Hasta hace un par de décadas, el mezcal era considerado como una bebida barata. Hoy en día el mezcal está de moda en la Ciudad de México, bares especializados han aparecido por todos lados, y ciertas marcas empiezan a ganar renombre internacional. Bien puedes gastar más de mil pesos en una buena botella de un ensamble (un tipo de mezcal que contiene extractos de distintas variedades de maguey) elaborado artesanalmente.

Si eres fanático de esta bebida, asegúrate de visitar estos nueve lugares, que están entre los mejores bares especializados en la Ciudad de México.

 

1. La Clandestina

La Clandestina es un pequeño lugar ubicado entre la Condesa y la Roma Norte. Hay un bar al frente y varias mesas iluminadas con velas se reparten en varios cuartos pequeños. Tienen una lista con alrededor de cincuenta mezcales de gran calidad y el staff conoce bastante bien su producto. No tuvieron ningún problema en ayudarme a entender todos los pormenores de cada mezcal que pedí.

Av. Álvaro Obregón 298, Condesa

 

2. Museo del Tequila y el Mezcal

Este lugar es técnicamente un museo, pero también es una de las mejores opciones para degustar mezcal en la Ciudad de México. Localizado en la Plaza Garibaldi, la central de todo lo relacionado con mariachis en la ciudad, el MUTEM tiene una agradable terraza con vista al Centro y una cantina con más opciones de mezcal de las que podrías probar en tu vida. No olvides visitar la tienda, aquí te vas a encontrar con variedades y marcas de mezcal que no son tan fáciles de conseguir en la Ciudad de México.

Plaza Garibaldi s/n, Cuauhtémoc, Centro

 

3. Corazón de Maguey

A sólo veinticinco minutos del Centro se encuentra el barrio histórico de Coyoacán, y aquí se encuentra Corazón de Maguey. Es más un restaurante que un bar, y tiene ciertos elementos que lo hacen parecer una trampa para turistas. Pero no dejes que la primera impresión te engañe, este lugar es de los buenos. Aquí se sirve la marca de la casa, Alipus, al igual que una gran variedad de otros mezcales. Aprovecha para probar algunos cocteles como el mezcal negroni. Este lugar es más caro que muchas otras mezcalerías de la ciudad, pero bien vale la pena.

Jardín del Centenario 9A, Coyoacán

 

4. Barra Alipús

Este modesto barecito local en el Centro de Tlalpan es administrado por el Grupo Los Danzantes (quienes también operan Corazón de Maguey en Coyoacán), pero el concepto no podría ser más distinto en comparación con sus demás opciones. Barra Alipús es un tributo a Oaxaca. Tiene la apariencia de un merendero (un lugar para comer o cenar en Oaxaca), y ofrecen muchos platillos tradicionales que combinan a la perfección con su variedad de mezcales (toda la línea de Alipús y Los Danzantes). Es un lugar sencillo, alegre, y una de las mejores opciones para los mezcaleros del sur de la ciudad.

Guadalupe Victoria 15, Tlalpan, Tlalpan Centro

 

5. Bósforo

Este lugar se esconde entre las estrechas calles del Centro. Una cortina roja es la entrada a un espacio poco iluminado con un mezzanine que sirve de segundo nivel. El staff se portó de maravilla, compartiendo consejos sobre sus mezcales favoritos. Es un espacio muy a gusto que nunca se llena demasiado, incluso en fin de semana. También tienen una variedad de botanas deliciosa donde salen a relucir los chapulines con limón y chile. Después de un par de tragos, sal a dar una vuelta por el Palacio de Bellas Artes. La iluminación hace que se vea increíble por la noche.

Luis Moya 31, Cuauhtémoc, Centro

 

6. El Palenquito

Justo en el epicentro de la Roma, en plena avenida Álvaro Obregón, se encuentra El Palenquito. Su menú contiene detalles de producción minuciosa para cada mezcal, y los dueños y el staff son grandes conocedores.

Av. Álvaro Obregón 39, Roma Norte

 

7. La Botica

La Botica es un ejemplo de los negocios que mejor han aprovechado el boom del mezcal en la Ciudad de México. Ya cuentan con seis locales alrededor de la ciudad, pero su bar de la Condesa sigue siendo excelente. Tienen menús escritos a mano y cuentan con su propia marca de mezcal. Es un lugar divertido y relajado, ideal para encontrarse con amigos.

Av. Alfonso Reyes 120, Condesa

8. Mano Santa

Mano Santa es un lugarcito muy a gusto con una excelente variedad de mezcales, una buena selección musical y el ambiente perfecto para pasar una tarde entre amigos que se puede convertir en una noche de locura. Mano Santa tiene su propia marca de mezcal, y han ganado varios reconocimientos gracias a la calidad de su producto. Antes de abrir su local en Insurgentes, este bar operaba desde un pequeño departamento, lo que le daba un toque muy casual y amigable a toda la experiencia. Ahora cuentan con un lugar más grande, pero la vibra continúa siendo la misma.

Av. Insurgentes Sur 219 D, Cuauhtémoc, Roma Norte

9. Los Amantes

Localizado en pleno Polanco, Los Amantes bien puede ser el lugar más exclusivo de la lista. Aseguran ser la mezcalería más grande del mundo, y con una carta de más de 300 mezcales, bien podrían estar en lo correcto. La comida es bastante buena y recibirás buenos consejos sobre qué mezcal pedir para acompañar tu tlayuda favorita. Un lugar ideal para pasar un rato después de caminar por Chapultepec o Polanco.

Campos Eliseos 290, Polanco