El ritmo de vida, el estrés y el trabajo a veces no nos dan tregua para pararnos un momento y relajarnos admirando nuestro entorno. Almería es una de esas provincias españolas no excesivamente grandes, pero sí bastante completas en cuanto a patrimonio, naturaleza y lugares peculiares con encanto. Por ello, detente sólo 5 minutos para contemplar estas 21 imágenes que demuestran que Almería es uno de los rincones más bonitos de España. ¡Relájate y disfruta!

1. De sobra es sabido que en el sur la vida es muy alegre y prueba de ello son los colores vivos de los barrios de la capital almeriense.

Una publicación compartida de Svetlana (@senchukova_s) el

2. Almería presume de tener la única catedral con condición de fortaleza.

3. También es una ciudad que ama las artes escénicas: este es nuestro Teatro Cervantes.

4. Los atardeceres en la Alcazaba de Almería son mágicos y extraordinarios.

Una publicación compartida de S个LV个∀ (@silvia_nl_) el

5. ¿Sabías que durante el reinado de Abderramán III, el califato de Córdoba fue potencia marítima con base en Almería para frenar la expansión del califato fatimí en el norte de África? Al Mariyyat (nombre de Almería en aquella época) funcionó como puerto y defensa y, gracias a ello, después se convirtió en una de las ciudades comerciales más importantes del Al Andalus.

6. Sus pueblos costeros, como La Isleta del Moro, guardan leyendas sobre piratas y tesoros.

7. Y sus pueblos del interior, toda la Alpujarra almeriense, hablan de historias de romanos, de visigodos y de moriscos entre sus calles.

Una publicación compartida de Maria Teresa (@3acat) el

8. La playa de los Muertos, en el municipio de Carboneras, ha sido elegida por dos años consecutivos la mejor playa de España. Por algo será, ¿no?

9. No todo en Almería es desierto y playas paradisíacas, también hay ríos y pantanos como el de Beninar.

Una publicación compartida de alberto (@albertonix) el

10. Nunca una iglesia junto al mar fue tan fotografiada como la iglesia de Las Salinas de Cabo de Gata.

11. Ni un cortijo fue plató de tan afamadas películas del oeste (El bueno, el feo y el malo, La muerte tenía un precio, Yo soy la revolución, y Giù la testa), así como escenario de obras de teatro de famosos poetas como las “Bodas de sangre” de Federico García Lorca, basada en una tragedia que aconteció en el paraje de El Cortijo del Fraile.

Una publicación compartida de @fatinikon el

12. Según la revista Rolling Stone en 1968, John Lennon, que se alojó en el Cortijo Romero (actual Casa del Cine) durante más o menos un mes mientras rodaba la película Cómo gané la guerra, compuso el tema Strawberry Fields Forever en el mismo cuarto de baño de este palacete.

13. Algunas personalidades de la alta cuna también escogieron Almería para construir sus aposentos. Este es el castillo de Vélez Blanco.

Una publicación compartida de Azcar. (@miguelangelpagan) el

14. Lucainena de las Torres y sus hornos de calcinación son el reflejo de la época dorada de este entorno gracias a la actividad minera del hierro. ¡Ve y descúbrelo!

15. Siguiendo esta actividad, Almería cuenta con los restos de un antiguo poblado minero llamado Las Menas de Serón en la cara norte de la Sierra de los Filabres, fruto de la extracción de este mismo mineral en este paraje.

16. También hay restos de otra explotación minera, pero esta vez de oro. Son las conocidas Minas de Oro de Rodalquilar. Pero en Almería, ¿no se dedicaban al cultivo del tomate?

Una publicación compartida de Isa Cazorla (@guachufleiva1) el

17. Si lo que te gusta es el vino, entonces te recomiendo una excursión por el pueblo de Laujar de Andarax para conocer sus viñas, sus bodegas y, por supuesto, el buen vino de la tierra.

Una publicación compartida de Jomaizca (@jomaizca2000) el

18. Muy cerquita de Laujar se encuentra la población de Fondón, famosa, entre otras cosas, por sus mantecados. Aunque ya está apretando el calor, conocer este pueblo es todo un “dulce”.

19. Seguimos otra vez con el oro, pero esta vez del que se saborea. ¿Cómo? Pues sí, que en pleno corazón del Desierto de Tabernas (el más grande de Europa reconocido como tal) se produce uno de los mejores aceites de oliva. Por ello, un paseo por este entorno para degustar esta delicatessen también es muy recomendable.

Una publicación compartida de Henry Sidsaph (@sidsaph89) el

20. Pero si después del vino y del aceite quieres seguir disfrutando de la provincia de Almería, en el mismo desierto hay diferentes alternativas como rutas a caballo, a camello, a pie o, también, podrás visitar el poblado del Spaghetti Western más conocido de todos los tiempos.

Una publicación compartida de Maurizio Bilanceri (@maubila) el

21. Los restos arqueológicos de una civilización de la Edad del Cobre formada por un poblado y su necrópolis también es una visita muy interesante para conocer la historia de la provincia.