1. Tiene súper poderes regenerativos

Este animalito tiene la forma más avanzada de medicina regenerativa que se conoce. Un ajolote es capaz de regenerar sus patas y cola en caso de perder las originales, pero también puede regenerar partes dañadas de su cerebro, corazón, médula espinal y otros órganos. Por esta y otras características, el ajolote se ha convertido en un modelo de estudio en laboratorios de México y el mundo. Tal vez en el futuro tengamos los conocimientos suficientes para regenerar órganos humanos dentro del mismo organismo gracias a las investigaciones que hoy en día se hacen en el ajolote.

 

2. El ajolote representa al dios mexica que huyó de la muerte

A post shared by Baggio A. (@baggioardon.design) on

Xólotl, hermano de Quetzalcóatl, era el dios del ocaso, protector del fuego y uno de los señores del inframundo. Cuando los dioses se reunieron para poner en movimiento el Quinto Sol, Xólotl se negó a ser sacrificado. Ehécatl, dios del viento y el encargado del movimiento los cuerpos celestes, persiguió a Xólotl para hacerlo cumplir con su destino. El dios utilizó todas sus habilidades para escapar de la persecución de Ehécatl, convirtiéndose primero en una planta de maíz, luego en un maguey y finalmente sumergiéndose en las aguas para tomar la forma de un ajolote.

 

3. Es todo un ícono cultural en México

El ajolote no sólo tenía importancia en las culturas prehispánicas por ser la representación de Xólotl. Su abundancia en los canales del lago de Texcoco lo convirtieron en una fuente de alimento para los habitantes del Valle de México, quienes lo consideraban un verdadero manjar —los xochimilcas consumían este anfibio en forma de tamal. El ajolote también ha sido utilizado como medicina tradicional y se dice que su consumo puede ayudar en el tratamiento de enfermedades respiratorias.

En la actualidad el ajolote sigue siendo un símbolo de gran importancia para los mexicanos. Su imagen evoca los esfuerzos de conservación de la zona lacustre de Xochimilco y ha sido adaptada como el emoji oficial de la Ciudad de México. Incluso se ha convertido en la mascota del equipo de basquetbol de la CDMX.

 

4. Podría ser un gran aliado en la batalla contra el cáncer

La gran capacidad regenerativa del ajolote —que ya mencionaba anteriormente— también tiene implicaciones en las investigaciones sobre el cáncer. La especie tiene una tasa muy baja de formación de tumores, lo que es especialmente notable en un organismo que promueve la proliferación de células para regenerar partes de su cuerpo.

Recientemente, un equipo internacional de científicos (en el que participaron mexicanos de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav) secuenció con éxito el genoma del ajolote —siendo el genoma más grande secuenciado hasta la fecha. Este es un paso muy importante para entender mejor los procesos celulares que hacen de Axólotl un animalito tan peculiar.

 

5. Viene en varios colores

Los ajolotes en su medio natural presentan generalmente una coloración oscura, comúnmente son negros, grises o marrones con tonos verdosos. En cautiverio se han mantenido variedades de ajolotes albinos y leucísticos (el leucismo es una característica genética parecida al albinismo), que son los típicos ajolotes rosados que vemos en todas las fotografías y emojis.

6. Son eternamente jóvenes

A diferencia de otros anfibios, los ajolotes pueden mantener sus características larvarias durante toda su vida (aunque sí presentan una maduración sexual). Esto no quiere decir que el ajolote sea inmortal, simplemente vive toda su vida en el cuerpo de un jovenzuelo.Esta característica lo convierte en la única salamandra que puede vivir toda su vida en el agua.

 

7. Ha sido inspiración de grandes escritores

Julio Cortázar escribió Axólotl, un cuento que narra la obsesión fatídica de su personaje con los ajolotes de un acuario parisino. Roger Bartra hace una analogía entre el ajolote y la idiosincrasia del mexicano en Axolotiada. Vida y Mito de un Anfibio Mexicano. Octavio Paz, Juan José Arreola, José Emilio Pacheco y Salvador Elizondo son otros tantos que también le han dedicado algunas líneas al anfibio. ¿Qué tiene el ajolote que nos obliga a encontrarnos en sus ojos dorados?

 

8. Ha sido un personaje de gran importancia en temas de restauración ecológica

Actualmente, la Universidad Nacional Autónoma de México tiene un proyecto que pretende restaurar la zona chinampera de Xochimilco, devolviendola a su uso agrícola. Esta iniciativa es de gran importancia para la recuperación de la población silvestre de ajolotes, que está al borde de la extinción.

Existen muchas otras iniciativas con proyectos similares enfocados en la recuperación de esta especie. Entre estas, la más peculiar puede ser Xochimil Kids, un proyecto de colaboración entre México y Japón que fomenta la recuperación ecológica de Xochimilco. Los ajolotes son muy populares en Japón, tanto así que el estandarte de la campaña Xochimil Kids es Lupita, una niña ajolote con un mensaje de conservación para todos los mexicanos

 

9. Y por si fuera poco…

A post shared by The Zoo (@critterseverywhere) on

¿Quién se puede resistir al encanto de un animalito que parece estar sonriendo todo el tiempo?