Crédito: Paula Rey

1.

Tu nombre está repleto de consonantes y suena a música: Arantxa, Mikel, Iñaki, Leire, Udiarriaga, Estibaliz, Axular.

2.

Hablas euskera, ya sea porque eres joven y concurres a una euskaletxea o porque ya eres mayor, pero se lo escuchaste hablar a tus padres y abuelos cuando hablar euskera era algo muy peligroso.

3.

Tus comidas preferidas son el bacalao al pil pil, el marmitako, la porrusalda y las angulas a la bilbaíana. En lo posible, todas en una misma cena. Y nadie jamás las preparará como tu ama.

4.

Sabes que el equipo de fútbol más importante, el Athletic, solo juega con jugadores vascos, aunque se encuentren en desventaja frente a los más poderosos. ¡Por algo les llamas los Leones!

5.

Quedas para comer y conversar con amigos, pero es probable que no logres profundizar, pues antes de la comida tienen por costumbre recorrer por lo menos siete u ocho bares en tiempo récord para tomar txacoli, sidras y zuritos y comer unos deliciosos pintxos de alta cocina.

6.

Eso sí, si eres hombre, la reunión con amigos la organizas en un txoco.

7.

Si tienes cierta edad, las palabras independencia, autonomía, nacionalismo, abertxale, aberri eguna, tienen un significado muy profundo para ti.

8.

Sientes un gran amor y orgullo por tu tierra, el trabajo y la cosecha.

9.

Eres tan buen deportista que eres capaz de jugar a pelota vasca con la fuerza de tus manos ¡y una pelota que pesa mil kilos!

10.

Y también puedes cortar troncos con apenas una sierrita desafilada….

11.

Estás acostumbrado a escuchar chistes como: “¿Por qué las universidades vascas son las mejores? Porque entran vascos y salen médicos, ingenieros, abogados…”.

12.

Aunque parezcas rudo, eres capaz de danzar elegantemente sobre una caja que transportan otros dantzaris por todo el pueblo. ¡Que bello es el aurresku!

13.

Para las navidades no esperas a Papá Noel, sino al Olentzero, ese señor desarreglado, alegre y bebedor que fabrica carbón vegetal en los bosques para bajar en Navidad a repartir regalos a todos.

14.

Te la pasas de fiesta en fiesta. Que la Semana Grande, Aste Nagusia, Virgen Blanca…. Y luego, ¿quién te quita lo bailado? Y lo comido… y lo bebido…

15.

No cantas el “feliz cumpleaños” sino el “zorionak zuri”.

16.

Soportas estoicamente que la nacionalidad que corre por tus venas y tu corazón no coincida con la que indica tu pasaporte. Y que cuando visitas otros países, ¡te llamen “gallego”!

17.

Indudablemente, los colores de tu corazón son el verde, el rojo y el blanco de tu ikurriña.

18.

Y lo que mejor le queda a tu cabeza… ¡es una txapela!