1. Cirque du Soleil

The Beatles LOVE. Foto cortesía de Cirque du Soleil para MGM Resorts

La compañía canadiense Cirque du Soleil son sinónimo de espectáculo y sueños. En sus shows mezclan artes circenses como las acrobacias, el contorsionismo o la danza aérea, con música, iluminación y un ritmo que te llevará a mundos oníricos y te hará dudar si estás despierto o soñando.

Las Vegas es el único lugar en el que podrías pasar una semana viendo cada día uno de sus espectáculos: en el MGM Grand, Mystère en Treasure Island, O en Bellagio, The Beatles LOVE en The Mirage, Michael Jackson ONE en el Mandalay Bay Resort & Casino, Zumanity en New York–New York y Criss Angel MINDFREAK® LIVE! en el Luxor. Escojas el que escojas —suponiendo que no hagas lo de uno a la semana, que es un gran plan— saldrás maravillado y con ganas de volver.

2. Vegas! The Show

¿Quién dijo que no es posible volver a Las Vegas de los años 50 y 60? Vegas! The Show es una forma fantástica de vivir la ciudad en la época de Elvis y Tom Jones, de Sinatra y su Rat Pack, de showgirls envueltas en plumas y, sobre todo, ¡mucho glamour! Un musical al estilo Broadway para entender cómo Las Vegas se convirtió en la capital mundial del entretenimiento que es ahora. Podrás verlo en el Saxe Theater en el Planet Hollywood Resort and Casino.

3. Una velada íntima con Santana

Foto: Erik Kabik

¿Qué decir de Carlos Santana que no se haya dicho ya? Es uno de los mejores guitarristas del mundo (¿el mejor?) y verlo en directo es siempre una experiencia inolvidable, aunque tenga que ser en un estadio. Imagina ahora poder asistir a un concierto más íntimo en el que toque los grandes éxitos de su carrera. ¿Un sueño? En Las Vegas, una realidad: durante su residencia en la House of Blues del Mandalay Bay podrás asistir a An Intimate Evening with Santana y disfrutar más de cerca de temazos como Evil Ways, Oye como va o Black Magic Woman.

4. Penn & Teller

Llevan desde 2001 haciendo reír a la gente en el Rio All-Suite Hotel and Casino y, cuando los veas, descubrirás por qué. Su espectáculo de magia y comedia sorprende siempre al romper expectativas con trucos fuera de lo común que a veces incluso explican (¡rompiendo así una de las reglas más sagradas de los magos!). Puedes esperar trucos con cuchillos, fuego y agujas, y sí, correes el riesgo de que elijan como voluntario para subir al escenario… No tengas miedo (o quizá sí un poco): verás de cerca —si las lágrimas de la risa te dejan ver— cómo ocurren cosas que te dejarán con la boca abierta de incredulidad.

5. Cher

Foto: Andrew Macpherson para MGM Resorts

Cher es de esas artistas tan grandes que a veces imaginamos que no son reales, que son un sueño y que nunca veremos en directo. Las Vegas hará que digas adiós a esa mentalidad ofreciéndote la oportunidad de ir a un concierto suyo y tenerla a solo unos metros de distancia. Su residencia en el Park Theater de MGM incluye varias fechas en mayo, una oportunidad única para ser testigo de cómo la diosa del pop te canta exitazos como Believe o Woman’s World.

Lo mejor de las residencias es que permiten ver a los artistas de verdad al 100%, sin la fatiga que muchas veces arrastran cuando están de gira. En el improbable caso de que Cher sea de verdad humana y no divina y estas cosas la afecten, Las Vegas es el lugar perfecto para verla y quedarte entusiasmado ante su grandeza.

6. Absinthe

Foto: Erik Kabik para Absinthe

Desde que se estrenó en 2006, Absinthe se ha convertido en un espectáculo de circo moderno que no tiene nada que envidiar al Cirque du Soleil. Una mezcla de comedia y circo de una espectacularidad increíble que, y esto es quizá lo más llamativo, se representa sobre una tarima redonda de solo 2,7 metros de diámetro. El público se sienta alrededor, bien cerquita, para que The Gazillionaire, host del show, pueda interactuar con ellos y hacer bromas a su costa. ¿Crees que es imposible mezclar circo y microteatro? Tras ver Absinthe en el Caesars Palace cambiarás de idea.

7. BAZ – A Musical Mash-up

Las películas de Baz Luhrmann remiten al mundo de los musicales y este musical las devuelve al lugar en el que siempre las imaginamos: un escenario. Si te enamoraste con Romeo + Juliet, Moulin Rouge y The Great Gatsby, no te puedes perder este espectáculo: ambientado en un cabaret, se inspira en las películas más románticas de Luhrmann y lleva sus escenas y canciones más populares a unos pocos metros del espectador. Una mezcla de musical clásico, club de cabaret y un concierto de rock. En The Palazzo Theater.

8. Le Rêve — The Dream

Acrobacias, danza, efectos con fuego, circo aéreo… y agua, mucha agua. Le Rêve — The Dream («El sueño») añade a el elemento acuático al espectáculo circense, así que puedes esperar también mucha natación sincronizada, buceo y juegos con agua y luces. Es, de hecho, el único show de Las Vegas en el que el escenario central es de agua. Lleva más de diez años contando el sueño-viaje místico de una protagonista con el corazón dividido entre dos pretendientes. Los espectadores saldrán de la arena, en el Wynn Las Vegas como si se despertaran de un sueño.

9. Purple Reign

Foto cortesía de Las Vegas

Ya no podemos ver a Prince en directo, pero sí el que ha sido muchas veces calificado como el mejor tributo al Artista. Purple Reign, en el Tropicana Theater, sigue la historia contada en la película de 1984 Purple Rain, protagonizada por Prince y semi-autobiográfica. Todo esto significa que verás al icónico artista, interpretado por Jason Tenner, con las canciones (y vestimentas) del momento en el que dio el pelotazo a finales de los 70 y principios de los 80. Si cierras los ojos, y en muchos momentos con ellos abiertos de par en par, te será difícil creer que ese tipo de encima del escenario no es el mismísimo Prince.


Este artículo es patrocinado por Las Vegas.

 

Advertisement