Foto: Ángel Muñoz – AM2 Fotografía

1.

Conoces a Gorgorito y te has subido al Tragantúa.

2.

Si haces deporte, te pones una pantaloneta.

3.

Comprabas golosinas a Tolín en El Espolón.

4.

Sabes que La Redonda no se refiere a una forma, sino a una catedral

5.

Te parece normal que las excursiones del colegio fueran a bodegas.

6.

Estudiabas que Malvasía y Garnacha son tipos de uva.

7.

Sabes lo que es una laureda y no es una receta de cocina.

8.

Las camisetas de futbol de rayas blancas y rojas eran las del Logroñés.

9.

Y todavía te acuerdas de cuando en la radio cantaban Gooool en Las Gaunas.

10.

Otras ciudades celebran San Mateo, pero para ti son las Fiestas de La Vendimia.

11.

Has aprendido el concepto de chupinazo limpio después de años de acabar bañado en harina y demás sustancias.

12.

Los vasos grandes se llaman katxis. No son minis, ni macetas, ni litros.

13.

Ahora es moderno llevar zapatillas Victoria, pero a ti tu madre te las compraba en Pares y Nones.

14.

Tu primera película en un cine la viste en lo que ahora es un local de una conocida marca de ropa.

15.

Eres capaz de cantar cualquier canción de Makoki.

16.

Has hecho mil veces una ruta por la calle Laurel y se la has enseñado a cualquier visita (junto con la estatua de El Espartero).

17.

Te han preguntado más de una vez por qué la calle Laurel se llama la Senda de los Elefantes.

18.

Y a la primera de cambio, puedes cantar: “Mi tierra es La Rioja, Logroño es mi pueblo. Cruce de caminos, puentes sobre el Ebro…”