Esta señora teje adornos para el Domingo de Ramos en Antigua, Guatemala. Las palmas serán bendecidas en una misa especial y la gente las guardará como un símbolo de fé.

 

Los penitentes son una visión común en la Semana Santa española, pero también se hacen presentes en muchas procesiones de Latinoamérica.

A photo posted by Selene Velázquez (@seluna) on

 

Durante la Semana Santa podemos atestiguar la fuerte relación que existe entre el catolicismo y la identidad de los pueblos latinoamericanos. Aquí vemos a un penitente de Quito rezando durante una procesión.

A photo posted by Andrea y Samir (@viajalavida) on

 

Algunos penitentes se someten a castigos físicos. Los encruzados en Taxco, México, llevan una pesada carda de carrizos espinosos sobre sus hombros desnudos.

A photo posted by Hugo Puga (@hupusmx) on

 

Los talcigüines se visten totalmente de rojo y se dedican a hacer travesuras a todos los que visiten el pueblo de Texistepeque en El Salvador. Su labor es limpiar los pecados a fuerza de latigazos. Eso incluye los pecados de los turistas.

 

Personajes similares rondan las calles de San Miguel de los Ranchos en Puebla, México. Los xinacates, como se hacen llamar, se adueñan de la pequeña ciudad justo antes de que inicie la vigilia.

A photo posted by Hugo Ortuño Suárez (@hugophotomex) on

 

La procesión del fuego en Goiás, Brasil, reúne a miles de personas cada Jueves Santo.

A photo posted by Curta Mais (@guiacurtamais) on

 

Las alfombras se elaboran con aserrín y flores. Estas piezas son un ícono tan importante como las procesiones en Antigua durante la Semana Santa en Guatemala.

 

Los vecinos de Iztapalapa, un barrio popular de la Ciudad de México, preparan su tradicional representación del Via Crucis por meses, o incluso por años, antes de la celebración. Este año esperan cerca de tres millones de asistentes.

A photo posted by Ovaciones (@ovaciones) on

 

Judas es un personaje muy importante en todas las celebraciones de Semana Santa en Latinoamérica. Estos habitantes de Veracruz, México, lo interpretan de una forma muy colorida.

A photo posted by Rosii MB (@rosamontalvo23) on

 

Sin embargo, Judas también se considera un emisario del mal y la quema de su imagen es una tradición en algunos países como Venezuela y México. Las figuras de Judas pueden venir en la forma de demonios, políticos o algún otro personaje malévolo.

A photo posted by Montzz (@montzz_loop) on

 

Algunas tradiciones son más antiguas que otras. La procesión del Señor de los Temblores en Cusco data de 1650 y continúa siendo tan impresionante y significativa como siempre.

A photo posted by Carlos (@geocusco) on

 

El Arrastre de Caudas es un ritual funerario que viene de la antigua Roma. El único lugar en el mundo donde esta tradición puede ser presenciada hoy en día, es en la Catedral Metropolitana de Quito y sólo una vez por año durante Semana Santa.

A photo posted by Quito Turismo (@quitoturismo) on

 

Este niño demuestra que nunca se es demasiado joven para portar la túnica púrpura de los cucuruchos en Quito.

 

Ser un penitente no es una tarea fácil, es una verdadera prueba de fé.

A photo posted by @olezamat on

 

En Purísima del Rincón, una pequeña ciudad del estado mexicano de Guanajuato, la gente ha organizado La Judea por casi 150 años. Esta representación pone a Judas como personaje central de la Semana Santa. Es una mezcla de catolicismo y tradiciones paganas.

 

El Domingo de Pascua puede terminar en una nota muy alta en México cuando la gente enciende los tradicionales toritos y castillos, estructuras enormes llenas de fuegos artificiales que celebran la conquista del mal.