El arte mesoamericano tiene mucho más valor que el puramente estético, es una ventana a la cosmogonía de las culturas ancestrales de México y una gran herramienta para conocer nuestro pasado y entender mejor nuestro presente. Las grandes obras que tanto mayas como mexica dejaron para la posteridad son objeto de fascinación e inspiración que no sólo atañe a los arqueólogos. Muchos artistas contemporáneos también se nutren con las ideas y el simbolismo de los antiguos habitantes de América.

Esteban Setién —de Tehuacán, Puebla— es un artista plástico cuya obra está llena de elementos correspondientes a diversas culturas alrededor del mundo. Como buen mexicano, le ha guardado un lugar especial a los elementos mesoamericanos y algunas de sus obras más importantes son fieles reproducciones de piezas clave de las sociedades más avanzadas del México antiguo.

Aquí podemos ver una reproducción de la Piedra del Sol, un monolito donde se vierte toda la cosmogonía y la sabiduría mexica. La obra de Esteban es rica en detalles y rescata todo el contenido asociado a este imponente calendario ¿A poco no se les antoja como para adornar su sala?

Y qué tal esta excelente reproducción de la lápida del Rey Pakal. Esta lápida —proveniente de Templo de las Inscripciones en Palenque— representa el descenso de Pakal al inframundo y su renacimiento como una entidad divina. Es una de las piezas más reconocidas de la cultura maya a nivel mundial y el trabajo de Esteban le hace toda la justicia que se merece.

Esteban también se especializa en diseños para tatuajes originales. Su obra está llena de misticismo y tanto la simetría como la fuerza de la mirada son elementos importantes de su trabajo. Así que ya lo sabes, si tienes un tatuaje en mente y estás interesado en incorporar elemento de culturas antiguas, ¡vete poniendo en contacto con él!

Conoce más de la obra de Esteban a través de su Facebook.