El Caminito del Rey quiere dar un paso al frente. Convertido ya en la referencia turística del interior de la provincia de Málaga, ahora quiere convertirse en patrimonio mundial. Por eso ha lanzado una candidatura que busca recabar apoyos para conseguir su objetivo. El nuestro ya lo tiene. Porque no hay ni uno ni dos, sino muchos motivos para hacerlo.

1. El recorrido completo del Caminito del Rey es de casi 8 kilómetros


Y es de esos sitios que no te pueden contar: hay que vivirlos.

2. El paseo de vértigo impresiona


Pero mucho más cuando se cruza un puente que alcanza los 100 metros de altura sobre el río Guadalhorce, que fluye por debajo y que ha sido en buena parte el que ha ido excavando, con paciencia de millones de años, el increíble cañón.

3. Los paisajes del recorrido son espectaculares

La roca caliza, el pinar y la vegetación mediterránea tiene aquí uno de sus mejores exponentes.

4. La fauna que vive en el entorno del Caminito del Rey también hace especial al lugar

Un centenar de buitres leonados reside en la zona, pero entre las aves también hay halcones peregrinos o águilas reales. La cabra montesa es uno de los mamíferos más fáciles de ver, como el jabalí. Pero también hay zorros, garduñas o tejones, entre otros muchos animales.

5. No es solo el Caminito del Rey

La candidatura del Caminito del Rey como patrimonio mundial se complementa de otros siete hitos. Uno de ellos es las presas de El Chorro y Gaitanejo. A pesar de ser un embalse, ofrece panorámicas preciosas.

6. En El Chorro, además, se pueden practicar deportes acuáticos


Con buen tiempo, siempre se agradece un refrescante baño.

7. La cueva de Ardales es otro de los puntos más importantes de la candidatura

No en vano, tiene algunas de las pinturas rupestres más antiguas del planeta: están datadas en algo más de 65.500 años, como recogió una publicación en la revista Science en 2018.

8. En total, la cueva de Ardales cuenta con 253 paneles decorativos que incluyen 1.010 motivos prehistóricos

Hay representaciones humanas, pero también ciervos, caballos o incluso peces.

9. Fiestas en el siglo XIX

La gruta, que se puede visitar bajo cita previa, acogió fiestas flamencas y cotillones de Nochevieja en el siglo XIX, cuando la sevillana de origen alemán Trinidad Grund la explotó turísticamente. Toda una adelantada a su tiempo.

10. Otro de los lugares que fundamentan la candidatura es la vieja ciudad de Bobastro

Fue fortaleza de Omar Ibn Hafsun, un rebelde que puso en jaque al califato de Córdoba, llegando a dominar buena parte de lo que hoy es Andalucía.

11. Tan rebelde fue que, además de militarmente, desafió al califato construyendo una iglesia rupestre

Aún se puede ver y es, sin duda, uno de los atractivos más interesantes de la visita a las ruinas de lo que un día fue Bobastro.

12. El entorno del Caminito del Rey también acoge la necrópolis del cerro de las Aguilillas

Es un conjunto de siete tumbas excavadas en la roca hace más de 4.000 años y donde se han encontrado restos de medio centenar de pobladores neolíticos.

13. La gastronomía también es digna de mención


La zona, con bellos paisajes y una energía especial, cuenta también con una interesante gastronomía. Entre sus restaurantes destaca el complejo turístico La Garganta, donde comer platos de cuchareo local y buenos vinos locales…

14. …O también una cerveza artesanal que lleva por nombre Caminito del Rey

15. La zona, en definitiva, está llena de lugares atractivos que, por qué no, también se pueden recorrer en bicicleta