Photo: Galicia Sustentable

9 cosas que te pasan al volver a Almería

Almería
by Eva Castillo 14 Jun 2019

Sabido es que marcharte de tu ciudad natal para irte a vivir fuera no es tarea fácil. La mayoría de las veces, aunque la nueva aventura resulte ser buena y con ella lleve un ingente aprendizaje, lo que comienza como una novedad se va transformando poco a poco en añoranza y morriña. Además, es inevitable hacer comparaciones: pues en Almería tenemos tal, se dice tal, se come tal… Por otro lado, cuando vas de visita a tu tierra se vuelve todo mucho más acogedor que cuando te fuiste, percatándote también de que en pocos años cambian mucho las cosas. A los almerienses que en la actualidad estamos fuera al volver nos pasan todas estas cosas:

1. Nos hemos encontrado con nuevos bares


Algo que os puede parecer obvio, pero es que la cosa no solo se queda ahí. Las nuevas tendencias en la cocina almeriense están en pleno apogeo, es decir, nuevos bares de tapas y nuevas experiencias culinarias. En la actualidad las nuevas tapas van mucho más a allá de las típicas bravas, los chérigans, los callos o el tabernero. Ahora, los que estamos fuera cuando venimos de visita nos encontramos con una moderna carta donde se ofrecen tatakis de atún, tartar de carne o de pescado, rosbif e infinidad de tapas veganas. Y por si esto fuera poco, también se ha ampliado la cocina almeriense traspasando la barrera de las tapas. Cada vez hay más bares y restaurantes especializados por ejemplo en hamburguesas estilo americano, tacos mexicanos o comida italiana entre otros, algo muy normal en otras ciudades, pero que en Almería no lo era tanto. A los que estamos fuera nos choca tanto como nos gusta.

2. Se ha construido un nuevo centro comercial


Que además ha suscitado entre los oriundos opiniones de todo tipo, creando dos tipos de almerienses: los que están a favor y los que están en contra. A todo esto también le sumamos que para su inauguración se puso la alfombra roja más larga del mundo, batiendo el récord Guiness con algo más de 6 kilómetros de longitud, desde la plaza de la Catedral hasta el nuevo centro comercial. El “Torrecárdenas”, como se llama este centro comercial, es inmenso y tiene de todo, incluso tiendas y marcas nunca vistas antes en Almería, por lo que le ha dado más vida y oportunidades de crecimiento a la zona donde se ha edificado. No sé, a mí me gusta.

3. Se ha batido el récord Guiness de gazpacho


Hablando de récords Guiness, resulta que Almería también lo ha superado recientemente —el pasado domingo 9 de junio— con un gazpacho de nada más ni nada menos que de 9.800 litros, arrebatándole la marca a nuestros vecinos los portugueses que ya lo hicieron en el año 2013 con 5.000 litros. ¡Madre mía, esto de ser la Capital Española de la Gastronomía 2019 se nos está yendo de las manos! En fin, a ver cuando vaya de visita si queda algo para probarlo.

4. Se han creado nuevos espacios culturales

Otra cosa que nos gusta mucho cuando vamos de visita es que cada vez hay más interés por la cultura y el arte. Es por ello que por ejemplo nuevos comercios combinan su negocio con exposiciones, como hace la galería de arte y taller de enmarcación ARTE21, o se han creado espacios como La Oficina de Producciones Culturales, que acoge diferentes tipos de eventos como presentaciones de libros, poesía, talleres, artes escénicas, etc. ¡Nos encanta!

5. E inaugurado nuevos museos

Como por ejemplo la casa del poeta José Ángel Valente, conocida como La Casa del Poeta. Valente, poeta, narrador y ensayista, era gallego, pero pasó sus últimos 15 años en Almería en una vivienda típica almeriense del siglo XIX en pleno casco histórico, junto al convento de las Puras. Y ahora esta se ha convertido en un museo que refleja por un lado la arquitectura civil almeriense y por otro lado la vida y obra del poeta que con entusiasmo y con deseo expreso antes de morir quería dejarnos a los almerienses. La entrada es gratuita y además ofrece visitas guiadas. Vamos, todo un ejemplo de mejora de la Almería más cultural.

6. Cada vez hay más festivales

Pero ¿qué está pasando en Almería con los festivales? Algunos, cuando nos marchamos de esta ciudad, sabíamos de algunos pocos festivales que tienen lugar en la provincia como el Dreambeach Villaricos o el Espantapitas y por supuesto sin olvidar todos los grandes conciertos celebrados especialmente en agosto durante la feria de Almería. Pero la cosa ahora apuesta bastante fuerte por la música y con ello en los últimos años han nacido nuevos festivales que además están teniendo un éxito rotundo. Así cuando vamos de visita no sabemos por dónde empezar, porque los hay de todos los estilos musicales posibles. Algunos de ellos son The Juergas Rock Fest, el Cooltural Fest, el Almería 100 Por Ciento Mujer y el Solazo Fest. Ya estoy preparada para mover el esqueleto en tres, dos, uno y … (flamenca de WhatsApp).

7. Han aparecido más restos arqueológicos


Nuestra Almería, que ya presume de cultura milenaria con su Alcazaba, sus Aljibes árabes de Jairán y su herencia medieval con su catedral de la Encarnación del siglo XVI, entre otros legados históricos, ahora también amplía el abanico arqueológico de la capital con nuevos restos aparecidos. Así, en la calle Pósito del centro, recientemente se han descubierto restos de antiguas viviendas que puede que sean medievales. Y por otro lado, el gran hallazgo descubierto durante unas obras en un local es parte del muro de la antigua puerta de Pechina, conocida como puerta Purchena, una de las entradas más antiguas de la ciudad. Según los archivos históricos, se sabía de su ubicación, pero hasta ahora no había ni rastro de esta entrada. Si se confirma su origen será todo un logro más en la historia de la ciudad. Eso sí, aún no hay nada confirmado, está siendo estudiado por expertos. ¡Ay! Lo que nos orgullecen todas estas cosas a los almerienses que estamos fuera.

8. Ya no somos 102 pueblos, ahora somos 103


Siempre hemos presumido de ser una provincia compuesta por 102 municipios, dejándolo plasmado en un precioso monolito expuesto al final de la Rambla de la capital con cada uno de los nombres de estos pueblos. Pero ahora nos encontramos con que hace unos pocos años la Entidad Local Autónoma de Balenegra dejó de ser Entidad Menor para pasar a ser el municipio 103. Y ahora, ¿qué hacemos con el monolito?

9. La decoración en las calles ha cambiado

Lógico también, pues siempre se asfalta o se peatonaliza una calle o una plaza cada equis tiempo. Pero es que también se han ampliado el número de rotondas —además somos muy dados a hacerlas gigantes— y el número de calles, con lo que han crecido nuevos barrios. A todo esto hay que sumarle nuevos ornamentos. Es entonces cuando de repente llegas un día y, sin que nadie te haya avisado previamente, te encuentras con un tomate gigante representándonos como Huerta de Europa en una de esas rotondas o con unas letras enormes con el nombre de la provincia en mitad de la Rambla. Algo que está muy bien, pero que no sabes cómo asimilar.

Save Bookmark

We use cookies for analytics tracking and advertising from our partners.

For more information read our privacy policy.