Crédito: kris krüg

1.

10 pesos eran más que suficientes para una salida completa: transporte, cine y comida rápida.

2.

En tu biblioteca no podía faltar algún tomo de “Elige tu propia aventura”.

3.

Disfrutaste el paso fugaz por el país de Pizza Hut y Dunkin’ Donuts. Y aún probás distintas hamburguesas buscando el sabor de “Pumper Nic”.

4.

«La Isla del Sol» te recuerda las noches de boliche y todavía no sabés si empieza diciendo «Omila», «Oh, mira» o «Bonita».

5.

Para salir no usabas ni zapatos ni zapatillas: usabas borcegos.

6.

Soñabas con enchastrarte en los juegos de «Jugate Conmigo«.

7.

Recordás cuando Tinelli era un gomazo y Pergolini, un rebelde de pelo largo.

8.

Respiraste aliviada con el fin de la Colimba: tu chico o tu mejor amigo ya no iba a tener que pasar por eso.

9.

Encajonaste los cassettes de tu infancia y empezaste a coleccionar CDs.

10.

Y te creías súper canchero escuchando música en el Discman que te compraste en Miami.

11.

Te presentaron el Windows 93 en la clase de computación del colegio… por la misma época en la que si veías algo copado decías “guachiguau”.

12.

Además, pasaste la cadena telefónica para organizar salidas con amigos al Excel y empezaste a consultar enciclopedias en CD-ROM para tus trabajos prácticos.

13.

Los paleontólogos empezaron a tener onda con el Dr. Ross Geller y el Dr. Alan Grant.

14.

O no, porque no eras tan «pancho» y te parecían unos «pescados».

15.

Te sonrojaste cuando te diste cuenta de lo que significaba la canción «Entregá el marrón» de Los Auténticos Decadentes.

16.

De chiquito, descubriste qué gustito tiene la sal, que no tenías talento para el canto viendo “Festilindo”, y que nada te hacía llorar más que “Ico, el caballito valiente”.

17.

Creías que el romance de Adrián Suar y Araceli Gonzalez no iba a durar. Y después se casaron. Y tuvieron un hijo.

18.

Si tenías el pelo lacio, pasaste horas frente al espejo para lograr el mismo jopo que Cecilia Dopazo en “Clave de Sol”. Si no, no te quedó otra que comprarte una planchita.

19.

Te burlabas de los que eran fanáticos de «Verano del 98».

20.

Si creciste en Buenos Aires, los fines de semanas tomabas el Premetro para ir hasta El Parque de la Ciudad.

21.

Fuiste a Bariloche de viaje de egresados, pero en avión… por LAPA.

22.

Fito Páez te hizo filosofar sobre el amor después del amor y las mariposas tecnicolores.

23.

Almorzabas viendo «El Agujerito Sin Fin».

24.

No podía faltarte el colgante de «Salven a las Ballenas».

25.

Sabés qué tienen en común Facundo Arana, Damián De Santo y Victoria Onetto.

26.

La categoría de «amigovios» hacía soportable la presión social de empezar a estar con alguien.

27.

Aprendiste el significado de «antidoping» con el Mundial de Atlanta 1994.

28.

Se masificó la TV por cable y gozaste a pleno el breve reinado del subtitulado.

29.

Si eras una chica cholula, leías la revista «Chicas».

30.

No entendíamos nada de política ni economía, pero… ¿Vuelos a China en tres horas en cohete vía estratósfera? ¿Posta?