1. El Chel

En Yucatán a los rubios no les llamamos rubios, ni tampoco güeros como en el resto del país… en Yucatán les decimos Chel.

A photo posted by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

 

2. Puruxón (pu-ru-shón)

Si tienes pancita un poco voluminosa, o de plano se ha vuelto tu principal característica, los yucatecos jamás heriríamos tus sentimientos llamándote panzón… Te diremos Puruxón. ¿No suena mucho mejor?

A photo posted by L.c.c Mario Herrera (@dzereco) on

 

3. Ts’ auayak (tsa-ua-yac)

Si eres delgada y estás en Yucatán, puede ser que te llamen Ts’ auayak …pero flaca jamás.

 

4. Mulix

Si tienes el cabello rizado, para nosotros eres Mulix. Si creciste en Yucatán tus papás habrán dicho llenos de orgullo “tenemos una mulixita o mulixito”.

A photo posted by yucabina (@yucabina) on

 

5. La dzipona

Una muchacha muy guapa y curvilínea, está dzipona…

A photo posted by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

 

6. Ts’ iris (Dsi-riz)

Chiquito, pequeño… los niños en los hogares yucatecos son Ts’iriz.

 

7. Nohoch

Por otro lado, si eres muy grande te llamarán nohoch (también aplica para la comida, una nohoch torta es una torta muy bien servida).

 

8. Chino

Este apodo no viene del maya pero está tan arraigado que pareciera serlo, es muy cariñoso y aplica para cualquiera… “¿Cómo estás, chino?” te preguntarán tus amigos…

 

9. Boxito (Bo-shi-to)

Este es un apodo clásico… viene de box “negro”, sería algo así como negrito… es un apodo muy popular.

A photo posted by Pedro Gomez (@pe_gomez) on

 

10. El Chiwó

Si no eres muy agraciado, entonces puede que te llamen Chiwó (tarántula)… pero sólo si son tus verdaderos amigos.

A photo posted by Milan Bozic (@boza888) on