1. El Turix

A photo posted by JJ (@jose.juan.gzz) on

Este pequeño lugar no se complica, aquí venden únicamente cochinita en tres versiones: taco, panucho o torta. Se convirtió en todo un clásico para la banda oficinista de Polanco y aunque el dueño es muy mal encarado, el exquisito sabor de la cochinita y los excelentes precios hacen que todos los días el lugar esté a reventar y que a la gente no le importe en lo más mínimo comer parada.

Tal es el éxito de El Turix, que recientemente se abrió una nueva sucursal en otra zona súper oficinista de la ciudad: la colonia Cuauhtémoc. En ambos restaurantes se sirve lo mismo (cochinita, cochinita y más cochinita), y de vez en cuando se ponen guapos y ofrecen también sopa de lima. No dejes de probar la salsa de habanero, es peligrosona pero extremadamente rica.

Dirección: Emilio Castelar #212, colonia Polanco; y Río Pánuco #165, colonia Cuauhtémoc.

 

2. Fonda 99.99

Mi abuelo era yucateco y exageradamente estricto con todo lo que tenía que ver con su cultura y tradiciones; sobre todo con la comida. En una visita que hizo a la Ciudad de México lo llevamos a la Fonda 99.99. Teníamos algo de miedo, pues él era de los que se enojan si un restaurante se jactaba de servir comida yucateca pero los platillos no reflejaban la forma tradicional de elaborarlos. Pidió de todo (los platos son pequeños, ideales para probar de todo lo que se antoje) y después de un rato y de saborear cada uno de ellos, comentó que era el mejor restaurante de comida yucateca al que había ido fuera de Yucatán.

Habiendo platicado esto, realmente puedo decir que si te quieres chupar los dedos y entrarle con gusto a la cochinita, al lechón, a los papadzules, a los tacos de queso relleno, al relleno negro, a la sopa de lima, a los codzitos, a los tamales, al pan de cazón, al poc chuc y a un montón de delicias más, este es el lugar indicado, además, ¡a un excelente precio!

Dirección: Moras #347, colonia Del Valle.

 

3. Humberto’s

A photo posted by vioverdu (@vioverdu) on

A espaldas de la Fonda 99.99 se encuentra Humberto’s. Las malas lenguas dicen que los dueños de ambos restaurantes son hermanos, que juntos fundaron la Fonda 99.99 pero después se pelearon y Humberto abrió la competencia poniéndole su propio nombre.

Sea cual sea la historia, en este restaurante se come igual de delicioso que en el anterior. Lo que sí hay que destacar es que el menú es mucho más amplio, pues además de platillos yucatecos hay otros tipos de comida mexicana. Su variedad de postres es muy recomendable.

Dirección: Patricio Sanz #1440, colonia Del Valle.

 

4. Coox Hanal

A photo posted by queridopin (@queridopin) on

En este restaurante en pleno Centro Histórico preparan el frijol con puerco de una manera magistral y, tal como lo dicta la tradición yucateca, sólo lo sirven los lunes. Si no vas en ese día de la semana, entonces éntrale a la sopa de lima (que para muchos es de las mejores en la ciudad) y a los panuchos de cochinita. Cabe mencionar que su menú es tan amplio como la fila para entrar, así que es recomendable llegar antes de las dos de la tarde para evitar tumultos.

Dirección: Isabel la Católica #83, segundo piso, colonia Centro.

 

5. El Maquech Púrpura

A photo posted by Friix (@lar_fri) on

Esta fondita en plena glorieta de Vértiz es todo un éxito. Su dueño comenzó vendiendo una exquisita cochinita pibil en puestos de la calle y fue tal su éxito que logró montar una fonda que con el tiempo se ha ido expandiendo para atender a la gran cantidad de comensales que llegan diariamente por su buena dosis de comida yucateca. Prueba las manitas de cerdo, ¡son todo un agasajo! 

Dirección: Vertiz #808, colonia Narvarte.

 

6. Le-Lah-T’Ho

A photo posted by Izra® (@izramoe) on

Por ahí se dice que este es el lugar al que vienen a comer los yucatecos que viven en la Ciudad de México, ¿será cierto? Lo que sí es verdad, es que su sazón es delicioso y, si eres conocedor, su variedad de platillos no te decepcionará. Si apenas le estás entrando a esto de la comida yucateca, entonces pide el platón surtido que trae panucho, salbute, taco de cochinita pibil, papadzul y codzito; es una buena forma de iniciarte en los exquisitos sabores del sureste mexicano.

Dirección: Av. Patriotismo #456, colonia San Pedro de los Pinos.

 

7. Los Almendros

A photo posted by @almendrosmid on

De toda la lista este restaurante podría entrar en la categoría de “nice”, al igual que sus precios, que son mucho más elevados que los de las otras opciones. Sin embargo, quise incluirlo porque es todo un clásico de la cocina yucateca y sus sabores son más que deliciosos. No por nada se jactan de utilizar los ingredientes precisos y las técnicas originales en la preparación de los platillos. Por supuesto que aquí vas a poder encontrar todos los platillos que se han mencionado arriba, pero lo que debes probar sí o sí, es la longaniza de Valladolid, ¡está para morirse de rica!

En la Ciudad de México puedes encontrar dos restaurantes de Los Almendros, uno en Campos Elíseos #164 en la colonia Polanco y el otro en Insurgentes Sur #1759 en la colonia Guadalupe Inn. Como recomendación personal, visita el de Polanco, pues su ambiente es mucho más acogedor y tradicional que el de su hermano sureño. 

 

Foto de portada: Adam & Tess