No hay muchos lugares en el mundo que te permitan ser la mejor versión de ti mismo en todo momento. Las Vegas es uno de ellos y sus incontables atracciones harán que redescubras tu yo más auténtico con cada experiencia. Al regresar a casa luego del viaje, todas tus preocupaciones se habrán disuelto y te sentirás más feliz y más vivo que nunca.

1. Empieza por consentirte en alguno de los mejores spas del mundo

Reconócelo, hace mucho que no te haces un tiempo para consentir a la persona más importante de tu vida: ¡tú mismo! Las Vegas cuenta con docenas spas y las opciones para sentirte revitalizado son casi infinitas: acupuntura, aromaterapia, baños en aguas minerales y masajes con las técnicas más relajantes y efectivas de todo el mundo.

Visita The Bathhouse, pionero en su rubro, para pasar unas horas arrullado por el sonido del agua contra las rocas. Los baños romanos de Qua Baths & Spa van a disparar tus fantasías más imperiales mientras disfrutas de algunos de los mejores tratamientos para alinear tu energía mientras bebes un apapachador té gourmet. Ya ves, no hay excusa para no tratarte como la realeza que eres.

2. Libera al bailarín que te habita todas las noches… ¡y todos los días!

¿Recuerdas el dicho “baila como si nadie te estuviera viendo”? Bueno, Las Vegas es el lugar perfecto para, finalmente, dejar que aflore sin pudor alguno tu amor por la danza y por la buena fiesta. La ciudad no solo ofrece algunos de los mejores antros con los DJs más renombrados del mundo, sino que vas a poder elegir una pool party diurna para cada día de la semana.

Empieza la noche con un cóctel en el famoso Bound en The Cronmwell Las Vegas (uno de los must see de Las Vegas) o en Oscar’s en The Plaza, y luego continúa en 1 Oak en The Mirage —melliza de la famosísima disco neoyorquina—, o en Marquee en The Cosmopolitan, para bailar codo a codo con otras celebridades como tú.

3. Anímate a volar y admira el Strip desde un helicóptero de lujo

Imagínate que te espera una limusina en la puerta del hotel y que, después de disfrutar tranquilamente de una copa de champagne, te subes, así casual, a un helicóptero de lujo para admirar toda la grandeza del Strip desde el aire. El Jack of Lights Vegas Strip Tour te hará realidad este sueño que mereces cumplir… Tú solo ocúpate de elegir un outfit apropiado para la ocasión. Una vez que hayas vuelto a tu hotel en la misma limusina que te recogió podrás, al fin, decir que has estado en Las Vegas.

4. Date el lujo de cenar un plato diseñado por “el chef del siglo” Jöel Robuchon

Foto: MGM Grand

En L’atelier de Jöel Robuchon (MGM Grand) cada plato será preparado delante de tus ojos. Practica tu francés y agasájate como siempre lo soñaste.

5. Libera adrenalina por los próximos cinco años y vuelve a casa despreocupado como un adolescente

¿Algunas de las opciones para volver a sentirte vivo en unos pocos minutos? Saltar desde el piso 108 de la Stratosphere (la torre de observación más alta de los Estados Unidos) y descender sobre el Strip; volar sobre Fremont Street con Slotzilla, una tirolesa urbana que te llevará a un máximo de 64 kilómetros por hora; conducir autos de carrera a una velocidad de 160 kilómetros por hora o correr una carrera por las dunas a bordo de un boogy.

Si de montañas rusas se trata, Las Vegas tiene opciones para todos: unas de nuestras favoritas son el Canyon Blaster de Circus Circus y el Big Apple Coaster de New York New York. Finalmente, una opción más romántica y family-friendly es dejarse llevar por High Roller y disfrutar de las increíbles vistas que te regalarán sus 167 metros de altura.

6. Compra boletos para ese show del que has querido participar toda tu vida

Las Vegas es la capital mundial del entretenimiento y es necesario asistir a alguna de las superproducciones que tiene para ofrecerte. Desde la majestuosidad de los espectáculos del Cirque du Soleil (¡que ahora ofrece siete shows!) hasta los shows de magia e ilusionismo a cargo del gran David Copperfield, hay ofertas para todos los gustos y bolsillos.

Comedy shows, espectáculos de burlesque, conciertos de artistas habituales de Las Vegas como Celine Dion, Carlos Santana o Jennifer López, y eventos especiales, como los Grammy Latinos. Si te va la nostalgia, no podemos dejar de recomendarte los energéticos y emocionantes tributos a Prince y a Michael Jackson: Purple Reign y MJ ONE. Si estás listo para explorar las profundidades de tu inconsciente, asiste al show de hipnosis Paranormal, ¡no te va a defraudar!

7. Regálate una cena en la cima del mundo mientras disfrutas de un glorioso atardecer

El restaurante Top of the World, en la Torre Stratosphere está ubicado a 257 metros de altura y es el único restaurante giratorio de la ciudad. Además de sus vistas absolutamente increíbles del Strip y del horizonte, ha sido votado año tras año como el mejor restaurante de Las Vegas. Sea lo que sea que ordenes, Top of the World no te va a decepcionar.

8. Disfruta de los simples (y gratuitos) momentos que Las Vegas tiene para ofrecerte

Aquí te damos algunas recomendaciones, pero seguramente tú descubrirás muchas más: disfrutar de las románticas Fuentes del Bellagio o de la histórica Fall of Atlantis en el Caesars Palace; sentir la explosión del volcán en el Mirage, sorprenderte con los tiburones en el Shark Reef Aquarium de Mandalay Bay, vivir a pleno la Fremont Street Experience, con sus más de doce millones de lamparitas y la pantalla de vídeo más grande del mundo; y sentir el perfume de la fuente de chocolate de la Jean-Philippe Patisserie, en el Bellagio, que permite la circulación de más de 900 kilos de chocolate blanco, chocolate negro y chocolate con leche.

9. Dale una probadita a la Las Vegas clásica mientras paseas por el Downtown

Después de vivir la fiesta de Fremont Street, cena en el restaurante Hugo’s Cellar del Hotel Four Queens, un clásico de 1966 que aún preserva el encanto de su época; el ambiente y la atención son excelentes y a todas las mujeres se las recibe con una rosa. Si te gusta lo vintage, no dejes de ir al Museo de Neón, cuya colección aloja más de 200 señales que ya nadie usa y que serán el marco ideal para tus selfies. Y claro que no puedes irte del Downtown sin tomarte una foto con el famosísimo cowboy Vegas Vic o… nadie te creerá que estuviste en Las Vegas.

¡Las Vegas tiene tanto para ofrecer! Seguro que con una sola visita, ¡no te va alcanzar para hacerlo todo!

 


Este artículo es patrocinado por Las Vegas.
 
Sea el primero en comentar