Una de las definiciones que da la RAE a la palabra museo es la de «edificio o lugar destinado al estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberales». Pero suena muy aburrido, ¿verdad? Esto no siempre así, o no al menos en Almería. Por ello, quiero mostrarte algunos museos muy interesantes de esta ciudad que por su ubicación o por sus exposiciones harán que tu visita se convierta en algo más que mirar una obra de arte que a veces ni entendemos.

1. Museo de Arte Doña Pakyta


Museo de arte contemporáneo que expone obras de los siglos XIX y XX de autores almerienses y de artistas afincados en Almería. Repartidas en siete salas, las obras expuestas son de pintura, escultura, grabado y de dibujo, aunque el mayor protagonista de este museo es el Movimiento indaliano —movimiento almeriense de la posguerra—, repartido en tres de sus salas.

Pero esto no es todo. Además de las obras, llama también mucho la atención el lugar en el que se ubica el museo: la casa de Francisca Díaz Torres, conocida como Doña Pakyta (Castellón 1911-Almería 2014). Esta empresaria turística fue reconocida en 2010 Hija Predilecta de Andalucía por su empeño y por su gran trabajo en la conservación ecológica y sostenible de más de 3.000 hectáreas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Y si Doña Pakyta merece bien este premio y este reconocimiento, visitar la que fuera su casa también te dejará con la boca abierta, ya que sorprende por su estilo regionalista inspirado en el modelo de caserío vasco, algo totalmente inusual en Almería. Curioso este museo, ¿verdad?

2. Museo de la Guitarra Española “Antonio de Torres”


¿Quién es Antonio de Torres? Conocido como el «padre de la guitarra», Antonio de Torres Jurado (Almería 1817-Almería 1892) fue un luthier almeriense considerado el inventor de la guitarra española contemporánea. Pero este museo, además de exponer sobre la vida de Torres, sobre su trabajo y sobre su legado por todo el mundo, ofrece también diferentes salas que van desde la historia del nacimiento de la guitarra hasta una galería dedicada a algunos guitarristas ilustres de todos los tiempos, pasando por salas con exposiciones temporales, salas con exposiciones permanentes, salas de audiciones, interactivas y didácticas, y en donde además podemos ver algunas de las guitarras más peculiares del mundo. Fans de la guitarra y de la música, una peregrinación a este museo al menos una vez en la vida es obligatorio.

3. Casa Museo del Cine


La Casa del Cine, conocida como Cortijo Romero o casa de Santa Isabel, era una casa que perteneció a la familia Balmes y que posteriormente adquirió el ayuntamiento de Almería para restaurarla y reconvertirla en museo por su relación con el mundo del cine. Esta casa fue muy famosa durante las décadas de los 60 y 70, cuando Almería era conocida como el Hollywood europeo, porque aquí se alojaron muchos afamados actores y actrices que vinieron a rodar a esta provincia durante esa época. Pero la fama le llegó también cuando John Lennon se alojó en ella en 1966 para participar en el rodaje de la película Cómo gané la guerra del director Richard Lester. Aquí, además, Lennon se inspiró para componer Strawberry Fields Forever, por lo que si esta casa ya era un tanto popular, este hecho la hizo más reputada si cabe. Visita imprescindible en Almería, toma nota.

4. Centro Andaluz de la Fotografía


Único centro público de la fotografía en España, el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) se ubica en el antiguo Liceo de Almería, en el casco histórico de la capital. Se trata de un espacio sede creado para diferentes usos en el que, además de exposiciones de fotografía de todos los estilos y tiempos, también se ofrece al público una biblioteca fotográfica, un aula de formación donde se imparten talleres y jornadas relacionadas con la temática, una sala de proyección, un plató fotográfico usado también para cursos y otros usos, y una tienda especializada en fotografía donde adquirir folletos y libros de gran interés tanto para los aficionados a la fotografía como para los más profesionales. Si lo tuyo es la cámara, no dejes pasar la oportunidad de conocer este interesantísimo lugar.

5. Casa del Poeta José Ángel Valente


José Ángel Valente Docasar (Ourense, 1929-Ginebra, 2000) fue un poeta, ensayista y traductor español de origen gallego que vivió gran parte de su vida en la ciudad de Almería. De gran renombre en el mundo de la letras, Valente ganó numerosos premios por su dilatada obra, como el Premio Nacional de Poesía en 1993 o el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1998. Esta casa, ubicada en la calle del mismo nombre, en la que Valente vivió los últimos 15 años de su vida, fue vendida por la familia al ayuntamiento como deseo expreso del poeta para que se convirtiera en un espacio para que los almerienses los reencontrasen a él y a la poesía.

A través de un recorrido por distintos espacios, se ofrece al visitante la esencia de la poesía de Valente y su estrecha relación con Almería. Además, se pone en valor la arquitectura característica tradicional de la vivienda del casco histórico de la capital. Las influencias de la casa y del paisaje urbano de la ciudad en el poeta se pueden apreciar en obras como Perspectivas de la ciudad celeste. Él mismo indicaba que «no se sabe bien quién eligió a quién, si yo elegí la casa o la casa vino a verme». Para los poetas del mundo, esta es una visita indispensable.

6. Centro de Interpretación Patrimonial de Almería


Conocido como CIP, este centro, más que un museo, es un centro de interpretación. Se sitúa en lo que antiguamente se conocía como la Casa del Policía ubicada en la Plaza Vieja. Se trata de un centro con diferentes espacios en donde se expone la historia de la ciudad a través de maquetas, vestimentas antiguas, contenidos audiovisuales y paneles informativos.

La primera planta trata sobre la Almería musulmana y la historia se expone desde la fundación de la ciudad en el año 955 por Abderramán III hasta la entrega de esta por el Zagal a los Reyes Católicos en 1489. La segunda planta habla de la Almería cristiana y va desde el siglo XVI al siglo XVIII. También esta planta trata de la Almería contemporánea de los siglos XIX al XX, en donde se explica el desarrollo económico, industrial y social de la ciudad y provincia tras el derribo de la muralla en 1855. Por último, en la tercera planta se exhiben elementos que hablan de una Almería moderna y actual y cuenta también con una espectacular terraza desde donde tenemos unas preciosas vistas del casco de la capital y en donde en ocasiones se ofrecen diversos espectáculos flamencos. Un lugar interesante donde conocer la historia de Almería de manera muy amena e interactiva.

7. Museo de Arte de Almería Espacio 2


Se trata del segundo museo de arte más importante de Almería, junto con el Museo de Arte de Doña Pakyta. En este museo de arte contemporáneo se exponen hasta cuatro disciplinas artísticas diferentes y se muestran obras de a partir de 1980 hasta la actualidad, lo que lo hace un espacio referente dentro del mundo del arte moderno. Se distribuye en cuatro salas. La superior está dedicada a exposiciones temporales. En las salas I y II, la exposición permanente con artistas de diversos estilos de los 80 que reaccionaron frente al Movimiento indaliano rompiendo con sus temáticas y estilo tradicional. En la sala III aparecen obras de a partir de los 90. Y en la sala IV se expone la fotografía almeriense más contemporánea de autores de gran prestigio como Carlos Pérez Siquier, Manuel Falces —impulsor del CAF— o Carlos de Paz entre otros. Museo imprescindible para los enamorados del arte moderno.

8. Museo de Almería

El Museo Arqueológico Provincial de Almería, conocido también como el Museo de Almería, es sin duda el museo más representativo de la ciudad. La arqueología puede sonar monótona, pero no es así. Más allá de unos cuantos utensilios de caza y unas vasijas de barro prehistóricas, en este museo se guarda, se protege y se expone al público uno de los mayores tesoros de la historia de la península. Aquí se muestra gran parte del legado de las civilizaciones prehistóricas de Los Millares y de El Argar, las culturas más importantes de la prehistoria reciente de la península ibérica.

Mención especial para Luis Siret (Bélgica, 1860-Almería, 1934), un ingeniero de minas que pasó la mayor parte de su vida en la provincia de Almería trabajando como arqueólogo y dando voz y vida en gran medida a estos yacimientos. Siret desenterró y sacó a la luz los primeros vestigios de la Edad de los Metales en el sudeste español publicando con ello Les premiers âges du metal dans le Sud-Est de l’Espagne. También fue uno de los personajes más destacados de la arqueología en Europa de finales del siglo XIX y principios del XX, además de ser el fundador de la arqueología científica en Andalucía. Por último, y no menos importante, Luis Siret fue el progenitor de este museo. Historiadores y amantes de la historia y de la prehistoria, venir a Almería y no visitar este excelente museo os es casi imperdonable.