El hambre es cabrona, de eso a nadie le queda duda. Ya sea que cumplas un horario y necesites comer en la calle o que tengas poco dinero y mucha prisa, las fondas son la opción ideal pues reúnen sabor, variedad y precio. Es por esto que la comida corrida tiene un lugar especial en el estómago, el corazón y el bolsillo de los mexicanos. Si no te alcanza para el restaurante o la comida rápida de los centros comerciales, no te preocupes; acércate a esos locales con manteles de plástico, platos de melamina, música guapachosa y toda clase de comensales.  

Y si por alguna razón eres nuevo en cuestiones de comida corrida, te sugerimos buscar establecimientos limpios, en los que haya abundante clientela, que cuenten con un lugar para lavarse las manos, y que sean un ejemplo de buen trato. Trata de ser ser frecuente, pues esto permitirá que te consientan, sirviéndote los alimentos como te gustan o guardándote tu guisado favorito.

Va una lista con las mejores fondas de la Ciudad de México para todos los gustos y bolsillos.

 

1. La Oaxaqueña

En el interior del mercado de Portales sobran lugares para comer, pero ninguno como este sencillo local que sirve desde hace 40 años hasta 15 guisados diarios, tortillas hechas a mano, aguas de fruta natural (nada de concentrados), además de pancita y tlayudas. Por si esto fuera poco, La Oaxaqueña también tiene servicio de desayunos, todo con un sabor exquisito, servicio rápido y excelentes precios.

Costo promedio: $60

5 de Febrero 1388, San Simón Ticumac

 

2. Huitzillin

La palabra que mejor describe este lugar es fusión. Huitzilin mezcla los sabores mexicanos con los de Asia y el resultado es impresionante. Aunque mantiene similitudes con las fondas tradicionales, el juego de sabores y la estética de los platillos coquetean con la alta cocina. No te pierdas sus opciones diarias y su menú especial de cada mes, que consiste en cuatro tiempos que varían según los productos de temporada, se acompaña de pan fresco, mantequilla de la casa y agua del día. También cuentan con opciones veganas, pero deben solicitarse con anticipación.

Costo promedio: $80

Menú mensual: $200

La Morena 222, del Valle Centro

 

3. Buenavida Fonda

Buenavida es una gran opción par los amantes de la comida corrida que quieren experimentar nuevos sabores en su menú diario. Ubicada en la Roma Norte, esta cocina ofrece versiones muy interesantes de platillos tradicionales mexicanos en los que se fusionan ingredientes inesperados. Tienen un menú que anda por los $120, además de servicio a la carta, desayunos y otros complementos. Ah, y su menú diario siempre incluye una opción vegana. Si quieres extender la sobremesa, puedes quedarte aquí disfrutando de una cerveza hasta ya entrada la noche.

Costo promedio: $120

Tabasco 101-A, Roma Norte

4. El Chefsito

Si vas a la Cineteca Nacional pero no te alcanza para comer en sus restaurantes, no te preocupes. A unos pasos de este famoso recinto hay una fonda que tiene opciones de comida muy económica en el orden que ya todos conocemos: sopa o consomé, arroz o espagueti y varios guisados que incluyen carne en salsa, tacos dorados, milanesa, filete de pescado, entre otros. También tienen servicio a la carta y una curiosa promoción, si estás solo y aceptas compartir tu mesa, te toca doble postre.

Costo promedio: $50

Real de Mayorazgo 92, Xoco

 

5. Fonda Margarita

La Fonda Margarita es un verdadero clásico de la Ciudad de México y un lugar bastate peculiar. Si llegas a la hora de la comida, habrás llegado demasiado tarde, ya que este comedor opera desde las cinco de la mañana hasta que se les acaba la comida (que suele ser antes del mediodía). Este es un lugar de mesas compartidas, bullicioso, con un menú limitado, pero que se ha ido refinando con el paso de los años (pide los frijoles refritos con huevo, no te vas a arrepentir). Definitivamente una experiencia que vale la pena, aunque haya que madrugar para experimentarla.

Costo promedio: $90

Adolfo Prieto 1364-B, del Valle

6. Cocina Mary

No hablamos del mercado de especialidades con sus deliciosas tapas, hamburguesas de león y otros platillos exóticos, eso déjalo para la quincena o cuando te toque la tanda. Mientras lánzate al mercado de San Juan – Arcos de Belén, que está a solo unos pasos y rebosa de opciones económicas. Al interior de este lugar, la Cocina Mary destaca por su sabor y amplia variedad de platillos a elegir (no te puedes perder el mole). Si al terminar necesitas servicios de sastrería, de ortodoncia o algún corte de pelo puedes encontrar todo eso y más en los pasillos del mercado.

Costo promedio: $50

Arcos de Belén, Centro

 

7. Mal Diablo

Una combinación de diseño, buena gastronomía, fusión de sabores y mucha cerveza. Mal Diablo es una propuesta innovadora y atrevida, donde puedes encontrar hamburguesas, tacos, sopas, arroz, huevos de codorniz y toda la variedad de platillos habituales con ingredientes inusuales. Cuentan con un menú de $75 y brunch los fines de semana.

Costo promedio: $100

Dr. Lucio 102-7, Doctores

 

8. La Reforma

Como dice su fachada, “75 años de tradición y el barrio los respaldan”. Auténtico espíritu vintage, buen sazón y variedad. Aquí puedes encontrar mole, chiles rellenos, pancita, chicharrón en salsa verde y muchos otros platillos tradicionales. Cuenta la leyenda que sus especialidades conquistaron los paladares de Salvador Novo y Octavio Paz, y por la afluencia, se ve que siguen con la conquista.

Costo promedio: $60

Héroes 136, Guerrero