Llega el buen tiempo y por fin has elegido destino para una breve escapada. Es viernes a medio día, el sol brilla y quema a partes iguales. Acabas de pisar suelo almeriense. Te has instalado ya en tu hotel y estás más que dispuesto para empaparte de la esencia de Almería, ¿por dónde empezar?

Viernes

14:00 horas

Llega el finde y el cuerpo lo sabe como también bien lo saben los almerienses, y aunque a algunos aún les quedan unas horas de trabajo por delante, es hora de ir haciendo honores al día más esperado de la semana. ¿Cómo les gusta a muchos almerienses dar la bienvenida al finde? Pues con unas cañicas y unas tapicas. Así que para ir metiéndote de lleno en este ambiente te sugiero cualquier bar de tapas de la capital o mejor, muévete por los barrios de los alrededores porque también dijiste que querías probar el mejor pescado de esta ciudad, ¿verdad?

Bares de barrios como El Zapillo, Ciudad Jardín o Pescadería, este último de gran tradición pesquera y ubicado al lado del puerto, te darán a probar el mejor pescado almeriense en todas sus variedades, así como las tapas más clásicas de bravas, chérigans, migas, tabernero o patatas asadas, sin salir de la capital. ¡Ah! Te recuerdo que Almería este año es Capital Española de la Gastronomía 2019.

18:00 horas

Ya comiste, te has echado la siesta y, claro, después de dormir te entra de nuevo el gusanillo. Pero todo van a ser bares, así que ¿por qué no un bonito paseo, para bajar la comida del almuerzo y una copa de helado como plan para merendar? ¿Hay algún lugar en Almería donde combinar las dos cosas a la vez? ¡Pues claro que sí! Hay muchos, pero ya que estás por la capital te recomiendo que bajes hasta el paseo marítimo Carmen de Burgos, donde verás las mejores puestas de sol de la ciudad y en donde encontrarás una gran variedad de cafeterías, heladerías y bares donde podrás degustar ese dulce helado mientras vas diciendo adiós al día poco a poco.

19:00 horas

Aún queda tarde y estás con las pilas recargadas y con muchas ganas de seguir conociendo la ciudad. Además tú eres de las personas que quieren saberlo todo desde el principio, así que prefieres empezar por los orígenes. Es imprescindible que hagas una visita al Museo Arqueológico de Almería, en donde encontrarás gran parte de la historia de la ciudad y que por suerte está abierto hasta las 21 horas.

21:00 horas

Al salir del museo es hora de tapear de nuevo, pero esta vez quédate por el centro de la capital. Por el casco viejo encontrarás bares y restaurantes de todo tipo, desde los más clásicos y con solera hasta los más modernos con las tapas más vanguardistas. ¿Quieres algunos nombres? Casa Puga, El Quinto Toro, El Jurelico, Taberna Nuevo Torreluz, Taberna de Nuestra Tierra, La Consentida, La Bambalina, etc. Aquí, además de poder seguir empapándote del tapeo almeriense, podrás embriagarte con todo su ambiente.

00:00 horas

Toca conocer la noche almeriense. Al estar por el centro de la capital, solo tienes que dirigirte hasta la zona de «las cuatro calles». Aquí la música y la fiesta, en todo tipo de ambientes y estilos, tienen lugar hasta altas horas de la madrugada, pero no te acuestes muy tarde. Aún te queda por conocer y supongo no querrás desperdiciar tu tiempo durmiendo.

Sábado

10:00 horas

Comenzar el día con un buen desayuno almeriense es algo esencial que has de hacer si quieres seguir empapándote de nuestra cultura. Lo mejor es que vayas a desayunar al bar, a cualquier bar. En todos hay una gran variedad de tostadas para elegir y que quizás no estés tan acostumbrado a ver en otros bares que sirven desayunos fuera de Almería. Tú eliges: tostada de jamón, de tortilla, de atún, de york, de sobrasada, mixta, etc.

11:00 horas

Una vez desayunado, es hora de ponerse en marcha. Estos son algunos lugares interesantes que puedes visitar en Almería para aprovechar toda la mañana: la catedral de la Encarnación, el Museo de la Guitarra Española “Antonio de Torres”, Aljibes Árabes, los refugios de la Guerra Civil, la Casa del Cine, la Casa del Poeta, el Centro Andaluz de la Fotografía, el Museo de Arte de Almería o el Museo de Arte “Doña Pakita”. Te recomiendo consultes horarios para así organizar bien tu tiempo.

14:00 horas

Después de tanta visita cultural toca relajarse y reponer fuerzas para continuar después. Es hora de comer y te apetece restaurante, ya que eso de las tapas ya lo has entendido con tu experiencia culinaria de ayer. Como se dice popularmente, quieres sentarte a la mesa y no sabes por dónde empezar. ¡No te preocupes! Estos son algunos de los mejores restaurantes de Almería: el Asador del Torreluz, especializado en carnes a la brasa y al horno; La Gruta, que también destaca por sus carnes a la brasa; Salmantice, famoso por sus carnes avilesas y castellanas, o el Restaurante-tetería Almedina, al pie de la Alcazaba de Almería, de exquisita comida marroquí.

17:00 horas

¿Quieres seguir conociendo la historia de Almería? Pues visita indispensable para todo viajero que pisa nuestra ciudad es la Alcazaba de Almería y las Murallas del Cerro de San Cristóbal. Sí, sí, con más más de mil años de historia, aquí podrás comprobar por ti mismo cómo se fundó la ciudad de Al-Mariyya Bayāna (Almería) por el califa Abd al-Rahmán ibn Muhámmad, conocido como Abderramán III. Además, desde esta fortaleza podrás contemplar una vistas increíbles de la capital y del puerto de la ciudad.

19:00 horas

¿Agotado/a? Pues entonces lo mejor será que hagas un kit-kat y disfrutes de un relajado café o merienda en los lugares más míticos de la ciudad, donde podrás saborear un buen dulce. Por ejemplo, en la Confitería Capri, La Dulce Alianza o en el clásico Café Habana de Cristal. Pero además, después de todo esto, y aunque parezca muy redundante, es de casi obligatorio cumplimento que conozcas el célebre Quiosco Amalia. Aquí pide “un americano” (es algo parecido a un café caliente, pero con licor), cuya elaboración es un secreto de la casa. Te gustará.

20:00 horas

Hora de hacer tiempo hasta la cena. ¿Has visitado ya la Plaza Vieja o Plaza de la Constitución? ¿Y la Rambla Belén? ¿O el Cable Inglés? No te pierdas estos lugares, quedan muy cerca los unos de otros y tranquilamente podrás pasear por aquí aprendiendo un poquito más de esta ciudad.

21:00 horas

De nuevo toca cenar. En esta ocasión te recomiendo bares de moda donde las tapas quedan un poco a un lado dándole paso a elaboraciones y platos mucho más modernos. Almería y alrededores en los últimos años le han abierto las puertas a lugares como Motown SoulFood, la Takeria Canalla en Aguadulce, Naturak Burger, Tapas & Gin o Goiko Grill entre otros. ¿Eres todo un clásico o te gusta probar nuevas experiencias?

22:00 horas

Mi recomendación para el sábado noche es que consultes la agenda cultural de la ciudad y no te pierdas la gran variedad de eventos y actividades que te puedes encontrar en los distintos espacios culturales, como por ejemplo en el auditorio Maestro Padilla, en el Teatro Apolo o en el Teatro Cervantes, donde shows y espectáculos de todo tipo (teatro, monólogos, musicales, conciertos…) están cada vez más presentes para entretener tanto a visitantes como a oriundos.

Domingo

10:00 horas

Empieza el domingo con otro clásico desayuno almeriense: los churros con chocolate. Podrás degustarlos en muchas cafeterías y churrerías de la ciudad. Hay una costumbre bastante arraigada en Almería: ir los domingos al mercadillo de El Alquián, comerlos allí y de paso aprovechar para comprar algo. Aunque también los encontrarás en la mayoría de mercadillos de otros barrios y pueblos, no solo en este.

12:00 horas

Tu escapada almeriense está llegando a su fin, pero antes de marcharte, para despedirte de esta ciudad como se merece, te voy a dar dos sugerencias: una es que si hace buen tiempo y no hace viento disfrutes el tiempo que te queda en Almería relajándote en cualquier playa del Parque Natural del Cabo de Gata, por ejemplo en la playa de San Miguel, la de Las Salinas o la de La Fabriquilla. No quedan muy lejos de la capital, a menos de 40 kilómetros.

Pero si hace día de viento y aún no te apetece estar en la playa, otro lugar característico de Almería es el Desierto de Tabernas. Para este caso puedes hacer cualquier ruta a pie entre ramblas, cañones y cárcavas, o bien disfrutar de espectáculos del oeste a plena luz del día en el poblado del Mini-Hollywood metiéndote en la piel de un verdadero vaquero del oeste americano. En estas instalaciones también hay una reserva zoológica con más de 800 animales de 200 especies diferentes en donde podrás encontrar cebras, cocodrilos, monos, hienas, guepardos, flamencos, tortugas, linces, tigres, etc. Todo esto a menos de 50 kilómetros de la ciudad.