Foto: Juantiagues

1. ¿Esto cómo se come?

Delante, en el plato, posiblemente haya percebes. Una vez asumido que sí, que esas pezuñas marinas son algo que se come, los más tímidos mirarán a su alrededor de forma disimulada para ver cómo hacen los autóctonos e intentarán imitarlos sin que se les note mucho. El resto mirará el plato y hará la pregunta. Ocurrirá también con ostras, nécoras y otras delicias del mundo del mar.

2. Hace buena noche, ¿por qué no dormimos en la playa?

¿Qué hora es? Si son ya las tres de la mañana, estás en la playa y efectivamente notas que hace buena noche y una temperatura superior a 20º grados, pueden pasar dos cosas. Lo más probable es que no estés en Galicia. Si lo has comprobado y sí que estás ahí, duerme en la playa. Es el único día en el año en el que lo podrás hacer. Si son solo las 11 de la noche y tu interlocutor autóctono te anima con una sonrisa a que lo hagas, alegando que a él le encantaría pero que no puede, aborta el plan. A la 1 estarás tiritando de frío.

3. ¿Por qué están Azúcar Moreno en la tele? ¿Es una redifusión?

No es una redifusión, es Luar, un programa que vive en una dimensión temporal diferente a la nuestra. No intentes comprenderlo.

4. Voy a probar este licor café. Lo hizo la abuela de mi amigo y me aseguró que estaba muy suave.

Las abuelas gallegas tienen un concepto distinto de lo que es un licor suave. Lo descubrirás en cuanto abras la botella y con solo oler el alcohol te emborraches. Debes beberlo, por supuesto, pero mejor no hagas planes para mañana.

5. ¿Por qué me han servido el vino en un bol de cerámica?

Se llama cunca y es una pequeña obra de arte gallega que sirve para cualquier líquido que quieras beber. Vino, caldo, leche… ¿para qué usar distintos tipos de recipientes si hay uno que sirve para todo?

6. ¿Qué hace esta bañera en medio del monte?

Nosotros también nos lo preguntamos. Si no tiene un uso claro, tipo bebedero para el ganado (en Galicia somos muy de reciclar), encógete de hombros y continúa caminando. Podrías hablar de feísmo, pero es un tema complicado y preferimos discutirlo entre nosotros.

7. ¿Por qué es todavía de día si son las 11 de la noche?

Probablemente tenga que ver con el hecho de que en Portugal sean las 10. Y con que el sol se pone por el oeste, con la hora cambiada que tiene toda España, etc. Mira un mapa.

8. Pues este pimiento no pica…

¡Es parte de la emoción! Unos pican y otros no, así son los pimientos de Padrón. Tú por si acaso nunca cantes victoria antes del segundo mordisco, que algunos son de efecto retardado.

9. Pero para ir a Vigo desde Lugo cojo un tren y me pongo ahí en una hora, ¿no?

Sería lo normal si Galicia fuera llana y si se dieran otras condiciones, como que hubiese tren directo que uniese ambas ciudades. Tardarás más, mucho más, y posiblemente tengas que ir en otro medio de transporte (¡también puedes ir en tren haciendo uno o dos transbordos! ¡divertido!). Pero míralo por el lado bueno: tendrás tiempo para pensar y disfrutar de los bonitos paisajes gallegos.

10. ¿El agua no está muy fría como para bañarse?

¿De verdad? ¿Lo dices justo hoy que está a 19º grados? ¡Si está buenísima!

11. ¿Qué es esa mancha en la pared de mi piso viejo pero encantador?

Se llama Humedad y será tu compañera de piso durante los meses o años que decidas vivir aquí. Puedes intentar luchar contra ella con un deshumidificador, hacer como que no existe pintando la pared y viéndola reaparecer poco a poco, o aceptar su presencia y pasar horas mirando cómo crece. También puedes mudarte a un piso menos encantador.

12. ¿Por qué llevas una chaqueta si estamos a 30º?

Nunca te fíes del verano gallego. ¡Nunca! Esos 30º desaparecerán con el sol y agradecerás mucho tener una chaqueta cuando de pronto el termómetro empiece a marcar 17º.

13. ¿Crees que necesito ponerme crema solar para ir a las Cíes? Total no hace mucho sol…

Las Islas Cíes son bellas, bellísimas, pero también despiadadas e implacables. Como si estuvieran justo debajo de un agujero de la capa de ozono, los rayos del sol (aunque tú no lo veas) penetrarán en tu piel y la dejarán roja y chamuscada. Si no te apetece cambiar de piel o, qué sé yo, arriesgarte a un cáncer, mejor échate la crema. Protección 30 mínimo.

14. ¿Qué son esas cosas cuadradas en medio de la ría?

Se llaman bateas y son los lugares en los que crecen los mejillones y las ostras esas tan ricas que te acabas de comer. No, no ahí encima, en unas cuerdas que están hundidas… ¿sabes que hay visitas organizadas para verlas y entenderlas de cerca?

15. ¿Dónde está mi toalla? ¿Dónde está la playa? He estado fuera solo unas horas…

¡Bienvenido al mundo de las mareas que suben y bajan varios metros, y se comen la playa o la dejan enorme para poder jugar a las palas en la arena mojada! Una regla no escrita: no dejes la toalla en esta zona si te vas a ausentar. Y, si lo haces, por lo menos consulta una tabla de mareas. ¡No son aleatorias!

16. ¿Por qué tengo frío si estamos a 20 grados?

Es Humedad, tu compañera de piso, ¿recuerdas? Además de en tu pared, está en tus huesos.

17. Me han dicho que soy riquiño, eso es bueno, ¿verdad?

Mmm… depende. Digamos que no es necesariamente malo y que podría hasta ser bueno. Pero ten también presente que la gente en Galicia no es fea. Es riquiña.

18. ¿De verdad puedo verle los pies a Cervantes si miro hacia abajo en la fuente?

¡Claro que sí! Tú mira…