¿Eres mexicano y nunca has visitado Guanajuato? Eso es como si nunca te hubieras comido una tortilla con sal. Fuera de broma, Guanajuato es un ícono de la belleza de las ciudades mexicanas y está reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Los colores de sus calles, lo estrecho de sus callejones, las enchiladas mineras y las tradicionales callejoneadas son sólo algunos de los atractivos que hacen de la Capital Cervantina de América una experiencia como pocas en México y el mundo. Aquí te dejamos unas fotos para que te inspires y dejes de posponer ese gran viaje.

Todas las fotos son propiedad del autor.

 

1

¿Cuántos colores puedes ver al abrir la puerta de tu casa? Guanajuato es famosa por sus fachadas coloridas y lo escarpado de sus calles. En combinación, estas características le dan a cualquier panorámica de la ciudad un toque inigualable. Esta vista es desde el auditorio de la Universidad de Guanajuato. Al fondo se aprecia el monumento al Pípila.

2

Inaugurado en 1903, el Teatro Juárez es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Las estatuas de bronce que se encuentran en la parte superior representan a las musas de las ciencias y las artes.

3

El edificio central de la Universidad de Guanajuato, con sus 86 escalones, es otro de los íconos de la ciudad. Puede verse desde prácticamente cualquier zona elevada de Guanajuato. Aunque su estructura actual data de 1955, este lugar ha sido sede de la Universidad desde los inicios de su historia, por allá por el siglo XVIII.

4

No se puede hablar de Guanajuato sin hablar de sus más de tres mil callejones. Estos estrechos pasajes le dan a la ciudad un tono atemporal y una tridimensionalidad que se encuentra en pocas ciudades de México. Lo mismo puedes ir hacia la izquierda o a la derecha, que hacia arriba o para abajo, todo en medio de las fachadas más pintorescas que jamás te hayas encontrado.

5

Y cuando digo que se puede ir hacia abajo es con justificación. Por debajo de la superficie corren calles subterráneas por las que se mueven la mayor parte de los vehículos, pero que también pueden ser exploradas a pie. Más de ocho kilómetros de túneles atraviesan la ciudad de un lugar a otro. Hacerte de un buen mapa mental de Guanajuato cuesta más trabajo de lo que te imaginas.

6

La superficie también cuenta con algunas calles transitadas, así que no te confíes y asumas que todo Guanajuato es peatonal. Con el ambiente surreal del subterráneo y los colores que abundan en la superficie, te va a costar trabajo decidirte por un camino u otro.

7

La vista panorámica de la ciudad es única. Aunque parecería que este mirador está lejísimos de las calles del centro, no es así. Este sitio se encuentra en el monumento del Pípila y puedes llegar hasta aquí en un funicular en menos de cinco minutos.

8

La Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato domina toda vista de la ciudad. Se encuentra rodeada de dos jardines, la Plaza de la Paz y el famoso Jardín Unión. También es un punto de reunión importante, por lo que los alrededores están llenos de cafés, restaurantes y bares. Si quieres participar de una callejoneada, date una vuelta por esta zona al atardecer.

9

Cuando se va el sol se comienzan a escuchar los clásicos temas de las rondallas que van por entre los callejones con una multitud a su alrededor. Estas son las clásicas callejoneadas, una forma muy original de explorar la ciudad de noche.

10

Desde finales de 2011, una réplica de La Giganta, del recientemente fallecido José Luis Cuevas adorna un costado del Teatro Juárez como si se tratara de una musa moderna.

11

El interior de las calles subterráneas puede parecer un poco tétrico, pero caminar por aquí tiene su encanto. Estas calles datan de principios del siglo XIX y fueron construidas originalmente como una forma de mantener a raya a las constantes inundaciones. Actualmente estos túneles funcionan exactamente igual que las calles de la superficie, con paradas de camión, banquetas y semáforos.

12

Esta imponente fachada de cantera rosada es el famoso Mercado Hidalgo. Inaugurado en 1910, este edificio fue toda una odisea arquitectónica debido a sus monumentales dimensiones. Hoy en día sigue cumpliendo su propósito y a sus alrededores se encuentra otro pequeño mercado de comida donde puedes disfrutar de las mejores enchiladas mineras de Guanajuato, el platillo típico de la ciudad.

13

Para admirar Guanajuato no es necesario tener una guía ni enfocarse en edificios históricos. Sólo hay que perderse por sus calles y disfrutar de su belleza. Todos los callejones están llenos de historias y leyendas, pero también de lugares interesantes para visitar o simplemente para sacarse una buena foto.

14

Guanajuato es una ciudad con un vida cultural muy activa. Sus callejones están llenos de galerías, museos y cafés de arte. Y sus festivales, como el Festival Internacional de Cine de Guanajuato y el Festival Internacional Cervantino, son reconocidos a nivel mundial.

15

El Pípila domina la ciudad. Este monumento hace honor a Juan José de los Reyes Martínez Amaro, héroe insurgente que tuvo un papel fundamental en la toma de la Alhóndiga de Granaditas durante la lucha independentista.

16

Y aprovechando la vuelta al pípila, una panorámica nocturna de la ciudad. En primer plano del lado derecho destacan el Teatro Juárez y el Ex Convento Dieguino. En el centro, los tres edificios más iluminados son, en el sentido de las manecillas del reloj, la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, el edificio central de la Universidad de Guanajuato y el Templo de la Compañía de Jesús.

17

¿Ya se te antojó andar por estas calles siguiendo a las estudiantinas? Agarra tus maletas y visita Guanajuato cuanto antes.