Crédito: hgomezherrero

Madrid, capital de España, ciudad con personalidad donde las haya. Urbe de pícaros, artistas y turistas. Un lugar único en el mundo que se deja descubrir a través de sus canciones.

 

 

 

 

‘Pongamos que hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina

Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, sitúa don Joaquín Sabina Madrid. En sus calles, plazas y monumentos ha situado el mítico cantautor español sus personajes en más de una canción. Tanto su Yo me bajo en Atocha (yo me quedo en Madrid), como su Pongamos que hablo de Madrid son auténticas declaraciones de amor a la ciudad. Esta última gusta tanto que no pocos grupos que han venido después la han querido versionar. Es el caso de Porretas que no dudó en darle un toque cañero y en meterse en el metro para hacerle un videoclip.

 

‘Un año más’, de Mecano


Muchos son los momentos especiales e irrepetibles que se pueden vivir a lo largo del año en Madrid. El primero de todos tiene lugar en la Puerta del Sol, donde cada 31 de diciembre se congregan miles de personas. Ataviados con matasuegras, serpentinas y copas de champán, esperan la llegada del nuevo año que, al mismo tiempo, se retransmite en directo desde allí a todo el país.Mecano, un grupo emblemático de la movida madrileña, cuenta como nadie cómo es esa noche mágica.

 

‘La Puerta de Alcalá’, Ana Belén y Victor Manuel

El Arco del Triunfo que es la Puerta de Alcalá, ese que ahí está viendo pasar el tiempo, bien podría ser perfectamente uno de los corazones de Madrid. No hay español que no conozca el monumento y, mucho menos, que pueda pasar junto a él sin recordar (y cantar) la canción con la que en su día Ana Belén y Victor Manuel la hicieron famosa. De pronto me paro, levanto la vista y me encuentro con ella, es el pan nuestro de cada día para todos aquellos que visitamos el Parque del Retiro entrando por Alcalá.

 

‘Te dejo Madrid’, de Shakira

No todas las canciones sobre Madrid son grandes clásicos. Algunas ni siquiera son buenas canciones, pero el hecho de que las cante una artista de renombre internacional nunca viene mal. Al fin y al cabo, Madrid es una ciudad muy abierta al turismo, aunque este turismo venga a vestirse de torero, asistir a corridas y tirarse la juerga padre. Eso es lo que parece que hizo la colombiana Shakira antes de largarse de la ciudad, como cuenta en su oscuro videoclip en el que no faltan toros, tijeras gigantes y vestidos ceñidos. Sin comentarios.

 

‘Malasaña’, de Juan Perro

Dile moderno, dile rebelde, dile hipster. Dile lo que te de la gana porque a Malasaña no le va a importar. A uno de los barrios más cool de Madrid le canta Juan Perro. Casi en el centro de la ciudad, a pocos metros de Gran Vía, se encuentra esta suerte de gueto de artistas y maleantes, lleno de garitos para tomar tequila, cerveza y lo que haga falta, no pocas veces hasta altas horas de la madrugada. Bicis y barbudos caminan por sus calles empedradas repletas de cafés y comercios curiosos. Su Plaza del 2 de Mayo es uno de sus rincones más populares.

 

‘Madrid’, de Pereza

Si hay unos rockeros que pasean con orgullo el nombre de Madrid en nuestros días, esos son Pereza. Los de la Alameda de Osuna han compuesto un tema que lleva su nombre y que adoran cantar en todo el país, especialmente en Barcelona, porque dicen que les da mucho “morbo”, en el mejor sentido de la palabra. Es tanto el apego que le tienen Ruben y Leiva a su ciudad, que hasta se han atrevido a dedicarle una canción a sus chicas, o a una chica de ellas. Cada uno que entienda como quiera Lady Madrid.

 

‘Calles de Madrid’, de Quique González

Varias son las letras que este poeta con guitarra le ha dedicado al Madrid que ha vivido. En Calles de Madrid aparece ese Madrid canalla por el que todo el mundo debería dejarse caer al menos una vez en la vida, el que duerme poco y bebe demasiado. Las Ventas y Chamberi están en el tema de un artista que en más de una ocasión ha sido visto subiendo y bajado Gran Vía como un policía local sin la compañía de su pequeño rock and roll.

 

‘Madrid’, de La Fuga

Y es que no todos le encuentran la cara festiva a la ciudad. Al menos no a todas horas. Los forasteros que llegan hasta aquí en busca de fortuna y la acaban haciendo suya, no pocas veces la encuentran fría, oscura, melancólica. Por lo menos a ratos. Así es el Madrid de los chicos de La Fuga, un lugar en el que su desamor reaparece para pincharles los talones tras el subidón inicial que suele dar de entrada la capital española.

 

‘Bailando por ahí’, de Juan Magán

Tristezas aparte, para muchos Madrid es sinónimo de fiesta. De mucha, mucha fiesta. Y quien no guste del ambiente alternativo de Malasaña y Tribunal, mejor hará en dejarse caer por alguno de los clubs de Gran Vía o Castellana. Si es muy guiri, Huertas le encantará. Por Gran Vía precisamente pasean las mujeres del Bailado por ahí de Juan Magán. Todas, sin excepción, van por la calle provocando al personal -con la Puerta de Alcalá, el Edificio de Correos y el Capitol de fondo-.

 

‘Aquí no hay playa’, de Los Refrescos

Si el Pongamos que hablo de Madrid de Sabina es una declaración de amor, el Aquí no hay playa de Los Refrescos es la autocrítica que le hacen unos rebeldes sin causa a su ciudad. Un ‘nos reímos de nosotros mismos porque por muy chulos que seamos al llegar agosto, vaya, vaya, aquí no hay playa’. Corralas, Ateneo, el Oso, el Madroño, los cines, los teatros, los museos y hasta los políticos de una época se asoman a su letra. Ni con esas. La playa aún no ha parecido por Madrid. Llegado el verano, sus sufridos ciudadanos cuentan las horas que quedan para que llegue el fin de semana y escaparse a la costa, la que sea, da igual. Lo importante es llegar al mar. Si ponen este temazo en un bar se desatará la locura colectiva. Prepárate a cantar.

 

BIS. ‘Madrid’, Lola Flores y Agustín Lara

Pero por muchos cambios y gentes que lleguen, por mucho que varíe o se modernice, por muchas obras que se hagan en su interior, Madrid seguirá siendo también la ciudad de los chulapos y las chulapas, de los gatos y las gatas. Seguirá siendo tierra de cañas, bravas y verbenas; de Lavapiés, Las Vistillas y Vallecas; la del Chicote y el Café Gijón. La cuna del chotis a la que le cantaban Lola Flores y Agustín Lara. Pase lo que pase, Madrid ha sido, es y será un lugar que deja huella en aquel que lo visita. Un sitio hecho de muchos con los brazos abiertos a todos.

También puedes escuchar estas canciones en nuestra lista de Spotify: