Te equivocas si creías que Almería tiene poco más que ofrecer aparte de su sol, sus playas y su desierto. Esta pequeña provincia —por fuera, pero muy grande por dentro— en los últimos años está experimentando un gran crecimiento en todos su ámbitos: es la Huerta de Europa, con el mayor volumen de exportación de hortalizas y verduras, la Capital Española de la Gastronomía 2019… Y no podía faltar la producción de cerveza artesanal propia. Así que, amantes cerveceros y cerveceras, no os perdáis estas 10 cervezas almerienses.

1. Cervezas El Cabo

Elaboradas con productos nacionales, algunos de ellos almerienses como el agua de la sierra de Enix, Cervezas El Cabo nació en el año 2012 en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en concreto, en el valle de Rodalquilar. Desde entonces esta pequeña producción artesanal de cerveza no ha hecho nada más que crecer ofreciendo diferentes variedades para todos los gustos y paladares, como por ejemplo El Cabo Abadía, al estilo Belgian Dark Strong Ale con gran sabor y aroma; El Cabo Selecta, elaborada a base de una selección de maltas tostadas, o El Cabo Pale, con matices cítricos y florales.

2. Cervezas Origen 1905

Fabricadas por el Grupo Indalo, estas cervezas cuentan con una gran tradición heredada de una pequeña empresa familiar fundada en 1969 que se dedicaba a la comercialización de diferentes bebidas en la provincia de Almería. Entre sus variedades destacan: la Origen 1905 de estilo Ale y elaborada siguiendo la Ley de pureza de 1516 fundada por Guillermo IV de Baviera en la que se establecía que la cerveza solo se debía elaborar con agua, cebada malteada y lúpulo, la Origen Stout cerveza negra con espuma densa y con notas de chocolate y café ideal para tomar sola como copa, y la Origen Black IPA, entre otras, también negra, muy lupulada y con fuerte cuerpo y aroma a flores.

3. Cervezas Alborán

Cervezas ecológicas cien por cien almerienses cuyos cultivos se cosechan también en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Sin pesticidas ni herbicidas ni ningún tipo de compuesto químico. Además, su fábrica, a 20 kilómetros de la capital y antes de llegar a la población de Pujaire, ofrece la posibilidad de visitarla de forma totalmente gratuita con degustación de una caña y una visita guiada por sus instalaciones y por sus cultivos. Las Cervezas Alborán están elaboradas con flor de distintas variedades de lúpulo y agua desalada del mar de Alborán.

4. Cervezas La Cala

Se trata de una empresa joven creada en 2013. Su rápido crecimiento ha hecho que sus cervezas se encuentren distribuidas en diferentes puntos de la geografía española. El Grupo La Cala tiene tres tipos de cervezas: una triple, una doble y una APA (American Pale Ale). Se elabora de forma artesanal en pleno corazón de la Alpujarra almeriense con malta alemana y agua de Laujar de Andarax, procedente de Sierra Nevada. Algunas de ellas son La Cala trigo, de estilo alemán; La Cala triple, rubia y cítrica; La Cala Doble, tostada, o La Cala WITBIER de trigo, al estilo belga.
Web:

5. Cervezas Faro

Artesanas y elaboradas siguiendo también la Ley de pureza de 1516 de Guillermo IV de Baviera. Cervezas Faro se trata de una cerveza rubia, suave, con ligeros matices cítricos y de fermentación alta de estilo Ale. Como lema tiene «Rubia y Roquetera», ya que está inspirada en el faro del municipio de Roquetas de Mar.

6. Cervezas de Los Filabres

Elaboradas en el corazón de la sierra de Los Filabres, en la población de Velefique, estas cervezas nacen en el año 2012 recuperando estilos de elaboración tradicionales y poco habituales en los mercados almerienses. La fermentación y maduración de estas cervezas se da a 950 metros de altura y para su elaboración usa agua de la propia sierra; la altitud, la temperatura y el agua proporcionan un proceso de elaboración idóneo. Entre sus cervezas encontramos la Filabres Red Ale, con sabor a malta tostada y toques caramelizados; la Filabres Belgian Pale Ale, con diferentes sabores de malta y con toques especiados, y la Filabres Baltic Porter, al estilo Porter con sabor a malta tostada y con toques finales de chocolate y café.

7. Cervezas Riots Beer


Estas cervezas nacen bajo el umbral de la tienda Riot Cinema Shop, una tienda familiar en el centro de la capital almeriense vinculada al mundo de la gran pantalla que ahora elabora sus propias cervezas. Con diseños ambientados en el cine de todos los tiempos, Cervezas Roits Beer ofrece entre sus variedades: las Riots Beer Western Mixtas, con aroma maltoso y con tonos afrutados; las Riots Beer The Beerfather, con aromas florales de sabor fuerte, con cuerpo y densa; las Riots Beer The Clockwork Beer, con ingredientes ecológicos certificados y con olor a cebada fresca, o las Riots Beer Leboswki, entre otras, también de paladar fuerte y con mucho cuerpo con toques afrutados y con aroma a cítricos.

8. Cervezas El Chato

Esta cerveza nace de la mano de Restaurantes La Tahona, que ahora elaboran su propia cerveza artesanal tostada con un toque a mandarina. La sirven de forma exclusiva en sus restaurantes y tiene un sabor único e inconfundible que la hace muy especial.

9. Cervezas La Virgitana


Cervezas cien por cien artesanales, naturales y sin pasteurizar procedentes del municipio de Berja, antigua Vergis en época romana, a los pies de la Alpujarra almeriense en la sierra de Gádor. Estas cervezas ofrecen dos variedades: La Virgitana Rubia, al estilo blonde ale con toques cítricos, tropicales y florales, con aroma afrutado y amargor ligero; y La Virgitana Castaña tostada, con toques de caramelo en boca y con aroma con matices resinosos y florales.

10. Cervezas Far West


¿Cómo no iba a ver una cerveza artesana almeriense inspirada en el lejano oeste? Estas cervezas artesanas nacen en el año 2009 en la comarca de Níjar, pero no es hasta el año 2011 cuando se abre al mercado de la cerveza almeriense. Fabricadas íntegramente en la provincia de Almería, se elaboran con procesos manuales o con poca ayuda automatizada, respetando los ingredientes y los tiempos de maduración y fermentación. La producción de esta auténtica Cerveza Western, como ellos se definen, tiene ocho variedades. Algunos ejemplos son la Far West Golden Star, cerveza rubia y ligera con aromas a malta Pilsen y con toques ligeramente dulces; la Far West Black Diamond, cerveza negra con cuerpo y amargor equilibrado y elaborada con maltas oscuras; la Far West Wild Apa, con aroma a cítrico y herbal procedentes de lúpulos americanos, y la Far West Desert Wheat, a base de trigo y con aromas de lúpulos alemanes.