Muchas mujeres se preguntan si viajar solas a Marruecos es seguro: lo es. Marruecos es un país turístico, acostumbrado a recibir personas de todos los países del mundo y con un pueblo hospitalario.

Sin embargo, como en todos los lugares que implican un choque cultural, es cierto que puedes encontrarte con diferencias culturales que te hagan sentir insegura o incómoda. Infórmate, no tengas miedo, libérate de los prejuicios y descubre una cultura fascinante. Aquí tienes una serie de consejos para poder disfrutar del país viajando sola.

1. Usa ropa adecuada

Viajar sola por Marruecos es seguro, pero, como en cualquier otro lugar al que vayas, hay que respetar y adaptarse a la cultura local. Marruecos es un país musulmán y, aunque no es necesario cubrirse el pelo, sí es recomendable que vistas con ropa holgada, pantalón o falda larga y camisetas de manga corta sin escotes, preferiblemente que no sean de tirantes ni muy ajustadas. Puedes llevar un pañuelo contigo siempre por si necesitas cubrirte un poco más en algún momento. Nadie va a prohibirte que vistas de otra manera, pero es posible que si lo haces te sientas incómoda, ya que atraerás miradas y, quizás, comentarios.

2. Cúbrete en la playa

La mayoría de las mujeres marroquíes se bañan parcialmente vestidas con caftanes. Al igual que con el resto de ropa nadie va a prohibirte nada, pero probablemente te sientas más cómoda con un bañador que con un bikini. También puedes llevarte un pareo o un vestido fresco para cubrirte si quieres pasear por la playa.

3. ¿Es posible encontrar tampones?

Uno de los grandes tabús de las mujeres viajeras: ¿qué haces cuando tienes la regla? En Marruecos es complicado encontrar tampones por lo que, si es lo que utilizas, lo mejor es llevarte los necesarios. También puedes usar la copa menstrual: no ocupa nada en el equipaje, es reutilizable (por lo que es lo más adecuado para un viaje largo) y no contamina el medio ambiente. Además no hace falta cambiarla con tanta frecuencia, por lo que podrás hacerlo al salir y volver a tu alojamiento, evitando así problemas de higiene. La única condición es hervirla después de cada menstruación.

4. Evita perderte en las medinas de noche

Las ciudades marroquíes están llenas de medinas, que son las partes antiguas de las ciudades, normalmente rodeadas por una muralla. Suelen ser pequeños laberintos que salen de una plaza, el corazón del lugar, y en ellos podrás encontrar barrios con zonas de viviendas, zonas comerciales, de talleres y mercados. Las zonas de los zocos, mercados, suelen tener las tiendas abiertas desde temprano por la mañana hasta tarde por la noche, puedes llegar a ver gente comprando a las nueve o diez de la noche, por lo que durante el horario comercial siempre tendrás gente a tu alrededor. Es imposible sentirse sola en una medina.

Lo mejor es perderse en ellas, pero no lo hagas por la noche (salvo las zonas comerciales y plazas). No tiene por qué ser inseguro pero nadie quiere quedarse sola en un laberinto a oscuras. En plazas grandes no tendrás problemas, por ejemplo no te prives de visitar Yamaa El Fna en Marrakech de noche, es cuando empieza la vida allí.

5. Escoge tu alojamiento cerca del centro

Como decía, Marruecos es un país seguro pero hay que evitar caminar sola por los laberintos de las medinas. Si no conoces el lugar, lo mejor es reservar por internet con antelación. Asegúrate de leer los comentarios antes de hacerlo para ver si está bien situado. A día de hoy los mapas son fiables para calcular distancias, pero no para averiguar si estás en un callejón oscuro o no.

Además, evita llegar de noche a los lugares que no conozcas, una persona sola con cara de perdida en mitad de la noche es un blanco fácil independientemente de su sexo y del lugar del mundo.

6. Si usas Couchsurfing, ten en cuenta esto

Cuando escribes en algún grupo sobre Marruecos es habitual recibir decenas de mensajes e invitaciones. En este país no todo el mundo lo usa con el propósito original de alojar y realizar un intercambio cultural, sino que comienza a haber gente que lo confunde con Tinder. Si quieres asegurarte una buena experiencia contacta con gente que tenga ya referencias, puedes mirar incluso si hay de chicas que han viajado solas. Que no las tenga no significa que vaya a pasar nada malo, ni que la persona tenga otras intenciones, simplemente asegúrate de que la gente con quien contactas lo usa para lo mismo que tú.
Couchsurfing es siempre una gran opción para conocer la cultura local así que ¡aprovecha para disfrutarla!

7. El acoso callejero

La gran mayoría de gente de Marruecos será amable y hospitalaria contigo, no hay que ir con miedo ni paranoica, pero decir que no existe el acoso verbal sería mentir. No es algo que pase siempre, pero es posible que en algún momento algún hombre te haga comentarios o intente hablar contigo por el hecho de ser mujer y estar sola. Simplemente ignóralo. Puede no ser agradable pero normalmente se limitará a un comentario por lo que es mejor seguir tu camino.

Si alguien insiste o camina a tu lado haciéndote sentir incómoda exprésalo, di que te está incomodando y que quieres seguir andando sola. Sé tajante. En la gran mayoría de los casos eso es suficiente. Si no lo fuera, pide ayuda o di que vas a contactar a la policía. Si alguien ve que estás en este tipo de situación, preguntará si todo esta bien o dirá algo. De nuevo recuerda que la mayoría de las personas intentará ayudarte.

Por otra parte, es importante saber que en algunas medinas hay personas que te preguntarán a dónde vas e intentarán enseñarte el camino. En ciudades tan turísticas como Marrakech la gran mayoría querrán acompañarte y cobrarte por las indicaciones. Simplemente di que no vas a ningún lado concreto y que no te interesa. Sé tajante con las negativas y te dejarán en paz. Algunas mujeres se sienten más cómodas diciendo que han quedado con una amiga, familiar o pareja, dando a entender que no viajan solas. Otras llevando gafas de sol para evitar el contacto visual. Cada una puede elegir lo que le haga sentir más segura.

8. Cómo elegir el mejor transporte

En Marruecos es muy fácil desplazarse de un lugar a otro: puedes viajar en tren, autobús, Grand Taxi, tours o alquilar coche. En el caso de los Grand Taxi, has de saber que son taxis compartidos, por lo que tendrás que viajar con más personas que no conoces. Son seguros, pero es posible que no te sientas cómoda compartiendo asiento de un coche con otras dos personas durante un trayecto largo, a veces tendrás más espacio en autobús o tren. De nuevo elige lo que te haga sentir cómoda a ti sabiendo que todos los medios de transporte oficiales son seguros para viajar sola.

9. Los cafés, ¿territorio masculino?

Marruecos es el país de los cafés. En todas las ciudades verás multitud de ellos con hombres sentados mirando a la calle tomando té. Sí, he dicho hombres. Te darás cuenta de que en muchos de ellos no hay mujeres. ¿Significa eso que está prohibido que se sienten? No, aunque puede haber alguno en particular en el que esté mal visto. Hay tantos que si uno no te da buen feeling no tendrás ningún problema en encontrar otro. Puedes preguntar en tu alojamiento recomendaciones, elegir a simple vista uno que te dé confianza, uno en el que ya haya mujeres o utilizar una nueva app creada por una empresaria marroquí para buscar cafeterías libres de acoso sexual. Se llama Finemchi (‘¿dónde voy?’ en árabe), tienen web en francés e inglés y su misión es permitir a las mujeres reconquistar los espacios públicos.

***

Es importante resaltar que ninguna forma de vestir o comportarse justifica ni el acoso ni la violencia. También que no todos los hombres que se acerquen a ti buscaran algún tipo de contacto sexual. Pero lo cierto es que vivimos en un mundo en el que las relaciones entre hombres y mujeres están regladas por normas culturales que no son siempre igualitarias, y esto no es exclusivo de Marruecos.

No tengas miedo, viajar por Marruecos es seguro. Infórmate, pregunta, lee a mujeres que ya han viajado en solitario al país. Hay muchísimas, tú también puedes ser una de ellas.