1. Busca la simplicidad

Parece contradictorio, pero si buscas composiciones limpias y simples, tus fotos se verán mucho más equilibradas y armoniosas. Ten esto muy en cuenta para obtener resultados estéticos y sofisticados.  

 

2. No olvides el elemento humano

Incluir personas en tus fotografías de viajes hará que tus imágenes sean mucho más atractivas visualmente. Además, tendrás una elemento de referencia que puede ayudar a convertir tus paisajes y escenas en lugares grandiosos.

 

3. Piensa en pequeño

A todos nos gusta captar increíbles vistas panorámicas bañadas por la luz dorada del atardecer. Estos paisajes espectaculares pueden dejar a más de uno con la boca abierta, pero lo que fotografíes el resto del día será lo que marque la diferencia en tu álbum de viajes. Mientras exploras un lugar a través del objetivo, considérate un detective visual. ¡Ningún detalle es demasiado pequeño! Las detalles más sencillos pueden hacer grandes diferencias.

 

4. No hay descanso para los perezosos.

¡No hagas caso a quienes te sugieran guardar tu cámara durante las horas centrales del día! Cualquier momento es bueno para sacar fotografías, el truco está en adaptarse a las diversas condiciones de luz y en variar tu temática. Un sencillo paisaje en tonos verdes a medio día puede aparecer exuberante y vibrante si usas un filtro polarizador. ¿Por qué limitar tu fotografía al amanecer y al atardecer?

 

5. Perderte siempre debe ser parte de tus planes

Es importante planear de antemano en los sitios que quieres fotografiar. Herramientas como Photopills pueden servirte para averiguar con precisión la hora de la salida y la puesta del sol, así como las fases de la luna; sin embargo, aunque esto te será útil para crear una lista básica de posibles fotos, debes dejar tiempo para las aventuras inesperadas. Perderse y explorar lo desconocido es, casi siempre, la mejor manera de encontrar lo que estás buscando.

 

6. ¡No dejes de hacer “esa foto”!

¿Cómo darle un toque único a algo que ya han captado miles de fotógrafos? Considéralo un reto personal, da un paso más y crea algo único. Puedes buscar un nuevo punto de vista, cambiar el enfoque, jugar con la luz o incluso añadir elementos externos o personas. Esta visión personal será la que separe tu foto del resto.

 

7. Ve más allá del alcance de tu objetivo

Los objetivos con zoom te facilitan el poder cambiar la distancia focal con un simple giro de muñeca. Pero limitarte al alcance de tu objetivo, puede hacer que te pierdas muchas oportunidades únicas. ¡Deja que la curiosidad guíe tus composiciones fotográficas y la originalidad del lugar se verá reflejada en tus imágenes!

 

Foto de portada: Enric Fradera