Los mexicanos somos mitoteros por naturaleza. Nos encantan las leyendas, engrandecerlas, hacerlas propias, y viralizar historias de fenómenos paranormales por doquier. Todo el mundo tiene algo que contar porque ¡México no es normal! Basta con poner sobre la mesa este tipo de temas para ver cómo más de uno comparte sus experiencias fantasmagóricas y hasta contactos del tercer tipo… y no, no hablamos de cuando conociste a tus suegros.
Sean ciertas o no las miles de historias fantásticas que nutren nuestro imaginario colectivo, aquí van algunos lugares de México donde lo paranormal es parte de lo cotidiano.

 

1. Huasca de Ocampo

Huasca de Ocampo se encuentra en el corazón del llamado Corredor de la Montaña, en el estado de Hidalgo. Fue declarado el primer Pueblo Mágico de México y al parecer no es casualidad, pues gran parte de la fama de Huasca se debe a sus numerosas historias y leyendas de duendes. De hecho, Huasca es el único lugar de México en donde puedes visitar un peculiar museo dedicado a los duendes. Aquí se exhiben desde fotografías hasta una colección de crines de caballo con extrañas trenzas. Según la administradora del museo, estos tejidos en las crines son hechas por los duendes durante las noches mientras los caballos duermen en sus establos.

Quizá no haga falta ver duendes para percibir su presencia en Huasca, pues sus bosques parecen lugares encantados, con hermosos lagos azules, veredas que invitan a perderse, y antiguas ex haciendas abrazadas por paisajes boscosos de ensueño. Pero si aún insistes en encontrarte con un duende, quizá debas hospedarte en el hotel de la Hacienda San Juan Hueyapan, construida en el siglo XVI por un sobrino de Hernán Cortés.

Para darte una idea de la actividad paranormal reportada en el lugar, los huéspedes deben firmar una carta responsiva que deslinde a la administración de los sustos y las bromas que puedan ocasionarles sus pequeños inquilinos durante la noche.

 

2. Zona del Silencio

En el Bolsón de Mapimí, una área semidesértica de Durango, Chihuahua y Coahuila, se encuentra un sitio que ha despertado acalorados debates entre científicos y ufólogos. La Zona del Silencio debe su misterioso nombre al hecho de que las ondas de radio no se pueden transmitir con normalidad. Esto dificulta las comunicaciones electrónicas y el funcionamiento de instrumentos de navegación.

Este peculiar fenómeno ha dado lugar al surgimiento de numerosas historias paranormales. Entre las más populares está el avistamiento de ovnis e incluso se ha llegado a decir que es el Triángulo de la Bermudas a la mexicana. Para los científicos el fenómeno de la Zona del Silencio tiene una simple explicación, todo es resultado de la variación magnética que hay en la región lo que impide la propagación de las frecuencias de radio. Y tú, ¿de qué crees que se trate?

 

3. Peña de Lobos

A post shared by César Guzmán (@celacanto80) on

El llamado turismo paranormal es uno de los atractivos de Peña de Lobos, una reserva natural ubicada en Jilotzingo, Estado de México. Los bosques impregnados de neblina, sus misteriosas cañadas y las veredas con rumbos desconocidos han escenarios en donde muchos visitantes aseguran haber percibido presencias sobrenaturales.

De hecho, la zona es frecuentemente visitada por aficionados a la investigación paranormal. Algunos aseguran haber grabado psicofonías, videos y fotografías de espectros merodeando las cabañas y los campamentos. Los mismos lugareños admiten que en Peña de Lobos ocurren cosas extrañas y todo se lo adjudican a la presencia de los duendes. Incluso hay testimonios de campesinos que dicen haberlos visto.

Si te animas a pasar una noche en Peña de Lobos, hay opciones para renta de cabañas y áreas de acampado. También se ofrecen recorridos nocturnos en zonas de alta actividad paranormal. ¡Suerte! Ya nos contarás cómo te fue…

 

4. La Rumorosa

A post shared by Rulo Luna Ramos (@rulo.luna) on

Quizá una de las peores sensaciones es sentir que alguien te susurra al oído sin que nadie se encuentre a tu lado. Pues eso ocurre en La Rumorosa cuando el viento choca contra las paredes de los macizos de piedra que caracterizan a esta zona de la península de Baja California. Aquí parece que el viento te habla en lenguas extrañas.

La Rumorosa es atravesada por una de las carreteras más peligrosas de México, la cual ha cobrado varias vidas. La aterradora evidencia son los fierros retorcidos de autos y camiones que pueden observarse en el fondo de las barrancas. De hecho, hay testimonios de choferes quienes aseguran haber visto en numerosas ocasiones fantasmas sobre la carretera, especialmente el de una anciana que aparece durante la luna llena para subir al estribo de los camiones, como si intentara guiar a los choferes para no desbarrancarse.

Por si fuera poco, La Rumorosa posee paisajes que parecen extraídos de Marte y una espectacular zona arqueológica llamada El Vallecito donde sobreviven pinturas rupestres de la etnia Kumiai.

 

5. Izamal

Sin duda, el pueblo de Izamal es uno de los más pintorescos de Yucatán, pero también uno de los que presentan mayor actividad paranormal. De acuerdo con reportes de la misma policía municipal, las apariciones fantasmales son cosa de diario en las carreteras circundantes como en los recintos históricos. Una de las leyendas más famosas es la del espíritu de un fraile que regularmente se pasea por los pasillos del convento de Izamal. Algunos creen que es fray Diego de Landa, el fundador de dicho convento. A Diego de Landa se le recuerda por sus despiadados actos en contra los mayas y por haber quemado decenas de sus códices.

Los lugareños también aseguran haber visto aluxes —duendes mayas— merodeando en las pirámides de Izamal, e incluso a un huay pek —un brujo convertido en perro. Pero sin duda lo más desconcertante para la policía local son las presencias fantasmagóricas en las calles de Izamal y en las carreteras cercanas durante los patrullajes.

Uno de los fantasmas más conocidos en la ciudad es la “pasajera fantasma” que, según dicen, aparece pidiendo “aventón”, pero una vez que sube al auto desaparece al poco rato.

¡Cuéntanos qué otros sitios paranormales conoces!