LOS PANAMEÑOS somos muy buenos para inventar palabras o para adaptar palabras de otros idiomas, ese es uno de nuestros súper poderes. Aquí les traigo un listado de “slang” panameño que de seguro les ayudará a conocer un poco más de las costumbres y la idiosincrasia de los que habitamos este pequeño gran istmo llamado Panamá.

1. Mopri

Si de jugar con las palabras se trata, los panameños somos expertos moldeándolas para que suenen mejor o incluso para cambiar su significado. Así, tomamos la palabra primo y la convertimos en mopri, que no solo se refiere al hijo del tío de una persona como dice la RAE, sino que también describe a un amigo o pasiero.

En una época no tan lejana usábamos la expresión «puta mopri ahuevao» (léase con su entonación) para imitar la peculiar forma de hablar de los yeyesitos* que se expresan como si tuviesen una papa en la boca.

*yeyesitos: rabiblancos, pijos, etc.

2. Ahuevao o awebao y sus variantes

Esta palabra se puede usar en múltiples situaciones, pero la más común es para denominar a una persona que comprende o capta las cosas más lento que el promedio o que entiende una cosa distinta a lo que el resto del grupo comprendió. «estás/vas como el huevo» o «como el egg» para hablar de una persona que va o hace las cosas lento como si le pesara la vida, o «estás hueveando», cuando una persona prefiere procrastinar antes de hacer las cosas a tiempo.
Finalmente, si alguien dice le pesan [los huevos] se refiere a una persona conchuda que pretende que los demás hagan/paguen cosas por ellos solo por su linda carita y sin dar nada a cambio.

3. Llesca

Otro caso en el que usamos la inversión de sílabas es al hablar de la llesca, en lugar de la calle. La versión coloquial es más auténtica, con más sabor. «La llesca ‘ta dura» significa por ejemplo que la situación (económica) está complicada y «vamos pa’ la llesca» se puede usar en lugar de decir vamos a salir.

4. ¡Chuzo!

Es una interjección que utilizamos para verbalizar algún sentimiento o impresión. Por ejemplo, si acabas de recordar algo que tenías que hacer y no hiciste dices «¡chuzo!, se me pasó ir al cajero»; si te preguntan sobre algo que pasó hace rato y ya casi no recuerdas, «¡chuzo!, déjame pensar»; si alguna situación movió algo en tu memoria, «¡chuzo!, qué buenos recuerdos». También decimos «¡váyala vida!» o «¡váyala peste!» y con el mismo significado aunque ya en desuso tenemos la expresión «¡chuleta!».

5. Compa

Es una abreviación de la palabra compadre y se utiliza, especialmente entre hombres, bien para referirse a un amigo o entre desconocidos pero buscando dar un trato afable y cortés a la vez.

6. Chambón

Un chambón es una persona que no tiene muchas habilidades para desempeñarse en alguna actividad que puede ser deportiva («¡chuzo!, esa man es una chambona, cómo pudo fallar ese tiro») o de otra índole («ese tipo es bien chambón como electricista, hizo tremenda chambonada en casa de mis padres»).

7. Bulto

Un paso más allá (o tal vez dos o tres) en la falta de habilidades del chambón se encuentra el bulto. Un bulto es una persona que es mala, realmente mala en lo que se desempeña. Por ejemplo: «ese man es un bulto como representante sindical».

8. Birria

Probablemente si un chambón birrea mucho algo puede mejorar, especialmente si se trata de un deporte, un videojuego o alguna actividad en la que se pueda mejorar las habilidades practicando. Por ejemplo decimos «vamos a birriar basket» o «esas pelaas se la pasan birriando».

Otro significado de la palabra birria es pequeño, «ese perro es una birria, pero ¡cómo ladra!».

9. Chachai

Cuando a las niñas les ponen un traje de esos lindos, con vuelo y lazo atrás la gente suele decirles «¡qué lindo tu chachai», pero también entre adultos se puede usar esta expresión para referirse a que la ropa que lleva puesta está bonita o le queda bien.

10. Chaniao, chaneao o chaneado

En la misma línea de la palabra anterior, cuando una persona se arregla o se viste mejor de lo habitual se le dice que está chaniao. Esta palabra proviene del inglés shining.

11. Venteconmigo

Y muchas veces tras chanearse la gente complementa su atuendo bañándose en perfume. El problema viene cuando se trata de uno de no muy buena calidad, al que llamamos venteconmigo. Cuando la gente se pone venteconmigo deja una estela punzante allá por donde pasa.

12. Tongo

A los agentes de la fuerza del orden se les llama tongos aquí en Panamá. Generalmente nos referimos así a los rasos o que no tienen rango.

13. Guabanazo

Cuando una persona se da un buen golpe decimos que se dio un guabanazo. Suele tratarse de un golpe accidental, aunque una persona también le puede dar un guabanazo a otra.

14. Golpe de ala

El calor y la humedad sofocantes son el medio ideal para que aparezca el sudor, situación controlable y sin mayores consecuencias siempre y cuando mantengamos una buena higiene y nos apliquemos los productos pertinentes. Pero cuando no se siguen estas reglas, aparecen efluvios nada agradables como el golpe de ala, también conocido como grajo o simplemente mal olor en el sobaco.

15. Biencuidao

En muchas partes del mundo se ha hecho común encontrar personas que por una propina te cuidan el carro mientras lo dejas estacionado y aquí en Panamá nos hemos dado a bien llamar a estar personas biencuidao, porque generalmente cuando te ven dicen: «bien cuidao bella dama» o «bien cuidao chif».

16. Chacalita o rakataca

Estos dos términos se emplean para referirse a chicas o mujeres, generalmente de barrios pobres o del gueto, que actúan y hablan como maleantes no siéndolo necesariamente. Los hombres también pueden ser chacalitos.

17. Porcón

Cuando vas al cine, ¿qué pides para picar mientras ves la película? Pues porcón con soda, claro está.

18. Ñamería

Para hacer referencia a una persona que está loca, a veces utilizamos el apelativo ñame y si se trata de las locuras que hace o dice esta persona, pues hablamos de ñamerías.

19. Ñecks

Si una persona se saca (o le sacan) la ñecks es porque tuvo un accidente muy grave, una caída aparatosa o alguien le dio una paliza. «¡Chuzo!, ese motorizado se sacó la ñecks».

También utilizamos la palabra ñecks como sinónimo de nada, por ejemplo: «me habló tan rápido que no le entendí ni ñecks».

20. Taquillar o takillar

Cuando una persona busca ganar popularidad y aceptación, está taquillando, cuando quiere llamar la atención o lucirse ante los demás, está taquillando. Dicho de otro modo, si una persona pifea sus pertenencias o sus actos delante de los demás o a través de las redes sociales definitivamente es un taquillero.

21.Rantan

Cuando queremos decir que hay mucho de algo utilizamos la palabra rantan, «hay rantan de carros en el estadio». Algunos sinónimos son buco (que viene del francés beaucoup) y pocotón. A veces, para demostrar que lo que queremos cuantificar es muy grande, hasta usamos los tres términos a la vez.

22. Guari-guari

Este realmente es el nombre que se le da a un dialecto utilizado en la provincia de Bocas del Toro y que es una mezcla entre español, francés, inglés y lenguas indígenas, pero que también lo utilizamos para manifestar que no entendimos nada de lo que una persona nos dijo, por ejemplo, «no le entendí nada, me habló en guari-guari».