrimos la botella de Clipper.