Si estás considerando tomar un crédito hipotecario y endeudarte a 30 años para comprar una casa, quizás deberías considerar mudarte a Japón. Para evitar que algunas casas en buenas condiciones se deterioren y terminen en ruinas, algunos pueblos y propietarios japoneses están ofreciendo casas abandonadas de manera gratuita, o vendiéndolas por muy poco dinero. Quizás te sorprenda la noticia, pero hay muchas construcciones abandonadas en las afueras de las grandes ciudades japonesas: 8 millones de casas, de acuerdo a un reporte del gobierno de 2013.

En parte, el número de casas abandonadas está relacionado al envejecimiento poblacional de Japón. Hay pocos jóvenes en condición de comprar las casas de las personas mayores que hoy viven en hogares de ancianos o que han fallecido. Y los jóvenes, a su vez, tienen hijos a una edad más avanzada, por lo cual se prolonga el momento de su vida en el que necesitan adquirir una casa. Además, hay una superstición japonesa que agrava la situación. Las propiedades donde sucedieron suicidios, asesinatos, o “muertes solitarias” son consideradas de mala suerte. De hecho, hay un sitio web llamado Oshimaland donde se enlistan las casas a ser evitadas.

Muchos propietarios simplemente no tienen otra opción que entregar las casas gratuitamente, y algunos gobiernos locales ofrecen subsidios a los nuevos propietarios que vayan a realizar renovaciones en los hogares. Akiya banks son los bancos de datos de casas abandonadas en venta, usualmente organizados por región. La mayoría de estos bancos de datos contienen información de casas que se entregan de manera gratuita o que se venden por poco dinero. Así que si quieres ir a probar suerte a Japón, este es el momento.

Vía: Culture Trip. Puedes leer esta noticia en inglés haciendo clic aquí.