Crédito: Sarai Garcia

La gastronomía oaxaqueña es muy extensa y rica, y cada una de nuestras ocho regiones cuenta con diferentes platillos, bebidas y postres originales. Y aunque muchos restaurantes del país y del mundo ofrecen “comida oaxaqueña”, solamente puedes disfrutar de estos platillos si los comes en Oaxaca.

 

Salsa de chicatanas

Crédito: JAVIER CRUZ

Es un alimento exótico que sólo se puede disfrutar al inicio de temporada de lluvias ya que las chicatanas (hormigas voladoras) solo aparecen en esas fechas. La salsa se prepara con las chicatanas previamente lavadas y tostadas al comal. Enseguida se muelen con sal, ajo, agua y chile de árbol o costeño. ¡Deliciosas!

 

El nicuatole

Es un delicioso postre tradicional a base de maíz que se ha elaborado en la comunidad de San Agustín Yatareni desde el año 1945. Su sabor original es de leche y, poco a poco, se han agregado diferentes sabores, como fresa, coco, nuez, piña y tejate. El nicuatole tradicional lleva maíz, leche, canela, azúcar, agua y azúcar roja para su decoración. Su consistencia es parecida a la gelatina y su sabor es único. En el mes de agosto realizan la Feria del Nicuatole y el Maíz, donde se puede probar en sus diferentes sabores.

 

Empanadas de Amarillo de San Antonino Castillo Velasco

Estas empanadas son preparadas con una mezcla de chile guajillo, masa de maíz, pollo, cilantro y otros ingredientes que las hacen únicas por la consistencia que se forma en el relleno. Se acompañan con rajas de chiles de agua, cebolla y limón. En los diferentes mercados de la ciudad se encuentran señoras que venden estas ricas empanadas.

 

El tejate

San Andrés Huayapam es la cuna de esta bebida ancestral considerada «la bebida de los dioses». Su elaboración tiene como principales ingredientes la flor o rosita de cacao, el maíz y el cacao. En la comunidad de donde es oriunda la bebida, se realiza la Feria del Tejate donde mujeres expenden además de tejate, algunos postres como: panes, galletas, nicuatole y nieve, todo a base de tejate. Se piensa que en zapoteco la palabra tejate es cu’uhb . Sin duda es una bebida refrescante y deliciosa que debes probar. La encuentras en los diferentes mercados de los Valles Centrales de Oaxaca, ¡no te la pierdas!

 

Las memelas con asiento

Las memelas son tortillas de maíz elaboradas a mano. En su preparación se les unta asiento, frijol y queso; también pueden llevar carne o algún guiso. Asiento es el sedimento de la manteca de cerdo que se utiliza en la elaboración del chicharrón y los viuces. Se unta en las tlayudas, memelas (que a diferencia de los sopes o huaraches de otros Estados, éstas si llevan asiento y por eso su sabor es incomparable) y en los chochoyotes que son las pequeñas bolitas de masa que lleva la sopa de guías. El sabor del asiento le da un toque diferente y muy rico a estos alimentos.

 

Pan de yema

Crédito: Sarai Garcia

Este es definitivamente uno de los favoritos. Su sabor y su aroma son sencillamente deliciosos, pues dentro de sus ingredientes se encuentran la mantequilla, las semillas de anís y el ajonjolí. Sin duda se hace una mezcla muy rica al disfrutarlo con un chocolate oaxaqueño o un aromático café.

Crédito: henrivzq

 

Nieves oaxaqueñas

Una gran variedad de sabores hacen únicas a las nieves de Oaxaca. Las encuentras desde beso oaxaqueño (piña, coco, zanahoria, nuez) leche quemada con tuna, mamey, zapote, sorbete, nanche, pétalos de rosa y hasta de mezcal o chapulines. En la ciudad de Oaxaca las venden en diferentes mercados y en el jardín Sócrates junto a la basílica de la Soledad se encuentran varios negocios que expenden las nieves en sus diferentes sabores, y que además puedes acompañar con los dulces típicos.